Archivo de la etiqueta: Juventud Revolucionaria

LA OCDE Y LA REFORMA EDUCATIVA

Carla V. Castro González

Una de las premisas fundamentales para la justificación de la Reforma Educativa, expuesta en los documentos que emitió la SEP en 2016 y 2017 (www.gob.mx/ modeloeducativo2016), tiene que ver con la necesidad de reestructurar la educación en México a causa de las transformaciones económicas, sociales y culturales que tiene nuestro país en la actualidad, es decir, la educación, de acuerdo a estos documentos, debe responder cabalmente a las exigencias y necesidades actuales. Sin embargo, si analizamos esta premisa, que además es uno de los pilares para justificar y sustentar en gran parte la imposición de esta supuesta reforma educativa, se vuelve necesario señalar cuáles son esas exigencias, transformaciones y necesidades actuales del mundo y de nuestro país, y por tanto, a qué o a quiénes responden: una de las principales instancias que está detrás de la reforma educativa es la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), quien dictó y estableció los lineamientos y recomendaciones para la elaboración e implementación de la reforma educativa, mismos que se encuentran en diferentes documentos firmados entre el actual gobierno y dicho organismo; dentro de estas recomendaciones establecidas en el Acuerdo de cooperación México – OCDE para mejorar la educación de las escuelas mexicanas, firmado en el 2012 (http://www.oecd.org/education/school/46216786.pdf), se enfatiza lo siguiente: elevar la calidad educativa, fortalecer y mejorar la formación y evaluación docente, garantizar el financiamiento en las escuelas, evaluar para ayudar a mejorar, la mejora en los resultados de las pruebas académicas a nivel internacional, que cabe mencionar, elabora la misma OCDE, entre otros. Estas recomendaciones, sin embargo, no sólo fueron asumidas por el gobierno mexicano, sino conforman el eje rector de la Reforma Educativa.

La OCDE es un organismo internacional que agrupa a 35 países y que tiene como objetivo servir a las economías de mercado emergentes a partir de la aplicación de políticas neoliberales dirigidas a promover la inversión privada, es decir, este organismo favorece la inversión privada entre los países que lo conforman, y por el contrario, restringe al estado al despojarlo de las responsabilidades que tiene para asegurar el bienestar de la población, ya que privatiza los servicios que este otorga. Además, en este organismo convergen también directrices del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de empresarios de los diferentes países que lo conforman, todos ellos bajo el mismo enfoque neoliberal. Por tanto, es necesario cuestionar que un organismo con tales características sustente hoy la implementación de una reforma educativa en nuestro país, que únicamente promueve y favorece la consolidación del mismo enfoque neoliberal y de privatización en nuestro sistema educativo nacional. Sumado a esto, la OCDE es muy clara en la concepción que le otorga a la educación, que no es otra sino la del Banco Mundial y el del Fondo Monetario Internacional, al concebir el fin de la educación como formador de “capital humano”. Al considerar la educación como capital humano, entonces se concibe a los estudiantes como un producto que se produce y se vende bajo los lineamientos de quienes poseen los medios de riqueza y poder. Siendo este el trasfondo de la Reforma Educativa, resulta incongruente que quienes la han promovido e impuesto la presenten como una necesidad y un reclamo de la sociedad para el bienestar de ésta, cuando en realidad se trata de una forma de someter la educación a los intereses y a la dirección de la OCDE, así como de la inversión extranjera.

Por último, al sostener que la educación debe responder a las exigencias actuales del país, es necesario mencionar también que las exigencias que hoy imperan en nuestro país responden a un modelo de desarrollo basado en la inversión extranjera como principal factor de creación y crecimiento económico. Por tanto, si la educación debe responder a estas demandas, resulta falso que dicho modelo educativo esté preocupado porque los estudiantes se realicen y aprendan de forma armónica y que se desarrollen en función de sus intereses, y más bien, es un mecanismo para la alienación de los estudiantes a un sistema neoliberal. Un modelo de desarrollo está obligado y destinado a dar resultados favorables a la población en materia de educación, de cultura, de economía, de salud, laboral, de seguridad y en general para el desarrollo de la población; éste es finalmente el propósito de cualquier acuerdo. Por tanto, al no ser ésta la finalidad de nuestro actual modelo de desarrollo, tampoco lo es en materia educativa.

Anuncios

1° DE MAYO ¡SI GANAN LOS TRABAJADORES, GANA LA JUVENTUD!

