POR UN 8 DE MARZO COMBATIVO Y EN LAS CALLES ¡LAS MUJERES PARAREMOS EL MUNDO!

Este 8 de marzo las mujeres de más de 30 países pararemos el mundo al movilizarnos conjuntamente en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Esta medida surge por el recrudecimiento de la violencia y los crímenes contra las mujeres y el retroceso de nuestras conquistas en todo el mundo como respuesta de los capitalistas a la profundización de su crisis mundial.

8 de Marzo, una conquista de las mujeres socialistas
Este 2017 se cumplen 107 años desde que la dirigente socialista Clara Zetkin propusiera en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, proclamar un Día Internacional de la Mujer trabajadora como jornada de lucha para conquistar mejores condiciones de vida para todas las mujeres de la clase trabajadora del mundo. Este 8 de marzo las mujeres reivindicamos el carácter histórico de este día con una jornada de lucha en las calles para exigir mejores condiciones de vida para la mitad de la humanidad

El paro internacional de mujeres de este 8 de marzo de 2017 tiene como antecedente inmediato la movilización de mujeres en Polonia en octubre 2016 contra un proyecto de ley que propuso introducir la penalización del aborto; asimismo tiene como antecedente el paro del 19 de octubre en Argentina ante la represión que vivieron las compañeras en el marco del Encuentro Nacional de mujeres, movilización que fue apoyada y replicada por diversos países de América Latina.
Esta jornada también tiene un antecedente inmediato en enero del 2017, cuando en Estados Unidos las compañeras se movilizaron de forma multitudinaria para enfrentar al recién llegado Donald Trump con sus políticas misóginas y xenófobas bajo el brazo, en el segundo día de su mandato.

En todo el mundo, estas grandes movilizaciones refrendan la importancia de la movilización y organización de las mujeres a nivel internacional, en la lucha por nuestra emancipación y frente a las políticas conservadoras que buscan cancelar nuestros derechos.Cartel8M

¡En México, nosotras paramos!
En nuestro país, la jornada por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora está enmarcada por un profundo retroceso en los derechos y conquistas de movimientos de mujeres, de la mano con la puesta en marcha de las llamadas Reformas Estructurales de Enrique Peña Nieto. Los casos de feminicidio aumentan de forma espantosa y exponencial, teniendo al Estado de México como el máximo exponente que ya rebasó en casos de mujeres asesinadas, desaparecidas y acosadas. A Ciudad Juárez, entidad del norte del país que por primera vez dijo al mundo el horror y la envergadura de los crímenes contra las mujeres en México.

Por otro lado, la iglesia embiste frontalmente atentando contra los derechos democráticos de las mujeres y comunidades sexodiversas, criminalizando nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y nuestra libertad a decidir sobre nuestro cuerpo; levantando verdaderas campañas de odio que tienen como principal consigna refrendar el derecho patriarcal a decidir sobre nosotras en todos los ámbitos.

Por otro lado, la participación de las mujeres en la vida laboral de este país, si bien ha incrementado cerca de 5%, no ha sido así en términos de derechos laborales; los esquemas de trabajo son constantemente rígidos y desiguales para las mujeres respecto a los hombres. Esta condición se profundizó con la puesta en marcha de la Reforma Laboral que no sólo nos arrebata derechos conjuntamente como clase trabajadora, sino que también nos invisibiliza como mujeres.

Las mujeres campesinas, indígenas, afrodescendientes, trabajadoras, estudiantes, migrantes y amas de casa, estamos viendo frente a nosotros cómo se mutilan nuestros derechos y libertades, cómo las relaciones sociales imperantes se vuelven cada vez más desiguales y cómo la única respuesta para nosotras es la precariedad, el abandono institucional y la muerte.
Las políticas fascitizantes del gobierno emanado del Pacto Por México, el gobierno del régimen PRI-PAN-PRD, de Enrique Peña Nieto, irrumpe de forma transversal y violenta en el conjunto de los explotados y los oprimidos, dejando caer su martillo de forma más fuerte y contundente contra las mujeres, excluyéndonos, invisibilizándonos y asesinándonos.

