Archivo de la etiqueta: Comunidades Rurales

FRESAS DE SANGRE: LA LUCHA DE SAN QUINTÍN

Cinthya G.Leocadio Zarco y Bruno A. Saldaña Gómez
La compañía comercializadora multinacional Driscoll’s, líder mundial en el mercado de frutos rojos o berrys, gestiona porciones de tierra indirectamente a través de sus empresas productoras asociadas; Berrymex y Los Pinos, dentro del estado de San Quintín, Baja California, en México, y en Oxnard, California, a través de Norteamérica Reiter. Estas empresas a pesar de poseer un estatus jurídico autónomo, cultivan únicamente para la multinacional. En dicha relación, los productores terminan asumiendo los costes de producción, mientras Driscoll’s es responsable directa de actividades de marketing, ventas y distribución de productos. Está dinámica permite a la multinacional ser poseedora directa del sistema de producción total, es decir tener el control desde la producción hasta la distribución.
Desde la llegada de esta multinacional a territorio mexicano, se implementó un sistema de esclavitud moderna, que tiene a las y los jornaleros en condiciones miserables que van en contra de todos los derechos laborales y humanos. La mayoría de los trabajadores son provenientes de distintas entidades de la república (Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Puebla, Baja California y Chiapas), así como también muchos pertenecen a comunidades indígenas (zapotecas, triquis, mixtecas, etc.), en ambos casos, representan grupos sociales marginados históricamente.

Las condiciones de los trabajadores de estos campos de monocultivo se caracterizan por tener horarios de más de 10 horas, en donde reciben un pago de entre $110 a $130 pesos, sin contar con los gastos de transporte para llegar. La precarización no sólo es económica, sino también repercute directamente con la salud de los cientos de jornaleros que son expuestos diariamente a una gran variedad de agroquímicos, terminando muchas veces en enfermedades graves, que no son atendidas ni asumidas por la empresa que les paga. Los jornaleros de San Quintín, así como muchos de los miles de jornaleros mexicanos, no cuentan con seguridad social, atención médica, ni prestaciones. Son victimas de discriminación y violencia, específicamente, muchas mujeres jornaleras sufren abuso sexual y niños son obligados a trabajar. Prácticamente para las empresas sólo constituyen mano de obra barata, de la que fácilmente pueden prescindir en el momento que deseen. Las afectaciones que está trasnacional ha importado a México, no sólo se quedan dentro de los campos de cultivos, sino que se extienden a las comunidades a las que llega. Con ayuda del gobierno, se ha despojado, restringido, limitando y hurtado el agua, uno de los recursos más importantes para la región.

Ante esta situación en 2015, las y los jornaleros se organizaron activamente conformando así la “Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social” para exigir un mejor salario, seguridad en el trabajo, afiliación al seguro social y en general, mejores condiciones de trabajo. Convocaron a un paro el 17 de Marzo de ese mismo año, en el cual salieron a las calles más de 80 mil jornaleros, parando totalmente la producción. Después de algunos días, y pérdidas económicas para las empresas y el gobierno, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida; el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, así como sindicatos oportunistas que supuestamente representaban a los jornaleros (CTM, CROC y CROM) y que fueron desconocidos inmediatamente por el propio movimiento, se hicieron presentes. Se llevó a cabo una mesa de negociación donde los jornaleros expusieron sus peticiones, las cuales fueron escuchadas, sin embargo no fueron tomadas en cuenta debido a que el movimiento no estaba representado jurídicamente. Como resultado de esta reunión el 28 de Noviembre, en Tijuana ocurrió un hecho histórico, por primera vez en México se logró instituir el “Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas” (SINDJA), dirigido por y en beneficio de las y los jornaleros, quienes levantan como uno de sus objetivos principales, el realizar contratos colectivos que realmente beneficien y aseguren los derechos de los trabajadores. Sin embargo no están luchando únicamente por un mejor trato laboral de todas y todos los jornaleros sino por una mejor alimentación para los consumidores.

Conformado el sindicato se logró llegar a “acuerdos” entre los jornaleros y el gobierno federal como los de: recibir un salario que se encuentre entre los $150 y $180 pesos diarios y que en ningún caso el salario sea inferior al actual, así como la afiliación al seguro social. Sin embargo, estos puntos solo quedaron en promesas y hasta la fecha quedan sin cumplirse. Ante esto y cómo aniversario de la primera movilización, el 17 de Marzo del 2016 se realizó la llamada “Marcha de la dos Californias, Boycott Driscoll´s Sakuma”, en esta ocasión la marcha partió de San Quintín hasta llegar a Tijuana el 20 de marzo, donde se encontraron con sus hermanos Jornaleros de Estados Unidos, cuya situación laboral está en la misma situación. Durante la marcha se difundieron propuestas para un boicot en contra de la multinacional y de tiendas que venden sus productos, como Wall-Mart y Costco.
Pese a que este movimiento ha generado pérdidas económicas y una aceptación importante, no sólo dentro de la región, sino a nivel internacional, el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, alineado con el mandatario Enrique Peña Nieto, han decidido ignorar y eludir esta situación.

