Reflexión ¿QUÉ SIGNIFICA SER LATINOAMERICANO?

Antonio Rocha
Lo primero que se me viene a la mente es, ¿qué es Latinoamérica?, ¿por qué en los demás continentes no hay esa distinción?, ¿en verdad es una cuestión de idiomas y colonias o de clases sociales?

Muchos nos critican a nosotros los mexicanos por no admitir que lo somos, pero basta con mirar un mapa para darnos cuenta que América Latina empieza en nuestra patria con nuestros charros y mariachis. Ojalá pensáramos más organizadamente para que, desde la Argentina hasta nuestro país, sumáramos nuestras fuerzas y nos volviéramos una inconfundible e inagotable, una que vaya en la misma línea de acción y en el mismo sentido, una que esté consciente que va a provocar reacciones de opuesto sentido y magnitud idéntica.
Es acaso que, de México hacia el Sur, ¿sólo somos cumbia, salsa, reggaetón, reggae o tango? ¿Somos los de abajo de Estados Unidos de América y Canadá? o ¿somos los que le ponen la pasión al fútbol?

¿Por qué si somos más no luchamos juntos? Todos hacia un mismo objetivo, a qué se debe que hagamos una distinción entre Centro y Sudamérica, ¿qué no todos tenemos boca, brazos, piernas, ¡corazón! y las mismas ganas de vivir mejor, de dejar de tener incertidumbre de saber si hoy vamos a comer bien?

¿Qué es lo que nos hace falta para dar el salto?, ¿a quién hay que seguir?, ¿a quién hay que tumbar? Hace no menos de un mes pasaba por el camino de siempre y mi atención fue atraída por dos personas de raza negra pidiendo comida, agua o una moneda, no llevaba nada o tal vez no quise darles algo. El fin de semana pasado los volví a ver, mas flacos y con la misma tristeza de estar lejos de su tierra, esta vez les di un paquete de galletas que iba más abajo de la mitad, me dijeron entonces; -¡Gracias Papi, que dios te lo pague!-, lo tragaron de inmediato como si fuera la mejor comida desde hacía días. Mi corazón se achicó y estremeció al mismo tiempo, ¡DIOS! ¿En verdad creen en dios? ¡Vamos hermano, mira a tu alrededor y dime si no es dios el que ahora mismo nos oprime! ¡Tírame esquina contra este sistema!

Es triste pensar que la gente de otros lados nos tache de conformistas, pero el momento de demostrarle al mundo que las cosas no son así es ahora, que los 17 premios nobel que tenemos no son casualidad, sino fruto del esfuerzo y trabajo, esfuerzo y trabajo que nos caracteriza a nosotros los Latinos. Aunados a una calidad de mano de obra indiscutible (nuestros artesanos nos respaldan), una imaginación brutal y un ingenio descomunal. ¡Vamos boricua, vamos guaraní, que junto a los charrúas y andinos alzaremos la voz para contagiar a nuestros demás hermanos, exhortándolos a la lucha y hacernos escuchar. Que los de arriba sepan que el mundo no es de ellos y que nosotros tampoco tenemos dueño.

Así que ya lo sabes yanqui, no solo vas contra los compas, también contra los pibes, panas, parceros, chera´a, cères, vas contra toda Latinoamérica, así que sigue pensando mejor las cosas porque tenemos memoria y más corazón que tú. No te tenemos miedo y mucho menos respeto, ese hace mucho que lo perdiste y te lo perdimos. Ningún muro nos va a detener porque ya estamos en todos lados y lo sabes bien, no puedes, simplemente no vas a poder. Nuestra lucha no va a quedar en la conformidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s