Organizarnos y movilizarnos para hacer frente a la barbarie
Los ataques al conjunto de conquistas de la clase trabajadora, así como la implementación de las llamadas Reformas Estructurales de Enrique Peña Nieto, que no son más que los lineamientos neo coloniales dictados por Washington, están siendo resistidos por el pueblo trabajador y oprimidos por todos lados del país.

Estamos a un mes de que las movilizaciones populares pusieron freno a la programación del aumento a los precios de los combustibles para el mes de febrero, programada por la Secretaría de Hacienda. Las multitudinarias protestas realizadas a lo largo de la república mexicana han demostrado dos cuestiones trascendentales para la lucha política actual: 1) Las falacias del gobierno de EPN sobre el movimiento del precio de los combustibles y las mentiras con las que se manipuló a la opinión pública para aprobar la Reforma Energética; y 2) Que la única manera de frenar cualquier política del régimen actual que atente contra las mayorías empobrecidas por décadas de políticas neoliberales, es mediante la protesta social en las calles, la cual debe ser constante y masiva.

Por ello es fundamental reconstruir y poner de pie al movimiento nacional de mujeres, que unifique los reclamos y las luchas de todas las compañeras a lo largo y ancho de la República Mexicana; un elemento ausente de profundo carácter estratégico para el triunfo de nuestros reclamos que deberá fortalecer la unidad de las trabajadoras y de las explotadas con nuestros hermanos de clase en una lucha común por la caída del gobierno del Pacto por México y el retroceso de las Reformas Estructurales.

Es un imperativo histórico organizarnos como sector para luchar de forma unificada por nuestros reclamos, así como llamar al conjunto de la clase trabajadora a luchar por lo que nos han arrebatado y por un mejor futuro para todas y todos. Saldremos a las calles contra el régimen de explotación, contra la entrega y privatización de nuestros recursos naturales y la industria energética, contra la precarización laboral, la diferencia salarial, el ajuste, los despidos y por la defensa de los derechos conquistados, que el gobierno y las patronales atacan para implantar un régimen de flexibilización laboral.

Este 8 de marzo pararemos contra las redes de trata que operan abiertamente en el país con la complicidad de los cuerpos de represión del Estado, miembros de la casta gobernante y pomposos empresarios; todos ellos enrolados en uno de los negocios más lucrativos que tiene presas a millones de mujeres en México y el mundo y que en nuestro caso se acrecentará a partir de la “guerra contra el crimen organizado” de Felipe Calderón.

El 8M nosotras y nosotros decimos ¡ni una menos! y exigimos justicia por los miles de crímenes cometidos contra las mujeres en todo el país y el mundo entero; por las más de 4 mil mujeres violadas al año en México, denunciando que en este país se asesina a 7 mujeres al día; solidarias y combativas con nuestras hermanas de clase en todo el mundo. ¡Por el fin de las violencias machistas y del capitalismo!

Por eso este 8 de marzo, las Rosas Rojas junto a nuestros compañeros, nos uniremos al paro internacional de mujeres y saldremos de manera organizada a las calles para denunciar esta estructura que nos oprime de forma sistemática. Nuestro mensaje representa el testimonio histórico que con toda claridad manifiesta que no seguiremos perpetuando este sistema y que no pararemos hasta que dejemos de ser oprimidas, pero también, que no pararemos hasta que dejemos de ser explotadas porque el género nos une, pero la clase nos divide.

¡Por un 8 de marzo combativo y en las calles!
¡Nosotras también paramos!
¡Abajo las Reformas Estructurales!
¡Abajo el gobierno feminicida de EPN!
¡Alto al trabajo precario y la flexibilización laboral!
¡Trabajo igual, salario igual!
¡Por un salario acorde a la canasta básica!
¡Alto a las redes de trata y a los feminicidios!
¡Vivas nos queremos!
¡Por una maternidad libre y voluntaria!
¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar, aborto libre y gratuito para no morir!
¡Por la despenalización del aborto en todo México, América Latina y el mundo!
¡Las mujeres luchando y el mundo transformando!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s