Zavala Terán César Iván y González Sánchez J. Isaías
La participación de la juventud en la lucha internacional de la clase obrera, no es únicamente un acto solidario, es una necesidad histórica ante las altas tasas de desempleo y los derechos laborales que se han perdido en los gobiernos neoliberales. Trabajos precarios o informales son las opciones que dan los gobiernos alineados a las políticas globales del sistema capitalista, y esto es claro, a las clases desposeídas y explotadas cada vez más se nos ofrece la miseria como futuro.
El sistema capitalista muestra al sector obrero que la acumulación de ganancias pasa por encima hasta los derechos mínimos de los trabajadores como pueden ser el descanso, otros aspectos tales como pensiones y jubilaciones que han querido ser removidas por inversionistas que sólo ven en términos de pérdidas o ganancias y que utilizan además la opresión y explotación para aumentar esas mismas ganancias y generar divisiones entre el mismo sector obrero y obtener mayor dominación por parte de la burguesía. En este escenario las Reformas Estructurales de México han incrementado la crisis económica y dependencia con nuestro vecino del norte. Donde, los gobiernos neoliberales del PRIAN, en su afán de colocar a México como una economía “competitiva” en los mercados internacionales, privilegiaban el garantizar la inversión extranjera a costo del abaratamiento de los sueldos de la clase trabajadora.
A la par de la situación económica que enfrenta nuestro país, el acceso a la cultura y al esparcimiento para la juventud se ven limitados por un sistema que intenta avanzar sobre la educación pública, como resultado miles de jóvenes son rechazados de las universidades públicas. Frente a estas situaciones los jóvenes no tendrán en un futuro próximo derechos básicos laborales si no es por ellos mismos, saliendo a las calles a luchar por sus derechos y demandas. La juventud en la historia ha jugado un papel en los procesos políticos fundamental donde pueden llegar a ser un factor clave luchando codo a codo con el sector trabajador, ya que en algún momento dichos jóvenes ocuparán un puesto laboral.
Desde los medios de comunicación se ha querido vender la imagen de una juventud apática, simbolizada en una categoría donde ni estudian ni trabajan (Ni-Ni) que pretende esconder la realidad de una juventud a la que se le impide trabajar por falta de experiencia y no existen una oferta educativa que abarque la demanda de la población, intentando convertir un mal sistémico del capitalismo en una responsabilidad individual de la juventud. Con el tiempo hemos visto cómo las demandas democráticas, sociales y laborales tanto de clase trabajadora como de la juventud se dejan de lado, es hora de retomar las movilizaciones y desde las calles organizarnos, salir los distintos sectores de la población este primero de Mayo a marchar, organizar el descontento, exigir los derechos laborales, nutrir las movilizaciones levantando las banderas de la unidad obrero-estudiantil impulsando una política mientras se construya unidad y solidaridad de los que luchan, que se cuestione de fondo un régimen que no ofrece nada para aquellos que reclaman justicia en todo el territorio del país. Se sostiene un panorama desalentador, pero por ello el descontento se debe de organizar con mayor fuerza y claridad.
La juventud no puede ser apática, la clase trabajadora es condenada a la miseria, los jóvenes proletarios también estamos condenados a las políticas neoliberales en México, los gobiernos del PRI y el PAN han vendido cualquier esperanza de tener una vida en lo más mínimo digna. Organizarnos desde el sector de la juventud es una necesidad histórica, nuestra formación política en esta etapa es parte del aprendizaje que debemos construir para enfrentar la realidad laboral cuando estemos totalmente insertados en el mundo del trabajo. Y ante las derrotas históricas que han sufrido los trabajadores mexicanos, debemos aprender de los procesos que se han suscitado, para que en un momento la juventud que somos hoy podamos conseguir nuevas conquistas para nuestra clase en un futuro cercano.
El llamado es a pelear por la conquista de nuestros reclamos en las calles de forma independiente, salgamos a luchar por:

1. Derogación de las Contra Reformas Estructurales en su conjunto, principalmente la Energética, la Laboral y la educativa. De la misma forma echar atrás las reformas al régimen de pensiones y jubilaciones que pretende acabar con el derecho a una vejez digna.
2. No pago de la deuda externa usuraria y la ruptura de los acuerdos internacionales como el TLCAN que sujetan a un modelo de economía tributaria y dependiente.
3. Salario igual a la canasta básica familiar y su ajuste conforme al costo de la vida. Atrás todos los incrementos a los alimentos, transporte y servicios. ¡Que la crisis la paguen los capitalistas, no el pueblo!
4. Por el respeto y ampliación de derechos laborales para las trabajadoras. Salario igual, trabajo igual. Alto a los feminicidios y crímenes contra la comunidad sexo diversa; ¡Ni una más; juicio y castigo a los responsables!
5. Retroceso a los gasolinazos, aumento de la capacidad de refinación nacional y cese a la exportación de petróleo crudo. Alto a la transformación de la matriz energética nacional que genera dependencia de combustibles del exterior lo que atenta contra la soberanía y seguridad nacional. No más incrementos a las tarifas eléctricas y cese al desmantelamiento de la CFE; no más incrementos del gas y refinados.
6. Abajo la iniciativa de Ley de Seguridad Pública con la que se pretende dotar a Peña Nieto de poderes extraordinarios y legalizar la intervención del Ejército en tareas de seguridad pública y facultar a la Policía Federal, estatal y municipal para reprimir violentamente la protesta social en forma indiscriminada. ¡Todos los militares a los cuarteles, desmilitarización de la policía y desaparición de la Policía Federal y la Gendarmería!
7. Por la libertad de todos los presos políticos, cese a la criminalización, persecución y hostigamiento de los movimientos sociales y luchadores sociales; derechos democráticos plenos para todas y todos. Presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa. ¡Juicio y castigo a todos los crímenes de Estado en contra del pueblo de México!

