Archivo de la categoría: Juventud

MARCHA CONTRA LA LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

#CiudadJuárez | Un grupo de organizaciones estamos convocando a Marchar contra la Ley de Seguridad Interior en uno de los epicentros de la Barbarie en México, Ciudad Juárez. Parque Borunda 10:00 am | Sábado 16 de Diciembre
20171215-GAR-LSI
Anuncios

1ER JORNADA DE APOYO ANTE LOS SISMOS

Alfredo Herrera Valdivia, Leocadio Zarco Cinthya G.
Los sismos ocurridos en México en Septiembre del 2017 serán recordados por la población mexicana por su gran magnitud, las afectaciones a gran escala que dejó la falta de capacidad y de responsabilidad del estado para reaccionar ante circunstancias de desastre, pero ante todo por las miles de personas que salieron a las calles como gesto solidario. Las primeras afectaciones se vivieron el 7 de septiembre en Oaxaca y Chiapas, posteriormente el 19 de septiembre en la Ciudad De México, Morelos y Puebla; el 30 de septiembre el coordinador nacional de Protección Civil da a conocer el número de personas que perdieron la vida, la Ciudad de México registra el mayor número de decesos con 219, seguida del estado de Morelos con 74; Puebla con 45. Las acciones por parte del gobierno mexicano en rescate y apoyo han sido deficientes, las denuncias de los ciudadanos fueron constantes ante el uso de maquinaria en labores de rescate y ante el desvío de recursos por parte del gobernador Graco Ramírez, en Morelos.

El pueblo demostró que supera al Estado mexicano fácilmente, miles de personas salieron a las calles para romper con la indiferencia; sin ser la excepción los integrantes de la Juventud Revolucionaria y la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México, se dieron a la tarea de organizar jornadas de apoyo, con actividades específicas y abarcar los diferentes flancos. En el acopio realizado en el cubículo estudiantil de la facultad de ingeniería del 11 al 22 de septiembre, se logró recaudar herramientas y víveres que se trasladaron a la comunidad de Unión Hidalgo, Oaxaca, donde se entregó personalmente a las comunidades gracias a la colaboración con la Red de Solidaridad Binni Gubiña.

Ante el llamado de regreso a clases y a “la normalidad” del rector Graue Wiechers, la JR y estudiantes de las diversas facultades de Ciudad Universitaria, dimos una fuerte discusión en asambleas para aplazar las clases por lo menos una semana más y organizar distintas actividades con la fuerza, que sin duda fue fundamental en este desastre, la juventud y los estudiantes. El llamado del rector de la UNAM demostró una clara alineación con los intereses del gobierno federal y de la ciudad por sacar al pueblo de las calles, sin embargo las organizaciones y alumnos de la máxima casa de estudios mostraron su compromiso con la sociedad y regresar a las labores de apoyo a damnificados.

En este contexto se organizó una brigada como rechazo a la convocatoria de los funcionarios universitarios. La brigada se desarrolló en las comunidades de Amilcingo y San Miguel Tecuanipa pertenecientes a los estados de Morelos y Puebla, con miras a una participación prolongada se dio a la tarea de abarcar tres ejes de trabajo: apoyo psicológico, desarrollo infantil e infraestructura. Las tareas se orientaron al diagnóstico de las comunidades desde un enfoque multidisciplinario, los ejes de infraestructura y apoyo psicológico aplicaron los instrumentos del CENAPRED para evaluar las viviendas más afectadas, dando un respaldo a las comunidades entregándose la información a las autoridades correspondientes. Como parte del trabajo en el eje desarrollo infantil, las actividades se encaminaron a la asimilación y comprensión del sismo a través de estrategias y herramientas como juegos, lecturas y dibujos.

A pesar del llamado a la amnesia y a la “normalidad” por parte de las autoridade, el GAR, la JR, Rosas Rojas y la BMACM hacen el llamado a la organización y apoyo a las comunidades que siguen afectadas, reafirmando el papel protagónico que juega el pueblo ante la renuncia de labores por parte del estado mexicano y el papel que juegan los estudiantes y sus organizaciones por recuperar el compromiso de la universidad con la sociedad. También hacemos el llamado a denunciar a los culpables por los derrumbes de los edificios que colapsaron durante el sismo que se llevaron vidas con ellos.

