Archivo de la categoría: Mujer

ESTE 1° DE MAYO VAMOS A LAS CALLES POR DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES Y EL CONJUNTO DE LA CLASE TRABAJADORA

¡8 HORAS DE TRABAJO, 8 HORAS DE RECREACIÓN Y 8 HORAS DE DESCANSO!

La consigna principal de movilizaciones y mítines en varios países del mundo en 1886 por mejores condiciones laborales, tiene vigencia actualmente. Producto de la crisis mundial y la disminución de la tasa de ganancias de los capitalistas; los derechos fundamentales de los trabajadores arrancados a los patrones producto de la organización y movilizaciones de los trabajadores, han sido pulverizados.
Y es que es tanto el aumento de la precarización de millones de trabajadores que muchos de nosotros realmente no tenemos 8 horas de trabajo, pues llegamos a trabajar hasta 10 y 12 horas diarias por falta de personal ó debido al bajo salario recibido nos  vemos obligados a trabajar horas extras mal pagadas.
Tampoco contamos con 8 horas de recreación y mucho menos con 8 horas de descanso ya que derivado de la larga jornada de trabajo, las horas de descanso y recreación son mermadas;  incluso hay trabajadores que tienen que tener 2 trabajos para poder sobrevivir, frente al aumento del costo de la vida y los bajos salarios.
Por otro lado, las mujeres trabajadoras nunca contamos con 8 horas de descanso y recreación pues siempre ha estado a nuestro cargo mayoritariamente el cuidado de los hijos, el marido y el trabajo doméstico, es decir el trabajo de reproducción.

LAS MUJERES DOBLEMENTE EXPLOTADAS
En ese escenario internacional de detrimento de los derechos laborales de los trabajadores; las mujeres vivimos una realidad más dura, pues en pleno 2018 las mujeres trabajadoras seguimos recibiendo un menor salario por el mismo trabajo que realizan los hombres; sumado al trabajo doméstico y cuidado de los niños que sigue recayendo mayoritariamente en las mujeres; con lo que se nos somete a una doble jornada de trabajo, primero en nuestros centros de trabajo y después en la casa, es importante destacar que las mujeres no reciben ni un sólo peso por su trabajo de reproducción.  
Por si fuera poco, muchas mujeres no cuentan con guarderías gratuitas cerca de sus centros de trabajo, ni mucho menos, cuentan con un servicio de salud de calidad y  gratuito.
Las mujeres seguimos siendo discriminadas, ya que no somos contratadas si estamos embarazadas,  o si nos embarazamos mientras estamos trabajando; somos despedidas para no garantizarnos los derechos que nos corresponden.  
Se suma a esta larga lista el acoso y hostigamiento sexual que las mujeres sufren por sus compañeros de trabajo o patrones.
Estas son algunas de las injusticias que viven las mujeres trabajadoras a diario junto a la explotación y pauperización que comparten con toda la clase trabajadora.
Y es que la realidad de las Mujeres trabajadoras, los jóvenes y el conjunto de la clase trabajadora mexicana tiene un panorama desolador, puesto que con la aprobación y la implementación de las 11 reformas estructurales de EPN, el aumento de la precarización de la vida, la inflación y la violencia e inseguridad,  ha sido nuestro pan de cada día; los bajos salarios que obtenemos después de una jornada extenuante de trabajo cada vez alcanzan menos para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestras familias.
Particularmente con la privatización y entrega de los recursos energéticos estratégicos del país se cancela el futuro de miles de jóvenes estudiantes y futuros trabajadores, con la aplicación de la reforma energética se ve más lejos la utilización de este sector como palanca de desarrollo, que impulse la creación de empleos y que reactive la economía de nuestro país.
Este primero de mayo del 2018 se vivirá en medio de la contienda electoral por la presidencia de México.
Desde nuestras perspectiva sostenemos que ninguno de los candidatos y candidata a la presidencia representa los intereses de  las y los trabajadores y del pueblo pobre.
Es por eso que  la clase trabajadora tiene que confiar en sus propias fuerzas y desarrollar un programa de lucha,  que nos permita hacerle frente a la pauperización de la vida y generar condiciones que nos permitan recuperar los derechos que nos fueron arrebatados.
Este primero de mayo  las mujeres trabajadoras saldremos a la calle a exigir que la crisis la paguen  los capitalistas, no el pueblo trabajador , saldremos para exigir un salario acorde a la canasta básica familiar y su ajuste conforme al costo de la vida.  
Saldremos a las calles para denunciar que las mujeres seguimos siendo sometidas a una doble jornada laboral y obteniendo un menor salario al de nuestros compañeros de trabajo y por nuestro derecho a un contrato colectivo del trabajo.
Salimos por nuestro derecho a sindicalizarnos y a tener una vida política activa, así como una secretaria de la mujer al interior de nuestros sindicatos.
Luchamos por sindicatos combativos y democráticos que realmente representen las demandas de las y los trabajadores.
Este primero de mayo las trabajadoras saldremos a repudiar la violencia contra las mujeres en nuestro país, contra el acoso,  los feminicidios y la desaparición forzada y asesinatos contra la juventud.
Combativamente Rosas Rojas.