¡TODOS A MARCHAR ESTE 1° DE MAYO!

LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS REJAS EN CIUDAD UNIVERSITARIA, UNA UNIVERSIDAD INSEGURA PARA SU COMUNIDAD

PRONUNCIAMIENTO PARA EL FORO DE SEGURIDAD EN INGENIERÍA EL 9 DE FEBRERO POR LA JUVENTUD REVOLUCIONARIA
El día 29 de enero de 2018 la comunidad universitaria volvió a ser víctima de un hecho violento dentro de CU; del mismo modo que en las ocasiones pasadas los funcionarios universitarios lucieron por su ausencia. La situación transcurrió de la siguiente forma:

1. Alrededor de las 13:45 horas fuimos alertados sobre una detonación con arma de fuego realizada en el acceso del Anexo de la Facultad de Ingeniería que da hacia la zona de los frontones de Ciudad Universitaria.

2. No fue una balacera, fue un disparo hecho con arma de fuego que provocó que un grupo reducido de estudiantes y trabajadores que se encontraba en la zona, se refugiara dentro del Anexo, en los edificios aledaños, todos entrados en pánico y desconcierto.

3. También se pudo observar que tras realizada la detonación, un grupo de hombres corrió hacia el metro Copilco; de estos últimos, según testigos, salió el disparo.

4. Asimismo otro grupo de hombres desconocidos permaneció en el punto de donde provino el disparo bajo la consigna “hay que esperarlos güey, tienen que regresar”.

5. Auxilio UNAM nunca se presentó en el lugar dónde sucedió el incidente, pese a que fue reportado por varios compañeros y compañeras en los minutos siguientes a los hechos.

6. Este nuevo incidente se da en el marco de la reciente instalación de torniquetes para restringir el acceso a la zona de canchas y frontones de Ciudad Universitaria.

7. A partir de la restricción del acceso a la zona en cuestión, es más que claro que la gente que ahí opera, está cada vez más cerca de los espacios de concentración estudiantil. Pero no ha abandonado el campus y no tiene la más mínima intención de hacerlo.

8. Lo anterior demuestra que la restricción de los espacios en Ciudad Universitaria, la solicitud de credenciales y el enrejado del campus, está muy lejos de acabar con el problema que supuestamente pretendía resolver.

9. Por el contrario, la persistencia de las redes de narcomenudeo es producto de un esquema permisivo y de la incapacidad de las autoridades universitarias por imponer una solución y acabar, de una vez por todas, con este problema que cada vez se acerca peligrosamente más al conjunto de la comunidad universitaria y, concretamente, a la comunidad de la Facultad de Ingeniería.

10. Pese a lo acontecido y que nos percatamos que había sido de conocimiento de las autoridades de la Facultad, las actividades siguieron como se habían desarrollado durante el día. No se estableció protocolo de emergencia alguno.

11. Algunos compañeros y compañeras de la Facultad de Ciencias también conocieron de los hechos y alertaron en su facultad, sin embargo no ocurrió acción mayor por parte de las autoridades centrales de la UNAM.

12. Por nuestra parte desalojamos nuestro espacio de reunión y nos dirigimos hacia el metro Universidad junto con otro grupo de estudiantes que buscaba protegerse del incidente. Exigimos a las autoridades de la Universidad Nacional que asuman su responsabilidad con la comunidad Universitaria. El problema que envuelve lo que venía ocurriendo en la zona de frontones y el narcomenudeo en Ciudad Universitaria está tomando tintes muy riesgosos para todos los que asistimos a Ciudad Universitaria. Ni siquiera han tomado frontalmente el problema.

Está más que demostrado que las acciones restrictivas que impusieron las autoridades universitarias no sólo no están funcionando, sino que están exponiendo aún más a la comunidad a situaciones como las que se vivieron este lunes 29 de enero. La seguridad no es sinónimo de control y los funcionarios de gobierno universitario han optado por lo segundo simulando lo primero.

Ante esta situación adversa, hacemos un llamado a la comunidad universitaria a participar en el foro de seguridad que se realizará este viernes 9 de febrero de 2018 a las 16:00 hrs. En el edificio K del Anexo de la Facultad de Ingeniería, con el fin de informarnos y discutir las posibles acciones a realizar para afrontar este grave problema.

¡No queremos más violencia ni situaciones de riesgo en Ciudad Universitaria!

¡No queremos otro asesinato en las instalaciones del campus!

¡Solución inmediata a la crisis de inseguridad que se vive al interior del campus de Ciudad Universitaria!

Estudiantes de diferentes ingenierías y licenciaturas universitarias agrupados en el Cubículo Estudiantil del Anexo de la Facultad de Ingeniería de la UNAM – GAR