ASISTENCIA DE ROSAS ROJAS A LA PRIMERA REUNIÓN DEL FRENTE FEMINISTA NACIONAL

Del 31 de marzo al 2 de abril de 2017 se realizó en la Ciudad de Querétaro la Primera Reunión del Frente Feminista Nacional (FFN), a la que asistió una comisión del sector mujeres feministas socialistas Rosas Rojas perteneciente al Grupo de Acción Revolucionaria (GAR).

Este evento contó con la presencia de alrededor de 500 mujeres de 29 estados de la República, en su mayoría dirigentes de instituciones gubernamentales, militantes de partidos políticos y de organizaciones de la sociedad civil. Es importante resaltar que esta iniciativa se realizó a poco más de un año de que inicie el proceso electoral para la presidencia del país, en un terreno sociopolítico muy álgido, en donde el FFN seguramente se posicionará electoralmente con la consigna de “construir una fuerza política nacional organizada que afronte al avance de las fuerzas conservadoras y que demande y exija el respeto a los derechos conquistados por nosotras”, lo cual reduce sus alcances y perspectivas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nuestra caracterización es que el FFN es un espacio que representa la institucionalización del feminismo en México y que por tanto reduce importancia al análisis, el debate y la crítica hacia la estructura de poder que ejerce el sistema capitalista patriarcal.
Pese a declaraciones de dirigentes del FFN acerca de la inclusión: “en este Frente Feminista Nacional cabemos todas”, durante el evento, se notó que no estaban presentes o al menos no en su mayoría, mujeres de colectivos y organizaciones que se reclaman de la izquierda independiente, de la clase trabajadora; obreras, migrantes, campesinas, inclusive las compañeras indígenas invitadas, fueron reducidas a la venta de sus artesanías y en ningún momento fueron invitadas a formar parte de las dinámicas que se impulsaron en la reunión.
Desde Rosas Rojas decimos que esta reunión fue una convocatoria de las feministas burguesas quienes desde posiciones privilegiadas restan importancia a la lucha de clases como uno de los puntos centrales de la lucha de las mujeres, desdibujando con ello la raíz de las problemáticas que enfrentamos. Estas feministas se asumen como representantes de los intereses de las mujeres mexicanas, cuyas únicas propuestas se basan en la creación de políticas públicas, mismas que hasta la fecha no han logrado responder a la marginación y violencia brutal que seguimos viviendo las mujeres en México, así como a la superexplotación y desigualdad laboral que padecemos.
A pesar de la caracterización del espacio, desde Rosas Rojas decidimos asistir porque nos parece fundamental conocer e incidir en los espacios en los que se discuten las problemáticas relacionadas con la violencia hacia las mujeres y la desigualdad imperante en el sistema capitalista; supusimos que en ese espacio encontraríamos algunas aliadas para la construcción y reivindicación del feminismo socialista.
También decidimos asistir porque es importante conocer quiénes y cómo es que se están dirigiendo hacia las mujeres desde “los espacios de mujeres”. Esta reunión nos dio una idea amplia de cómo debemos fortalecer una política de construcción de espacios representativos de y para las mujeres excluidas y para las trabajadoras, un espacio donde no sólo compartamos la opresión del patriarcado, sino la explotación sistemática del sistema capitalista.
Las Rosas Rojas intervenimos con seis puntos que desde nuestra perspectiva son fundamentales para establecer una “unidad entre mujeres”, la cual consideramos se debe de hacer con base en principios y un programa político que levante las demandas de las mujeres explotadas y oprimidas:
  1. En contra de la violencia hacia las mujeres: la esclavitud sexual, la violencia doméstica la prostitución, la trata, la violación, el acoso sexual y el feminicidio.
  2. Por la libertad de decidir sobre nuestros cuerpos, por derechos para todas las mujeres: campesinas, indígenas, amas de casa, obreras, trabajadoras, migrantes y estudiantes fuera de la lógica capitalista, por el reconocimiento del trabajo doméstico y la erradicación de la brecha salarial entre hombres y mujeres.
  3. Por la recuperación del movimiento lesbofeminista como parte integral del feminismo (independientemente de los mercados LGBT y de la diversidad sexual).
  4. Por un feminismo anti-imperialista, anti-clasista, anti-racista, anti- sexista y anti- ecocida.
  5. Por una lucha y alianza, de las mujeres y la clase trabajadora, contra el capitalismo patriarcal. NO alianzas con las mujeres opresoras y explotadoras.
  6. Por la emancipación de las mujeres en el socialismo feminista, y no en el capitalismo patriarcal.
También fijamos posición ante la necesidad de establecer de forma colectiva, espacios de formación política para mujeres jóvenes dentro del movimiento feminista nacional; espacios donde puedan discutirse de forma amplia y diversa, profunda y crítica, los distintos feminismos y sus perspectivas históricas, para desenmascarar principalmente a aquellas expresiones inmovilistas que buscan únicamente reducir nuestra lucha histórica a la academia, a la “oenegización” y a las urnas detrás de los programas de partidos burgueses.
Pese a la crítica de que una agrupación de izquierda independiente como la nuestra no debiera participar en eventos de este tipo, desde Rosas Rojas reconocemos que es importante continuar presentes en estos espacios y otros más a los que nos inviten, a pesar de que estos lugares institucionales no son representativos de nuestros intereses históricos ni los inmediatos.
Consideramos clave continuar con un hilo cercano al Frente por su referencia nacional pese a ser el exponente del feminismo que se enseña en las instituciones como las universidades y se refleja en los hogares y en los medios de difusión masiva.
Para Rosas Rojas es necesario continuar luchando en contra del sistema opresor y explotador capitalista patriarcal incidiendo en estos espacios, abriendo el debate y mostrando que existen aún colectivos que luchamos por el socialismo feminista, el cual no se dará solo, sino con la unión de las mujeres trabajadoras oprimidas con el conjunto de los explotados y oprimidos de México y el mundo.
Por Caro García y Magalí Terraza
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s