¡QUÉ LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS!

¡POR UN SALARIO ACORDE A LA CANASTA BÁSICA!

¡ TRABAJO IGUAL,SALARIO IGUAL!

¡POR LA SOCIALIZACIÓN DEL TRABAJO DOMÉSTICO!

¡DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES!

¡ALTO A LOS FEMINICIDIOS Y A LA VIOLENCIA CONTRAS LAS MUJERES!

¡NI UNA MENOS!

Anuncios

¡ALTO A LA GUERRA IMPERIALISTA EN SIRIA!

Pronunciamiento del Grupo de Acción Revolucionaria frente a los ataques imperialistas encabezados por Estados Unidos.

El Grupo de Acción Revolucionaria (GAR) condena y se opone resueltamente a la agresión liderada por el imperialismo estadounidense contra Siria y su pueblo. Llamamos a la clase obrera, los campesinos pobres, la juventud y los pueblos oprimidos de la región y a nivel internacional a movilizarse contra este nuevo crimen en contra de los pueblos árabes y contra la humanidad; a contrarrestar y vencer al imperialismo y sus planes.

La guerra permanente y la devastación de pueblos enteros -país tras país- son la manifestación de una crisis económica sin precedentes y sin un final previsible, que ha sumergido al capitalismo mundial en su decadencia histórica desde hace ya diez años.

Al mismo tiempo, la crisis manifiesta el callejón sin salida político y estratégico que enfrentan las clases gobernantes y las fuerzas imperialistas, debido a las movilizaciones de millones de personas que luchan contra el impacto catastrófico de las medidas de canibalismo social, tomadas tanto en los las grandes ciudades como en la periferia del mundo capitalista por los gobiernos capitalistas, el FMI, la Unión Europea, los Estados Unidos y sus sirvientes, para hacerle pagar a las masas la crisis del capitalismo.

Quince años después de que el secretario de Estado estadounidense Colin Powell clavara su mirada en el mundo y mintiera acerca de las armas de destrucción masiva en Irak para justificar la guerra en ese país, el imperialismo nuevamente ha tomado una todavía más que dudosa oportunidad para emprender una guerra contra Siria. Incluso los agentes del imperialismo estadounidense no pueden suministrar la mínima razón por la cual Bashar Al Assad hubiera escogido el uso de armas químicas en este preciso momento, cuando tiene ventajas contra la oposición en el terreno militar.

Citar razones humanitarias para esta intervención imperialista como lo hace Trump, es ridículo. La guerra en Irak, impulsada por motivos totalmente inventados, llevó a más de un millón de víctimas, dejando el legado de una guerra sectaria encubierta. Es probable que la guerra en Siria, ya sea de forma inmediata o dentro de un tiempo, se extienda como el fuego sobre todo Medio Oriente (y más allá) con una amenaza potencial de masacres sectarias de civiles en los distintos países.

La guerra en Siria ya se ha cobrado 400, 000 muertos. De los 23 millones de habitantes, 4 millones se han visto obligados a emigrar al exterior y otros 11 fueron forzados a desplazarse internamente. Un holocausto comparable, por sus efectos sociales, a lo acontecido en las guerras mundiales.

Los verdaderos motivos detrás de la inminente agresión imperialista contra Siria son dos. Por un lado, intentan un restablecimiento, luego de las debacles de Irak y de Afganistán, de la política imperialista para controlar desesperadamente los recursos de petróleo y gas natural desde el Golfo Pérsico y a lo largo de Asia Central, a fin de contener el ascenso de China y de Rusia. Por el otro lado, es una guerra táctica en el objetivo estratégico de aplastar la amenaza que representa Irán para el Israel sionista, quien espera entre bambalinas. Siria es el mayor aliado de Irán en la región.

El GAR se opone totalmente a esta y a cualquier guerra imperialista en Siria y en cualquier nación oprimida en defensa de los intereses económicos del capital. Hemos apoyado el levantamiento de los pobres y desposeídos de Siria y estaremos del lado de la revolución contra el régimen de Al Assad también en el futuro. Pero esta guerra no tiene nada en común con los objetivos progresivos ni con el apoyo a las fuerzas de una insurrección de los explotados y los oprimidos.

La cuestión de la guerra se ha convertido en apremiante para todos los trabajadores. Es necesario que la clase obrera se involucre en esta batalla estratégica contra el imperialismo.