Te invitamos a seguir nuestras redes para conocer más de las labores que la Juventud Revolucionaria y la BMACM están realizando, como la puesta en marcha de una gran campaña por la construcción de hogares emergentes para recuperar la estabilidad en comunidades de Morelos y Puebla.

¡Por una juventud organizada y consciente!

¡Porque sólo el pueblo puede salvar al pueblo!

Conoce más.
VIDEO: https://youtu.be/HXuB5XcEZB0
CAMPAÑA DE DONACIÓN: https://infrarural.com/2017/10/reconstruccion
Fb de la BMACM: http://www.facebook.com/LaBrigadaVa

A 49 AÑOS DE LA MASACRE EN TLATELOLCO ¡LA LUCHA ESTUDIANTIL SIGUE VIGENTE!

Daniel Vázquez

1968 un puñado de jóvenes sueña con democracia, con libertad, con justicia. Todo inicia una mañana un grupo de ellos se reúne para celebrar un partido de americano, una antigua rivalidad UNAM vs IPN, de repente una anotación la euforia que sólo los jóvenes sienten por un partido los domina, comienza la pelea pronto hay más de 50 jóvenes, estudiantes que sólo querían derrochar su pasión, de repente un grupo de policías irrumpe, las cosas de pronto se salen de control los uniformados golpean a algunos y arrestan a otros, una violencia desmesurada para lo que ocurría una pelea por un deporte sólo eso.

De pronto los jóvenes que vivieron esa escena se reúnen en sus escuelas y llaman a marchar contra la violencia, de pronto pasadas unas semanas esa riña se convierte en algo más, miles de jóvenes ven en esa desmesurada violencia la catarsis, una válvula de escape ante el desempleo, la reciente decadencia de un país que un día se veía imponente en el horizonte, pero en los recientes años se había convertido en represor de cualquier manifestación, la crisis se asomaba ya por aquellos años, el crecimiento se desaceleró y el descontento comenzó a crecer. Mientras el gobierno reprimía todas las manifestaciones, los jóvenes, con un ímpetu que sólo la juventud experimenta y los viejos desconocen, tomaron la batuta. De pronto los golpes, las tanquetas, los bloqueos y las detenciones ya no apagaban el fuego, lo propagaban. Los jóvenes comenzaban a entender su papel en el país ese 1968, el año de las olimpiadas.

Mientras las manifestaciones crecían y más sectores se sumaban, el gobierno ya no presumía su país ante el mundo, de pronto no querían hablar de las olimpiadas, de pronto México era un búnker de la información. El 2 de octubre una marcha convocada por el CNH culmina en Tlatelolco, la plaza de las tres culturas un lugar concebido para resaltar la interculturalidad y la mescolanza entre el mundo prehispánico, la colonia y el mundo moderno es testigo del mitin donde se reúnen los simpatizantes del CNH, todo parece normal hasta la desviación desde la calle Madero que desde hace meses no permite pasar al zócalo de la ciudad.

Una luz verde ilumina el cielo, luego una roja y con ese color quedaría recordado el 2 de octubre.

100 muertos es la cifra oficial, un periódico inglés publica que fueron más de 300 y más de 1000 heridos (hombres, mujeres y un niño de 12 años). 49 años han pasado desde aquel 2 de octubre ¿Qué ha cambiado? Las mismas tácticas de represión se observan hoy día en calles de diferentes estados del país y son los jóvenes quienes aún se enfrentan a la autoridad y siguen siendo ellos quienes pagan. Son jóvenes quienes siguen abarrotando las calles, son jóvenes los que llenan la lista de desaparecidos, los jóvenes llenan los albergues y centros de acopio y son ellos quienes encabezan los decesos de los últimos 11 años en la guerra contra el narcotráfico.

Hoy día las nuevas generaciones sienten como suya esa fecha, dicen “nos masacraron a pesar de tener sólo 20 años”, los jóvenes tienen en sus manos el futuro de la nación y son ellos quienes deben asumir su deber histórico en México y tal vez un día una nueva generación se vea motivada por aquellos jóvenes que un día se atrevieron a decir “no nos moveremos, no nos moverán, no nos intimidan, queremos un cambio”; un día tal vez nazca una generación de jóvenes con el mismo sueño hambrientos de un cambio, hambrientos por hacer historia y tal vez se atrevan a lograrlo.

A 49 años del 2 de octubre decimos
¡Venceremos!