1° DE MAYO ¡SI GANAN LOS TRABAJADORES, GANA LA JUVENTUD!

Zavala Terán César Iván y González Sánchez J. Isaías
La participación de la juventud en la lucha internacional de la clase obrera, no es únicamente un acto solidario, es una necesidad histórica ante las altas tasas de desempleo y los derechos laborales que se han perdido en los gobiernos neoliberales. Trabajos precarios o informales son las opciones que dan los gobiernos alineados a las políticas globales del sistema capitalista, y esto es claro, a las clases desposeídas y explotadas cada vez más se nos ofrece la miseria como futuro.
El sistema capitalista muestra al sector obrero que la acumulación de ganancias pasa por encima hasta los derechos mínimos de los trabajadores como pueden ser el descanso, otros aspectos tales como pensiones y jubilaciones que han querido ser removidas por inversionistas que sólo ven en términos de pérdidas o ganancias y que utilizan además la opresión y explotación para aumentar esas mismas ganancias y generar divisiones entre el mismo sector obrero y obtener mayor dominación por parte de la burguesía. En este escenario las Reformas Estructurales de México han incrementado la crisis económica y dependencia con nuestro vecino del norte. Donde, los gobiernos neoliberales del PRIAN, en su afán de colocar a México como una economía “competitiva” en los mercados internacionales, privilegiaban el garantizar la inversión extranjera a costo del abaratamiento de los sueldos de la clase trabajadora.
A la par de la situación económica que enfrenta nuestro país, el acceso a la cultura y al esparcimiento para la juventud se ven limitados por un sistema que intenta avanzar sobre la educación pública, como resultado miles de jóvenes son rechazados de las universidades públicas. Frente a estas situaciones los jóvenes no tendrán en un futuro próximo derechos básicos laborales si no es por ellos mismos, saliendo a las calles a luchar por sus derechos y demandas. La juventud en la historia ha jugado un papel en los procesos políticos fundamental donde pueden llegar a ser un factor clave luchando codo a codo con el sector trabajador, ya que en algún momento dichos jóvenes ocuparán un puesto laboral.
Desde los medios de comunicación se ha querido vender la imagen de una juventud apática, simbolizada en una categoría donde ni estudian ni trabajan (Ni-Ni) que pretende esconder la realidad de una juventud a la que se le impide trabajar por falta de experiencia y no existen una oferta educativa que abarque la demanda de la población, intentando convertir un mal sistémico del capitalismo en una responsabilidad individual de la juventud. Con el tiempo hemos visto cómo las demandas democráticas, sociales y laborales tanto de clase trabajadora como de la juventud se dejan de lado, es hora de retomar las movilizaciones y desde las calles organizarnos, salir los distintos sectores de la población este primero de Mayo a marchar, organizar el descontento, exigir los derechos laborales, nutrir las movilizaciones levantando las banderas de la unidad obrero-estudiantil impulsando una política mientras se construya unidad y solidaridad de los que luchan, que se cuestione de fondo un régimen que no ofrece nada para aquellos que reclaman justicia en todo el territorio del país. Se sostiene un panorama desalentador, pero por ello el descontento se debe de organizar con mayor fuerza y claridad.
La juventud no puede ser apática, la clase trabajadora es condenada a la miseria, los jóvenes proletarios también estamos condenados a las políticas neoliberales en México, los gobiernos del PRI y el PAN han vendido cualquier esperanza de tener una vida en lo más mínimo digna. Organizarnos desde el sector de la juventud es una necesidad histórica, nuestra formación política en esta etapa es parte del aprendizaje que debemos construir para enfrentar la realidad laboral cuando estemos totalmente insertados en el mundo del trabajo. Y ante las derrotas históricas que han sufrido los trabajadores mexicanos, debemos aprender de los procesos que se han suscitado, para que en un momento la juventud que somos hoy podamos conseguir nuevas conquistas para nuestra clase en un futuro cercano.
El llamado es a pelear por la conquista de nuestros reclamos en las calles de forma independiente, salgamos a luchar por:

