Archivo de la etiqueta: Despenalización del Aborto

SEGUNDO CAMPAMENTO FEMINISTA DE ROSAS ROJAS

Este 23 y 24 de junio se realizó con éxito el segundo campamento feminista de Rosas Rojas en Oaxtepec, Morelos. Durante dos días estuvimos discutiendo, reflexionando y tomando postura acerca de distintos temas y problemáticas que afectan a las mujeres hoy en día, con el objetivo de tener claridad teórica, política y organizativa para incidir y transformar la fuerte realidad que vivimos las mujeres en el país; asimismo tuvimos espacios para estrechar lazos y conocernos más a nivel personal.

Durante el primer día discutimos la división sexual del trabajo y la opresión de la mujer, tema fundamental para entender el origen de la subordinación social y familiar de la mujer y por qué existe una violencia sistemática hacia las mujeres; este tema se complementó con la revisión y discusión de términos como matriarcado, patriarcado, sexo, género y también conceptos de incorporación reciente en el feminismo como micromachismo e interseccionalidad.

Los trabajos durante este día continuaron con el tema de violencia hacia las mujeres y feminicidio, en el que se expuso que en este sistema existe un continuum de la violencia hacia las mujeres que va desde los celos y control, hasta violación, golpes y el Feminicidio como la forma de violencia extrema que diariamente nos arranca de manera atroz a 7 mujeres en el país.

El continuum de violencia, enseñado, promovido y solapado por las distintas instituciones del Estado, son el caldo de cultivo para que en el mundo y en nuestro país existan cifras alarmantes de desigualdad social, violencia, asesinatos hacia las mujeres y una total impunidad.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si la violencia es estructural, la respuesta también debe serlo

Las violencias machistas son la problemática que en la actualidad ha llevado a las mujeres a las calles para exigir su cese a nivel nacional e internacional, por lo que se han realizado distintas protestas, como marchas, toma de colegios, asambleas de mujeres y paros internacionales para visibilizar esta problemática.

Las acciones en este sentido se han centrado fundamentalmente en la visibilización y denuncia de la problemática de manera general y de casos de violencia en específico, así como el acompañamiento jurídico, social y psicológico de los mismos; lo cual sin duda es necesario e importante,  sobre todo cuando nos enfrentamos a instituciones de justicia patriarcal, que nos revictimizan y nos responsabilizan de la violencia que vivimos; sin embargo, es necesario que estas acciones las integremos a un estrategia que le haga frente a la violencia machista con una apuesta de respuesta estructural que planteé y exija un cambio de paradigma cultural, de roles de género, así como una educación no sexista, en todas las escuelas desde preescolar hasta la universidad.

Lo mismo debe de aplicar para la familia, principal institución del Estado patriarcal que reproduce la ideología hegemónica patriarcal. Es fundamental poner de frente la despatriarcalización de los hombres y de las mujeres, basta de seguir tolerando actitudes machistas y misóginas; así como es fundamental exigir una separación efectiva de la iglesia del Estado, lo anterior debe estar acompañado de una constante movilización de las mujeres en las calles que ponga contra la pared a las instituciones  que durante años han sostenido la violencia hacia las mujeres.

Alto a la trata y prostitución en nuestro país y en el mundo

En este tema discutimos la estrecha relación que existe entre la trata, la prostitución y el feminicidio. Ya que la mayoría de las mujeres víctimas de trata, son explotadas sexualmente en contra de su voluntad y una vez que estas ya terminaron su periodo de “productividad” para el proxeneta, generalmente son asesinadas con extrema  violencia o incluso son asesinadas por los mismos consumidores. Ya que una vez que se cierra la puerta de un cuarto de hotel, las mujeres en situación de prostitución están sometidas a los deseos y perversiones de quien las consume.

En nuestro país existen personas como Martha Lamas con una posición reglamentarista que insisten en la diferenciación entre la prostitución y la trata con fines de explotación sexual. La primera de acuerdo con Lamas cuenta con el consentimiento de la mujer prostituida y lo hace por una libre elección a diferencia de la segunda.

Durante el campamento discutimos que muchas veces detrás de la “elección libre”, generalmente hay factores como la pobreza, falta de oportunidades y coerción detrás de esa elección.

Aunque no negamos que existan mujeres que estén de acuerdo en  ejercer la prostitución; son muchas más las mujeres que están en contra de su voluntad y viviendo una explotación y serie de violencia por parte de un padrote y los mismos consumidores.

Llegamos a la conclusión de que es necesario garantizar atención médica de calidad así como generar oportunidades de trabajo para las mujeres en situación de prostitución con la perspectiva de sacarlas de esa condición. Desde nuestra posición eso se puede realizar sin la necesidad de reglamentar la prostitución.

