Archivo de la categoría: Estados

CARTA DE SIMPATÍA DEL GAR HACIA LA ALIANZA REBELDE

En el marco de las conversaciones rumbo a la unidad orgánica entre la organización Alianza Rebelde del estado de Puebla y el Grupo de Acción Revolucionaria, es que emitimos esta carta de simpatía.
Reconociendo la contribución a la lucha de clases de esta organización y los colectivos que aglutina (Frente Estudiantil por una Educación para Todos, Colectivo Universitario de Educación Popular, Liga de Estudiantil Democrática, Colectivo Opochtli, Brigada Interdisciplinaria de Solidaridad Maestro Arturo Rivera González y Desfibrilador Gráfico), y la necesidad histórica de alcanzar la meta de la construcción de un referente nacional que de dirección a la lucha del conjunto de explotados y oprimidos de México con una perspectiva internacionalista.
Captura
Anuncios

SE REALIZÓ EL ENCUENTRO NACIONAL DE ACCIÓN REVOLUCIONARIA

El pasado 15 de julio se realizó el Encuentro Nacional de Acción Revolucionaria en la comunidad de Tototepec, Montaña Alta de Guerrero. Este Primer Encuentro contó con la presencia de trabajadores del magisterio, de la salud, de la energía y de la cultura y las artes; jóvenes y estudiantes de distintas escuelas y facultades de la UNAM, del IPN, de la BUAP, de la UASLP y de la UAZ, en su gran mayoría agrupados dentro del desarrollo de la XXI Edición de la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México que organiza la Juventud Revolucionaria del GAR.

En el evento participó una importante delegación del estado de Puebla; compañeras y compañeros de Zacatecas; de Ciudad Juárez, Chihuahua; así como una compañera integrante de procesos unitarios de lucha de San Luis Potosí.

Por supuesto, en este Primer Encuentro tuvieron presencia las compañeras de Rosas Rojas, quienes activamente participaron y aportaron hacia la construcción de los resolutivos y conclusiones.

Por último y no menos importante, nos acompañaron las autoridades comunitarias, el Comisario de Bienes Comunales y los Principales de la comunidad anfitriona, quienes saludaron el encuentro a nombre de la comunidad, resaltando su importancia; también se sumaron a algunas de las mesas de trabajo escuchando y participando del debate.

Así el encuentro se desenvolvió de forma distinta en cada una de las mesas de trabajo; aportaciones importantes para fortalecer la política, tareas y elementos organizativos que nos permitan intervenir en los próximos escenarios que se desarrollen en México, con una perspectiva internacionalista.

El gran aporte de este encuentro fue su gran heterogeneidad de ideas que se vertieron y rescataron en todas las mesas de trabajo, lo que implicó un enorme esfuerzo para el desarrollo de una política unitaria a partir de todos los puntos de vista, con un enfoque multiregional y nacional.

Si bien en algunos aspectos hubo más debate sobre cómo intervenir en el escenario actual, con qué política y bajo qué programa, los resultados del Encuentro son tremendamente positivos y nos preparan colectivamente para lo que viene los meses siguientes, con perspectiva de lucha y desde una posición de clase.

Desde el Grupo de Acción Revolucionaria saludamos la celebración de este Primer Encuentro; informamos que por nuestros medios estaremos dando a conocer de los resultados del mismo, en materiales para su libre distribución, análisis y discusión, que contengan con amplitud el contenido presente en el Encuentro Nacional de Acción Revolucionaria. ¡Espéralos!

¡Viva el Primer Encuentro Nacional de Acción Revolucionaria!

¡Por una alternativa obrera y socialista!

¡Lucha, vencer!

Grupo de Acción Revolucionaria: Juventud Revolucionaria, Rosas Rojas

FRENTE A LA ALTERNANCIA DEL RÉGIMEN POLÍTICO EN EL ESTADO DE MÉXICO

Carolina García Sevilla
A un mes ya de que se tomaron decisiones importantes en los estados de Coahuila, Estado de México, Nayarit, Veracruz, Tlaxcala y Oaxaca, a través de elecciones ordinarias, en los 4 primeros estados mencionados y de tipo extraordinaria en los dos restantes, fueron elegidos las y los gobernadores, ayuntamientos, diputados, regidores y síndicos que determinarán en gran medida el destino social, político, económico y ambiental de millones de personas.

La importancia central del análisis del proceso electoral no se remite a la esfera de poder que se posicionó, sino también se encuentra en la demostración de las limitantes estructurales que implica en cuanto a la representación de los intereses legítimos de a quienes se pretende representar, es decir, del pueblo de México.

El contexto en el que se circunscriben las elecciones en el país, en el caso especifico, de las elecciones del Estado de México, existen componentes que han llevado a posicionarlas como un momento de cambio en el que se podría haber dado término con el régimen político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que ha gobernado por más de 80 años con una política caracterizada por el mantenimiento de los privilegios de las clases burguesas y de los intereses trasnacionales que atentan contra nuestra soberanía nacional, así como por mantener dinámicas de fuerte corrupción y por no haber enfrentado el problema de violencia generalizada. Sin embargo, dicho cambio hubiera sido limitado, la decisión que emana de las urnas sólo hubiera modificado la instauración de un régimen hacía otro que no representaba una opción de izquierda, ya que carece de un programa político que refleje el objetivo de acabar con el sistema sociopolítico actual. Las propuestas presentadas únicamente pretendían adaptarse a las condiciones que se viven hoy día dentro del país y frente al resto del mundo.