1. Derogación de las Contra Reformas Estructurales en su conjunto, principalmente la Energética, la Laboral y la educativa. De la misma forma echar atrás las reformas al régimen de pensiones y jubilaciones que pretende acabar con el derecho a una vejez digna.
2. No pago de la deuda externa usuraria y la ruptura de los acuerdos internacionales como el TLCAN que sujetan a un modelo de economía tributaria y dependiente.
3. Salario igual a la canasta básica familiar y su ajuste conforme al costo de la vida. Atrás todos los incrementos a los alimentos, transporte y servicios. ¡Que la crisis la paguen los capitalistas, no el pueblo!
4. Por el respeto y ampliación de derechos laborales para las trabajadoras. Salario igual, trabajo igual. Alto a los feminicidios y crímenes contra la comunidad sexo diversa; ¡Ni una más; juicio y castigo a los responsables!
5. Retroceso a los gasolinazos, aumento de la capacidad de refinación nacional y cese a la exportación de petróleo crudo. Alto a la transformación de la matriz energética nacional que genera dependencia de combustibles del exterior lo que atenta contra la soberanía y seguridad nacional. No más incrementos a las tarifas eléctricas y cese al desmantelamiento de la CFE; no más incrementos del gas y refinados.
6. Abajo la iniciativa de Ley de Seguridad Pública con la que se pretende dotar a Peña Nieto de poderes extraordinarios y legalizar la intervención del Ejército en tareas de seguridad pública y facultar a la Policía Federal, estatal y municipal para reprimir violentamente la protesta social en forma indiscriminada. ¡Todos los militares a los cuarteles, desmilitarización de la policía y desaparición de la Policía Federal y la Gendarmería!
7. Por la libertad de todos los presos políticos, cese a la criminalización, persecución y hostigamiento de los movimientos sociales y luchadores sociales; derechos democráticos plenos para todas y todos. Presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa. ¡Juicio y castigo a todos los crímenes de Estado en contra del pueblo de México!

¡TODOS A MARCHAR ESTE 1° DE MAYO!

Anuncios

ESTE 1° DE MAYO VAMOS A LAS CALLES POR DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES Y EL CONJUNTO DE LA CLASE TRABAJADORA

¡8 HORAS DE TRABAJO, 8 HORAS DE RECREACIÓN Y 8 HORAS DE DESCANSO!

La consigna principal de movilizaciones y mítines en varios países del mundo en 1886 por mejores condiciones laborales, tiene vigencia actualmente. Producto de la crisis mundial y la disminución de la tasa de ganancias de los capitalistas; los derechos fundamentales de los trabajadores arrancados a los patrones producto de la organización y movilizaciones de los trabajadores, han sido pulverizados.
Y es que es tanto el aumento de la precarización de millones de trabajadores que muchos de nosotros realmente no tenemos 8 horas de trabajo, pues llegamos a trabajar hasta 10 y 12 horas diarias por falta de personal ó debido al bajo salario recibido nos  vemos obligados a trabajar horas extras mal pagadas.
Tampoco contamos con 8 horas de recreación y mucho menos con 8 horas de descanso ya que derivado de la larga jornada de trabajo, las horas de descanso y recreación son mermadas;  incluso hay trabajadores que tienen que tener 2 trabajos para poder sobrevivir, frente al aumento del costo de la vida y los bajos salarios.
Por otro lado, las mujeres trabajadoras nunca contamos con 8 horas de descanso y recreación pues siempre ha estado a nuestro cargo mayoritariamente el cuidado de los hijos, el marido y el trabajo doméstico, es decir el trabajo de reproducción.

LAS MUJERES DOBLEMENTE EXPLOTADAS
En ese escenario internacional de detrimento de los derechos laborales de los trabajadores; las mujeres vivimos una realidad más dura, pues en pleno 2018 las mujeres trabajadoras seguimos recibiendo un menor salario por el mismo trabajo que realizan los hombres; sumado al trabajo doméstico y cuidado de los niños que sigue recayendo mayoritariamente en las mujeres; con lo que se nos somete a una doble jornada de trabajo, primero en nuestros centros de trabajo y después en la casa, es importante destacar que las mujeres no reciben ni un sólo peso por su trabajo de reproducción.  
Por si fuera poco, muchas mujeres no cuentan con guarderías gratuitas cerca de sus centros de trabajo, ni mucho menos, cuentan con un servicio de salud de calidad y  gratuito.
Las mujeres seguimos siendo discriminadas, ya que no somos contratadas si estamos embarazadas,  o si nos embarazamos mientras estamos trabajando; somos despedidas para no garantizarnos los derechos que nos corresponden.  
Se suma a esta larga lista el acoso y hostigamiento sexual que las mujeres sufren por sus compañeros de trabajo o patrones.
Estas son algunas de las injusticias que viven las mujeres trabajadoras a diario junto a la explotación y pauperización que comparten con toda la clase trabajadora.
Y es que la realidad de las Mujeres trabajadoras, los jóvenes y el conjunto de la clase trabajadora mexicana tiene un panorama desolador, puesto que con la aprobación y la implementación de las 11 reformas estructurales de EPN, el aumento de la precarización de la vida, la inflación y la violencia e inseguridad,  ha sido nuestro pan de cada día; los bajos salarios que obtenemos después de una jornada extenuante de trabajo cada vez alcanzan menos para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestras familias.
Particularmente con la privatización y entrega de los recursos energéticos estratégicos del país se cancela el futuro de miles de jóvenes estudiantes y futuros trabajadores, con la aplicación de la reforma energética se ve más lejos la utilización de este sector como palanca de desarrollo, que impulse la creación de empleos y que reactive la economía de nuestro país.
Este primero de mayo del 2018 se vivirá en medio de la contienda electoral por la presidencia de México.
Desde nuestras perspectiva sostenemos que ninguno de los candidatos y candidata a la presidencia representa los intereses de  las y los trabajadores y del pueblo pobre.
Es por eso que  la clase trabajadora tiene que confiar en sus propias fuerzas y desarrollar un programa de lucha,  que nos permita hacerle frente a la pauperización de la vida y generar condiciones que nos permitan recuperar los derechos que nos fueron arrebatados.
Este primero de mayo  las mujeres trabajadoras saldremos a la calle a exigir que la crisis la paguen  los capitalistas, no el pueblo trabajador , saldremos para exigir un salario acorde a la canasta básica familiar y su ajuste conforme al costo de la vida.  
Saldremos a las calles para denunciar que las mujeres seguimos siendo sometidas a una doble jornada laboral y obteniendo un menor salario al de nuestros compañeros de trabajo y por nuestro derecho a un contrato colectivo del trabajo.
Salimos por nuestro derecho a sindicalizarnos y a tener una vida política activa, así como una secretaria de la mujer al interior de nuestros sindicatos.
Luchamos por sindicatos combativos y democráticos que realmente representen las demandas de las y los trabajadores.
Este primero de mayo las trabajadoras saldremos a repudiar la violencia contra las mujeres en nuestro país, contra el acoso,  los feminicidios y la desaparición forzada y asesinatos contra la juventud.
Combativamente Rosas Rojas.