También es necesario desmitificar la prostitución en nuestro país, ya que muchas veces se cree que las mujeres la ejercen porque les gusta el dinero fácil o porque son unas ninfómanas o que son mujeres que valen menos.  

Por otro lado consideramos que es importante luchar contra la penalización de las mujeres que están en esta condición y centrar la penalización en los consumidores y en los tratantes que viven o satisfacen sus deseos sexuales a través del cuerpo de las mujeres.

Por último consideramos que uno de los problemas es considerar la prostitución y todas sus formas en un mismo saco, es muy diferente considerar que existen mujeres acompañantes cuyo medio de desenvolvimiento es diferente a las mujeres sometidas por padrotes que tienen que pagar cuotas y son víctimas de explotación sexual. En este sentido, puede existir quien menciona que ejerce la prostitución por “libre elección” e incluso confirme el discurso del empoderamiento que genera esta práctica que levantan algunas organizaciones feministas, sin embargo, se debe contemplar que el más alto porcentaje de mujeres en situación de prostitución no se encuentra en este contexto y que la reglamentación que se realice a favor de una minoría puede afectar la explotación sexual y violencia que viven miles de mujeres y niñas en el mundo.

Por el aborto legal, seguro, gratuito en todo México, América Latina y el Mundo

En nuestro país la interrupción legal del embarazo es posible desde hace 11 años en la Ciudad de México, sin importar la causal hasta la semana 12, en el resto del país es posible dependiendo del código penal de cada estado, en el que se permiten ciertas causales, entre las principales la violación, malformación o que el producto ponga en riesgo la vida de las madres.

Sin embargo a pesar de que se haya conquistado el aborto legal en la CDMX, aún hay muchos retos por delante ya que las clínicas de atención gratuitas no logran satisfacer la demanda de atención de las mujeres, sumado a que no sólo tienen que atender a la población que vive en la ciudad, si no también a las mujeres que provienen del resto del país, en donde aún existen muchas restricciones para realizarse un aborto de manera segura.

Así como la falta de regulación y control que existe hacia las clínicas privadas que ofrecen el servicio de interrupción legal del embarazo en nuestro país.

Por todo lo anterior es necesario tomar el ejemplo de nuestras compañeras Argentinas en nuestro país, y desarrollar acciones que nos permitan acumular una fuerza masiva, que conquiste en las calles el aborto seguro, legal y gratuito en todo México y en todo América Latina.

Durante el segundo día de trabajo discutimos la propuesta de las compañeras de Estados Unidos de levantar un feminismo para el 99% de las mujeres así como las tareas y desafíos políticos y organizativos que tiene el movimiento de mujeres.

Levantemos un feminismo para el 99%

Es necesario levantar un feminismo que represente un proyecto político de transformación de la mayoría de las mujeres pobres y que integre por igual las demandas de las mujeres negras, indígenas y lesbianas.

También es necesario luchar contra las estructuras económicas, políticas e ideológicas que sostienen, la subordinación de la mujer respecto al hombre, pero que también son causantes y sustentan la desigualdad de clase, de raza del 99% de la población.

Construyamos un movimiento internacional de mujeres

El movimiento de mujeres tiene el imperativo político de no dar marcha atrás en lo que ha avanzado en los últimos años. Tenemos que seguir organizando año con año paros internacionales de mujeres, marchas, conversatorios, foros y charlas informativas de intercambio de experiencias, que nos permitan construir un movimiento internacional de mujeres que se movilice y organice contra el binomio capitalismo-patriarcado.

Conclusiones

Consideramos que es necesario realizar círculos y charlas de formación semanales para seguir discutiendo temas fundamentales de las problemáticas que vivimos las mujeres como el feminicidio, la violencia hacia las mujeres en la universidad y todos los espacios en los que nos desarrollamos, así como el aborto, seguro, legal y gratuito.

Es necesario organizar más campamentos en los que existan actividades expositivas y mesas de discusión que nos ayuden a comprender profundamente temas coyunturales y estratégicos dentro del movimiento de mujeres.

Así como seguir construyendo a Rosas Rojas como alternativa de transformación de la realidad social que viven las mujeres en nuestro país, tender puentes con otras organizaciones y mujeres en general para levantar un movimiento de mujeres en las calles en nuestro país, con independencia política, que tenga como ejes de lucha principales el feminicidio, el acceso a un aborto, seguro, legal y gratuito, así como la lucha contra las violencias machistas.

Las asistentes de este segundo campamento de formación política reafirmamos nuestro compromiso de retomar los acuerdos y reflexiones de cada tema de discusión, difundirlos y generar estrategias que de manera organizada nos lleven a planear y luchar por la emancipación de todas las mujeres.