Las opciones aparentes que figuraron en el escenario electoral fueron: Josefina Vázquez Mota del Partido Acción Nacional, Alfredo del Mazo del PRI, Juan Zepeda del Partido de la Revolución Democrática, Oscar González Yáñez del Partido del Trabajo, Delfina Gómez del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y la candidata independiente María Teresa Castell de Oro Palacios. Sin embargo, en el escenario sociopolítico de descontento social, únicamente dos opciones polarizaban el terreno de decisión, la candidata de MORENA y el candidato del PRI.

Ante el descontento social hacia el PRI, que indica un momento histórico importante ya que ha implicado la respuesta por una cantidad considerable de personas, la opción hacia la que se inclinaron muchos habitantes del Estado de México, fue MORENA, que, a través de Delfina Gómez, propuso una serie de medidas, en cuanto a seguridad, educación, empleo, transporte, salud y alerta de género; entre las que se encuentran la derogación de la Ley Atenco y el desconocimiento al Mando Único, la generación de oportunidades para prevenir causas del delito, cambios a la reforma educativa desde la entidad, la integración de un Consejo de Empresas y universidades, la creación de la Red Integral de Transporte Masivo Ordenado, la implementación de cobertura médica gratuita para 3 millones de mexiquenses, así como la activación de la alerta género en todo el territorio mexiquense y la creación de la Fiscalía Especializada en Violencia contra las Mujeres. El análisis de dichas propuestas, nos indica que existía una intención por cambiar el panorama, pero no podría decirse que eran propuestas que tocaban la raíz de las problemáticas que se pretenden enfrentar, aún menos, resaltando la carencia de una planeación estratégica en cuanto a temas como el sector energético, pilar de cualquier programa que se planteé modificar la distribución del presupuesto del estado e incluso del país.

Para poder comprender el alcance de lo que plantearon los candidatos, es necesario identificar que estamos hablando de un Estado que ha sido señalado como uno de los más violentos del país, ejemplo de ello es el municipio de Ecatepec en dónde el 93.6% de su población se siente insegura; en el que 11 de sus municipios muestran los mayores índices de violencia feminicida y que incluso a nivel estatal ha registrado, entre el periodo de 2006-2013, un total de 2,837 feminicidios, cifra mayor a Ciudad Juárez; así como en el que se encuentra el mayor número de personas en pobreza (9.46 millones), por mencionar sólo algunas de las condiciones más alarmantes.

En ese panorama sombrío, se resalta que, frente a su contexto, el estado tiene una importancia fundamental en términos socioeconómicos ya que aporta alrededor del 9.4% al PIB nacional y recibe el 7.5% de la inversión extranjera directa, así como por albergar al 13.9% de la población nacional. Es por ello que, para las esferas políticas en disputa, fue y seguirá siendo de suma importancia obtener el control mediante la instauración de un gobierno que represente los intereses de su partido, ya que esto se traduce en ventajas estratégicas.

En el Estado de México, las personas que viven diariamente las dinámicas que ahora imperan son las que principalmente tendrían que importar. El escuchar sus voces es el principal medio por el cual podemos acercarnos a conocer hacia dónde debe caminar su rumbo. La base social que votó por MORENA fue motivada por el deseo de transitar hacia un terreno de mejores oportunidades, sin embargo, muchas otras personas identifican que no hay opción dentro del terreno electoral que responda a sus necesidades o que realmente signifique el cambio profundo que necesitan. En ese sentido, la nota que el New York Times publicó a inicios del pasado mes de junio, titulada “Las elecciones en el Estado de México generaron la expectativa de una alternancia en el poder”, que muestra el comentario de Juan Macías, de 73 años, habitante de Naucalpan, puede resumir en palabras sencillas la percepción que tiene mucha gente respecto al proceso electoral que acaba de vivir el Estado de México:

– “Al final, todos son lo mismo: vienen y hacen las mismas promesas, ya sean campañas para presidente o gobernador, y nomás no las cumplen”.

La información que mostró el Programa de Resultados Electorales Preliminares, a cargo del Instituto Nacional Electoral, indicaron que el PRI obtuvo 1 millón 955 mil 347 votos (33.72%), a diferencia de Delfina Gómez que aparece en segundo lugar con un total de 1 millón 786 mil 962 votos (30.8173). Estos resultados fueron ampliamente debatidos frente a denuncias que se presentaron ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, y frente a la revisión de las cifras publicadas por el Instituto Electoral del Estado de México, que demuestran que 241 mil 145 votos fueron aumentados a Alfredo del Mazo. Hecho que directamente vuelve a poner en tela juicio el espacio que representa el proceso electoral, pues demuestra contundentemente que nos encontramos frente a un escenario ya fraguado para el mantenimiento de la hegemonía de un poder político, en este caso, del PRI.

Necesitamos dimensionar hasta dónde podrá llegar el marco de acción del ahora Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, ya que si el programa que es la base de la propuesta de su partido, no toca aspectos clave para cambiar las condiciones que se viven, difícilmente alguna de las respuestas que se pongan en pie llegará a trascender hacia un cambio de fondo en la vida de las personas de este estado. El contexto electoral del Estado de México no es sugerente y nos dota de elementos para plantearnos el panorama a nivel nacional, pero principalmente para construir los elementos que nos posicionarán ante él.