Actualmente tanto la “Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social”, como el SINDJA, siguen activos, exigiendo y movilizándose. Hasta ahora, han conseguido logros importantes como: el reconocimiento de al menos 7 millones de jornaleros en todo el país, contrastando con los 300 mil registrados por el gobierno; el reconocimiento internacional de las condiciones inhumanas de trabajo por parte de la CNDH y la ONU; y la creación de un sindicato independiente conformado por y para las y los jornaleros.
En San Quintín nos llaman porque creen firmemente en la necesidad de crear organización y una nueva estructuración sociopolítica, que tenga la capacidad de defender nuestros derechos, contrario a lo que ha demostrado la actual estructura. No descansaran hasta que sus exigencias sean cumplidas.

Como parte de sus acciones, se mantiene el llamado nacional al boicot a Driscoll’s y a centros comerciales que distribuyen sus productos. La invitación es a apoyar la caravana que salió el 4 de marzo de este año, desde San Quintín recorriendo varios estados, uno de ellos Tijuana, donde se replicarán la marcha de las dos californias del año pasado, para así reunirse en solidaridad con nuestros compatriotas en este país Norteamericano, especialmente ante la situación actual con la llegada de Donald Trump y el comienzo de las deportaciones masivas. El 17 de marzo la caravana planea llegar a la Ciudad de México, en donde se plantea realizar el Primer Encuentro Nacional de Jornaleros Agrícolas que principalmente dará fuerza para llegar a las instancias gubernamentales y exigir que sean cumplidos los acuerdos que desde el 2015 fueron pactados con el gobierno federal.

¡NO MÁS FRESAS DE SANGRE!

¡BOICOT A DRISCOLL’S!

¡FUERA MULTINACIONALES!

INFORME DE LA XX EDICIÓN DE LA BMACM

Bárbara Ramírez y Brenda Díaz
La Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México (BMACM) celebró el pasado 10 de diciembre su vigésima edición partiendo a las comunidades de Xalpatláhuac, Zacatipa, Xalatazala, Tlacotla y Tototepec, ubicadas en la montaña alta de Guerrero.

Esta ha sido la segunda ocasión en la que se logra trabajar con 5 equipos de brigadistas de manera simultánea, integrados por estudiantes y egresados de diversas universidades públicas, siendo esto una muestra de lo que es capaz la juventud organizada. A lo largo de doce días en los que se contó con el monitoreo del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, se ejecutaron los proyectos de salud dental, bibliotecas comunitarias, desarrollo infantil, agroecología, infraestructura rural, y dos proyectos piloto de medicina veterinaria y trabajo con jóvenes, en los que se logró la aceptación e involucramiento de las comunidades, generando así, la esencia del trabajo comunitario: ¡un trabajo en conjunto!
Durante su estancia, la brigada llevó a cabo actividades lúdicas con niñas y niños en donde se abordaron temas de salud, convivencia, identidad y medio ambiente. Con la población adulta se llevaron a cabo talleres para la elaboración de jarabes, pomadas y tinturas utilizando plantas medicinales de la región. La instalación de estufas ahorradoras de leña permite seguir contribuyendo a la disminución de problemas de salud y maximizar el uso de este combustible natural. El trabajo con jóvenes contó con una participación favorable en el primer torneo inter comunidades de basquetbol, deporte que realizan de manera excepcional los guerrerenses de la montaña alta y cuya implementación propició la convivencia y unidad de los jugadores y sus comunidades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son ya 10 años en los que edición a edición cientos de brigadistas han vivido esta experiencia, y no sólo eso, son años de dibujar, crear y hacer realidad un acto de solidaridad y compromiso con las comunidades más vulneradas de México, aquellas a las que poco se voltea la mirada, pero mucho hablan de los escenarios de principal importancia para atender y organizar.

Es así como a pesar de un panorama social adverso la BMACM se fortalece y busca potenciar su hacer desde la invención de cada uno de sus integrantes, con la riqueza de su multidisciplina, desde el sentir más profundo de compromiso e indignación ante las condiciones de vida y oportunidades de estas poblaciones.

La BMACM agradece a todas las persoans que creen y apoyaron este proyecto a través de sus aportaciones en la plataforma de DONADORA. Por segunda ocasión logramos cumplir y rebasar la meta establecida, lo cual nos permitió a más de 100 brigadistas desarrollar completamente esta XX edición de la BMACM. ¡GRACIAS!
El Grupo de Acción Revolucionaria y la Juventud Revolucionaria te invita a contribuir en este importante proyecto de trabajo que impulsa de manera independiente y con un único sentido: responsabilidad con el pueblo de México, devolver lo que el pueblo da a nuestras universidades públicas y vincular al sector estudiantil con el trabajo comunitario, con el verdadero servicio social.

Te invitamos a conocer nuestras páginas en las cuales puedes estar informado para que asistas a las actividades, talleres, foros y pláticas informativas que desarrollamos desde el GAR y la JR en nuestro espacio que es el Cubículo Estudiantil del Anexo de Ingeniería:

Facebook AccionRevolucionariaMX

Facebook del Cubículo del Anexo de Ingenieria

¡La Juventud Revolucionaria organizada avanza!
¡LA BMACM VA!

Juventud Revolucionaria
Grupo de Acción Revolucionaria