En este marco, llamamos a los trabajadores de México y del mundo a una acción internacional común por el cese de los bombardeos de Estados Unidos y Rusia en Siria; de Estados Unidos y Arabia Saudita contra Yemen, y por el retiro de sus ejércitos; por el retiro completo de Turquía de Siria y de Irak, y el cese de su guerra contra el pueblo kurdo en Turquía; por un socorro humanitario a Siria bajo control de las organizaciones obreras; abajo el régimen de Erdogan, por una Turquía obrera y socialista. Es necesario promover la guerra nacional por la expulsión de todas las potencias en presencia, con la perspectiva de una República Única de Palestina, incluido el derecho al retorno de la población expulsada del territorio desde 1948 y por una Unión Obrera y Socialista del Medio Oriente. Bajo esta perspectiva, defendemos el derecho a la unidad nacional del Kurdistán.

El GAR está del lado de Siria y su pueblo, y hará lo que sea posible para que sean vencidos el imperialismo y el sionismo, así como los Estados reaccionarios de la región que se alían con esas fuerzas.

¡No a la guerra en Siria!

¡Fuera el imperialismo del Medio Oriente! ¡Basta de destruir el Medio Oriente para beneficio del Israel sionista!

¡Por los derechos del pueblo palestino!

¡Libertad a Rojava y autodeterminación para Kurdistán!

¡Por la Federación Socialista de Medio Oriente y Norte de África!

NO ES UN CRIMEN PASIONAL, ES UN FEMINICIDIO

#JusticiaParaSelene | El día de ayer Selene Hernández Mújica de 28 años, fue asesinada en su trabajo por el feminicida Óscar Munguía de 35 años, quien fue su pareja.

Este caso ha sido viral porque sucedió en la tienda de Zapatos Nine West al interior de Reforma 222, un centro comercial importante de Reforma. Más allá de dar datos precisos de lo que sucedió y que se puede encontrar en otros medios, nosotras denunciamos la minimización del feminicidio que a través de la prensa escrita y los medios electrónicos, ocurre. ¡No fue un crimen pasional, fue un FEMINICIDIO por parte del macho agresor Óscar Munguía que no soportó que Selene ya no fuera de su propiedad y que además ella estuviera buscando la custodia de su hijo!

Óscar Munguía asesinó a Selene porque sabía que lo podía hacer y es conocedor de que hay todo un sistema patriarcal apoyado en los medios de comunicación, en el sistema de “justicia” y sociedad profundamente conservadora y machista, que minimiza, comprende al agresor y culpa a las mujeres de su propio asesinato. NADA JUSTIFICA LA VIOLENCIA Y EL ASESINATO DE NINGUNA MUJER.

Este caso es uno más, otro más, de los que se vive a diario en México donde siete mujeres son asesinadas a diario; en donde pese a existir la tipificación de Feminicidio en algunos estados, nos enfrentamos a un sistema patriarcal que protege a los agresores y nos hace responsables de que nos maten.

Selene fue asesinada en su lugar de trabajo; esto  nos recuerda a todas que hemos dejado de estar seguras en nuestro trabajo, en nuestra escuela, en la calle; ni siquiera podemos estarlo en nuestra propia casa.

Y que por si fuera poco, “la justicia” criminaliza las medidas de autodefensa de nosotras las mujeres para nuestra protección; es decir que ni siquiera las medidas surgidas ante la inacción e ineficacia de las “instituciones de justicia”, podemos utilizar. Y es que como recientemente declararon agentes de Seguridad de Puebla, el uso de gas pimienta será motivo de detención. Entonces para las autoridades la tarea no es qué hacer para que las mujeres no seamos agredidas, sino detener a quienes nos defendamos.

Y lo anterior luego de que el pasado 13 de marzo un sujeto intentó abusar sexualmente de una estudiante de la IBERO cuando salía de un gimnasio en la zona de Las Ánimas, de quien logró escapar aunque con lesiones en el cuerpo y cabeza al haber sido herida con un ladrillo. A partir de esta agresión, compañeras de Puebla convocaron a través de las redes sociales a portar botes de gas pimienta para la defensa personal.

Desde la Agrupación de Mujeres Rosas Rojas, exigimos justicia para Selene y castigo para el feminicida Óscar Munguía; basta ya de simulaciones, de reproducir la violencia, de responsabilizarnos de los crímenes contar nosotras. El patriarcado normaliza y responsabiliza a las mujeres de que nos maten.

¡Justicia para Selene!

¡Castigo al feminicida!

¡No es un crimen pasional es un Feminicidio!

!Alto a la impunidad, Ni una asesinada más!

¡Basta de la normalización de la violencia!

¡ Ni Una Menos! ¡Vivas Nos Queremos!