ABISMAL BRECHA ENTRE RICOS Y POBRES EN MÉXICO

Walter J. Ángel. Una nota aparecida en el diario mexicano El Universal este 11 de julio de 2017 titulada “Apartamentos que cuestan 300 años de trabajo”, da cuenta de las grandes diferencias económicas y sociales en México.
 
Contradictoriamente México es un país lleno de riquezas que contribuye con su mitad de producción diaria de hidrocarburos al piso de importaciones de Estados Unidos; un territorio que alberga cientos de proyectos mineros de los minerales más preciosos y cotizados; un país cuya posición geográfica privilegiada lo hace albergar la mayoría de los ecosistemas del planeta. Y en este país, la gran mayoría de la población es pobre seguida de amplios sectores en alta y muy alta marginación y rezago.
 
En México el sueldo promedio de un profesionista es de 11 mil 213 pesos mensuales, según el Observatorio Laboral, lo que significa que para adquirir (comprar) uno de estos departamentos, este mismo profesionista debería trabajar por lo menos 312 años.[1]
 
¿Qué ocurre en México? Este es un gran ejemplo de la desigualdad económica. Mientras un grupo de gente muy reducido “hace dinero” con las masas de empobrecidos y expoliados y los recursos del territorio, esos mismos millones de pobres sobreviven con lo más básico, trabajos mal pagados y en la precariedad laboral.
 
Según el informe “Estimation of loss in consumer surplus resulting from excessive pricing of telecommunication services in Mexico”, de Marta Stryszowska, Carlos Slim, mexicano y tercer hombre más rico del mundo, controla aproximadamente el 70% del total de los servicios de telefonía móvil y el 65% de las líneas fijas de México.[2]
 
La OCDE calcula que, entre 2005 y 2009, las disfunciones del
sector de las telecomunicaciones en México generaron una pérdida en las prestaciones sociales de 129, 200 millones de dólares, una cantidad equivalente al 1.8% del PIB anual.
 
Las desigualdades económicas son extremas; en todos los sentidos vivimos, en la “era de los súper ricos”, una segunda “época dorada” del capitalismo en la que el brillo de la superficie enmascara los problemas sociales y la corrupción de fondo.
 
Según el Informe de Oxfam, “Una economía para el 99%”[3], las grandes empresas también han optado por un modelo de maximización de sus beneficios a costa de tributar lo menos posible, utilizando paraísos fiscales, sacando provecho de tipos impositivos cada vez más bajos o logrando que los países compitan agresivamente entre sí para ofrecerles privilegios fiscales.
 
En el mismo informe Oxfam revela que 8 (ocho) hombres poseen ya la misma riqueza que 3,600 millones de personas, la mitad más pobre de la humanidad.
 
El hecho de que en México aparezcan estos apartamentos habla de la gran acumulación de capital por parte de un sector mínimo de la población, de la brecha abismal entre pobres y ricos que no sólo habla de la desigualdad económica, sino de la social.
[1] El Universal. “”Apartamentos que cuestan 300 años de trabajo”. Visto en: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/cartera/economia/2017/07/11/apartamentos-que-cuestan-300-anos-de-trabajo
[2] Stryszowska, M.”Estimation of loss in consumer surplus resulting from excessive pricing of telecommunication services in Mexico”. Visto en:http://www.oecd.org/centrodemexico/49539257.pdf
[3] Oxfam. “UNA ECONOMÍA PARA EL 99%” Visto en: https://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/file_attachments/bp-economy-for-99-percent-160117-es.pdf
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s