Te invitamos a que marches con Rosas Rojas en la marcha de las históricas e históricos este próximo sábado 30 de junio a las 11 am en el Ángel de la independencia, a 40 años de la primera movilización pública de los grupos de lesbianas y homosexuales en nuestro país en 1978.  

Combativamente Rosas Rojas

¡Las mujeres luchando y el mundo transformando!

Anuncios

COMENTARIOS PARA LA LUCHA POR EL. ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO EN TODO MÉXICO

Argentina se ha convertido en el epicentro de la lucha de clases en América Latina; frente a episodios enormes que se han vivido por ejemplo en Brasil, la claridad política y organizativa que demuestra la lucha por el derecho al aborto en la Argentina, revela un paso adelante en la comprensión de las tareas históricas del conjunto de las y los explotados.

Para los apuntes: rápidamente un sector de mujeres en México ha consignado que la lucha de las mujeres en Argentina “es por la disputa de espacios que históricamente han pertenecido a los hombres”.

No compañeras, es entender completamente mal la lucha que está tratando de conquistar el aborto legal en la Argentina. Pese a las mejores interpretaciones que lleven a justificar, desde México, dichas afirmaciones como una lucha “de género”. El movimiento por la legalización del Aborto en la Argentina parte fundamentalmente de una critica a un principio clasista: mientras las ricas abortan las pobres mueren.

Dicho de otra forma y con toda claridad, Vanina Biasi dirigente nacional del Partido Obrero en Argentina, explicó en el reciente Conversatorio que organizamos desde Rosas Rojas, que el debate no era por el “aborto sí o aborto no” sino por el derecho y la libertad que tenemos las mujeres pobres, trabajadoras, explotadas, a decidir sobre nuestro propio cuerpo, a no morir y abortar en condiciones seguras.

Para continuar con la línea ideológica que ha sostenido una parte del movimiento de mujeres en países como México y Estados Unidos, rápidamente se ha salido a decir que se trata de “derechos negados por hombres”. Sin discutir en un campo mayor, desde Rosas Rojas afirmamos que la “justicia” es patriarcal y que en el capitalismo el derecho es burgués. Eso no lo cuestionamos. Sin embargo, comprender sólo desde esos espacios lo que está pasando en Argentina o en Europa es no comprender nada.

La lucha en Argentina está tratando de conquistar derechos para la mayoría de la población, para las trabajadoras explotadas y oprimidas. Es un problema de clase que cuestiona la justicia patriarcal y el derecho hecho y escrito por lo hombres, sí, pero principalmente se delimita de forma clasista y por izquierda.

Las ONG’s y las promotoras del inmovilismo y la clientela, se han apresurado a interpretar de otra forma las conclusiones de la lucha social y política en otros países, quitando los elementos que han favorecido la comprensión de las tareas que llevaron al triunfo.

En México con una mayoría de la población empobrecidas por décadas de neolineralismo, con una tasa muy alta de feminicidios casi en todo el país, con la precariedad laboral a todo lo que da y con las reformas neo coloniales promovidas desde Washington, plantear derechos para la mayoría de las mujeres, para las trabajadoras, las estudiantes, las campesinas, las indígenas, las afrodescendientes, es decir para las mujeres explotadas y oprimidas, significaría una lucha frontal que permitirá levantar un movimiento de mujeres delimitado claramente de los espacios del feminismo burgués, que no plantea más que medidas cosméticas que están por fuera de los intereses históricos de todas nosotras, para rebanar el carácter revolucionario en que se torna el movimiento de mujeres en todo el mundo.

Peligrosamente la invitación que se nos hace una vez que se esteriliza al movimiento de mujeres, es a “sororizar” con las mujeres de las clases dominantes por el hecho de ser eso, mujeres y no por el programa político que representan para darle salida a la opresión y explotación de las mujeres.

Compañeras, debemos enfrentar al enorme peligro de la hegemonía feminismo burgués que no hace más que lavarles la cara a sus representantes para que nosotras estemos discutiendo sobre “machirulos” y lingüística y no retomemos el ejemplo revolucionario de las mujeres del mundo entero.

El éxito de lo que vive en Argentina es la masividad de su método que logró sacar a las calles a miles de mujeres a exigir al Estado capitalista, patriarcal y a la sociedad su derecho a decidir sobre su cuerpo.

Toda esa marea verde, durante estos últimos meses siguió buscando el arropó de más mujeres de la clase trabajadora, de las estudiantes y de la sociedad en su conjunto a través de charlas, movilizaciones, tomas y consultas masivas de los colegios, para seguir acumulando la fuerza que logró inundar el congreso y poner contra la pared a los diputados de la Argentina y a toda la oposición que niega el aborto legal y gratuito a las mujeres, particularmente a las mujeres pobres de Argentina.