¡QUÉ LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS!

¡POR UN SALARIO ACORDE A LA CANASTA BÁSICA!

¡ TRABAJO IGUAL,SALARIO IGUAL!

¡POR LA SOCIALIZACIÓN DEL TRABAJO DOMÉSTICO!

¡DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES!

¡ALTO A LOS FEMINICIDIOS Y A LA VIOLENCIA CONTRAS LAS MUJERES!

¡NI UNA MENOS!

NO ES UN CRIMEN PASIONAL, ES UN FEMINICIDIO

#JusticiaParaSelene | El día de ayer Selene Hernández Mújica de 28 años, fue asesinada en su trabajo por el feminicida Óscar Munguía de 35 años, quien fue su pareja.

Este caso ha sido viral porque sucedió en la tienda de Zapatos Nine West al interior de Reforma 222, un centro comercial importante de Reforma. Más allá de dar datos precisos de lo que sucedió y que se puede encontrar en otros medios, nosotras denunciamos la minimización del feminicidio que a través de la prensa escrita y los medios electrónicos, ocurre. ¡No fue un crimen pasional, fue un FEMINICIDIO por parte del macho agresor Óscar Munguía que no soportó que Selene ya no fuera de su propiedad y que además ella estuviera buscando la custodia de su hijo!

Óscar Munguía asesinó a Selene porque sabía que lo podía hacer y es conocedor de que hay todo un sistema patriarcal apoyado en los medios de comunicación, en el sistema de “justicia” y sociedad profundamente conservadora y machista, que minimiza, comprende al agresor y culpa a las mujeres de su propio asesinato. NADA JUSTIFICA LA VIOLENCIA Y EL ASESINATO DE NINGUNA MUJER.

Este caso es uno más, otro más, de los que se vive a diario en México donde siete mujeres son asesinadas a diario; en donde pese a existir la tipificación de Feminicidio en algunos estados, nos enfrentamos a un sistema patriarcal que protege a los agresores y nos hace responsables de que nos maten.

Selene fue asesinada en su lugar de trabajo; esto  nos recuerda a todas que hemos dejado de estar seguras en nuestro trabajo, en nuestra escuela, en la calle; ni siquiera podemos estarlo en nuestra propia casa.

Y que por si fuera poco, “la justicia” criminaliza las medidas de autodefensa de nosotras las mujeres para nuestra protección; es decir que ni siquiera las medidas surgidas ante la inacción e ineficacia de las “instituciones de justicia”, podemos utilizar. Y es que como recientemente declararon agentes de Seguridad de Puebla, el uso de gas pimienta será motivo de detención. Entonces para las autoridades la tarea no es qué hacer para que las mujeres no seamos agredidas, sino detener a quienes nos defendamos.

Y lo anterior luego de que el pasado 13 de marzo un sujeto intentó abusar sexualmente de una estudiante de la IBERO cuando salía de un gimnasio en la zona de Las Ánimas, de quien logró escapar aunque con lesiones en el cuerpo y cabeza al haber sido herida con un ladrillo. A partir de esta agresión, compañeras de Puebla convocaron a través de las redes sociales a portar botes de gas pimienta para la defensa personal.

Desde la Agrupación de Mujeres Rosas Rojas, exigimos justicia para Selene y castigo para el feminicida Óscar Munguía; basta ya de simulaciones, de reproducir la violencia, de responsabilizarnos de los crímenes contar nosotras. El patriarcado normaliza y responsabiliza a las mujeres de que nos maten.

¡Justicia para Selene!

¡Castigo al feminicida!

¡No es un crimen pasional es un Feminicidio!

!Alto a la impunidad, Ni una asesinada más!

¡Basta de la normalización de la violencia!

¡ Ni Una Menos! ¡Vivas Nos Queremos!

Luchar, Vencer!