Las mujeres mexicanas tenemos que sacar las conclusiones correctas de todo este proceso; para emprender una lucha masiva y en las calles en ese terreno y en contra del Feminicidio, dónde el aborto legal seguro y gratuito, sólo es legal no importando las causales en la Ciudad de México hasta las 12 semanas y en un México donde asesinan a 7 mujeres diario.

¡Por una maternidad libre y voluntaria!

¡Por la legalización del aborto en México, América latina y en todo el mundo!

¡Por una educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir!

¡Estar en contra del aborto no es estar a favor de la vida, sino a favor del aborto clandestino!

¡Separación efectiva de la Iglesia y el Estado, Ya!

abortolegalportada2

 

EL ABORTO UN NEGOCIO RENTABLE

Sarahí Gutiérrez Ramírez

Históricamente el aborto ha constituido un problema de salud pública y justicia social, ya que se desarrolla en un contexto de violencia, restricción y persecución. Actualmente el aborto se continúa practicando en condiciones de riesgo y clandestinidad, al respecto la OMS reporta que se realizan cerca de 22 millones de abortos peligrosos en el mundo, mientras que Conapo señala que el aborto es la tercera causa de muerte entre las mujeres embarazadas.

Pese a que desde hace 10 años en la CDMX se aprobó una reforma en la asamblea legislativa para la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de manera voluntaria, es una realidad que no todas las mujeres tienen acceso a este servicio porque el aborto está regulado según el código penal de cada estado, basándose en las siguientes 8 causales:

  1. El embarazo es producto de una violación.
  2. El aborto es provocado por accidente.
  3. La valoración médica indica que el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer.
  4. El feto tiene malformaciones genéticas.
  5. La continuación del embarazo provocaría un grave daño a la salud de la mujer.
  6. El embarazo es producto de una inseminación artificial sin consentimiento.
  7. Por razones económicas y ser madre de tres hijos.
  8. Por libre decisión de la mujer hasta las 12 semanas de gestación.

Las tres primeras causales son aceptadas en la mayoría de los estados, mientras que el resto varía según la entidad, por ejemplo: en Querétaro y Guanajuato el aborto sólo se permite bajo la causal 1, a diferencia de la Ciudad de México en donde es posible realizar la interrupción de forma voluntaria. Por lo tanto, la restricción y negación de este servicio, empuja a todas las mujeres del interior de la república a trasladarse a la Ciudad de México para poder interrumpir su embarazo, o bien recurrir a procedimientos clandestinos e inseguros debido a la falta de recursos económicos, esto a consecuencia de la vulnerabilidad social, marginación y pobreza en la que se encuentran.

Tan sólo en la CDMX existen únicamente 13 centros de salud que realizan la Interrupción Legal del Embarazo de manera gratuita, por ende, la insuficiencia de cobertura de este servicio conlleva al surgimiento de un servicio privado. Actualmente existen alrededor de 40 clínicas privadas operando en este servicio, lo cual ha implicado un interés económico que es necesario revisar, en vez de utilizar  la interrupción legal del embarazo como un derecho de salud pública y una herramienta que ayude al empoderamiento y apropiación de los cuerpos de las mujeres, para la industria privada se ha vuelto una prioridad aumentar las ganancias y  los números de procedimientos atendidos por día, con la apariencia de un servicio que promueve el bienestar y la libre elección  de las mujeres.

El ámbito privado, incluso la sociedad civil se mueven bajo una lógica capitalista, que busca obtener ganancias lucrando con la salud y el cuerpo de las mujeres, lo cierto es que en la actualidad el aborto representa un negocio rentable para la burguesía, el estigma y el restringido acceso a este servicio de forma libre y gratuita en toda el país tiene como consecuencia el elevado número de clínicas con precios que oscilan desde los 1500 hasta los 6000 pesos, incluso más, según la clínica o el número de semanas de gestación, lo cual resulta inaccesible para muchas mujeres trabajadoras con salarios mínimos.

Un ejemplo de ello es la clínica Mexfam, la cual se maneja bajo la premisa de construir bienestar social, sin embargo su mayor interés no son los derechos ni el bienestar de las mujeres, se ha centrado únicamente en incrementar los números de usuarias que acuden a tomar este servicio y a dejado de lado la calidad y calidez de su servicio.

La realidad es que el estado tiene la obligación de poner a disposición de todas las mujeres sin importar  la posición económica, raza o religión, el  servicio de salud sexual y reproductiva en cada una de las entidades federativas y garantizar una educación sexual que apueste a la prevención de embarazos no deseados, facilitar el uso de métodos de planificación familiar y promover el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, es su deber poner al alcance de todas las mujeres el aborto de forma gratuita, libre y segura.

CintilloRosas