Archivo de la etiqueta: Lesbianas Socialistas

SEGUNDO CAMPAMENTO FEMINISTA DE ROSAS ROJAS

Este 23 y 24 de junio se realizó con éxito el segundo campamento feminista de Rosas Rojas en Oaxtepec, Morelos. Durante dos días estuvimos discutiendo, reflexionando y tomando postura acerca de distintos temas y problemáticas que afectan a las mujeres hoy en día, con el objetivo de tener claridad teórica, política y organizativa para incidir y transformar la fuerte realidad que vivimos las mujeres en el país; asimismo tuvimos espacios para estrechar lazos y conocernos más a nivel personal.

Durante el primer día discutimos la división sexual del trabajo y la opresión de la mujer, tema fundamental para entender el origen de la subordinación social y familiar de la mujer y por qué existe una violencia sistemática hacia las mujeres; este tema se complementó con la revisión y discusión de términos como matriarcado, patriarcado, sexo, género y también conceptos de incorporación reciente en el feminismo como micromachismo e interseccionalidad.

Los trabajos durante este día continuaron con el tema de violencia hacia las mujeres y feminicidio, en el que se expuso que en este sistema existe un continuum de la violencia hacia las mujeres que va desde los celos y control, hasta violación, golpes y el Feminicidio como la forma de violencia extrema que diariamente nos arranca de manera atroz a 7 mujeres en el país.

El continuum de violencia, enseñado, promovido y solapado por las distintas instituciones del Estado, son el caldo de cultivo para que en el mundo y en nuestro país existan cifras alarmantes de desigualdad social, violencia, asesinatos hacia las mujeres y una total impunidad.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si la violencia es estructural, la respuesta también debe serlo

Las violencias machistas son la problemática que en la actualidad ha llevado a las mujeres a las calles para exigir su cese a nivel nacional e internacional, por lo que se han realizado distintas protestas, como marchas, toma de colegios, asambleas de mujeres y paros internacionales para visibilizar esta problemática.

Las acciones en este sentido se han centrado fundamentalmente en la visibilización y denuncia de la problemática de manera general y de casos de violencia en específico, así como el acompañamiento jurídico, social y psicológico de los mismos; lo cual sin duda es necesario e importante,  sobre todo cuando nos enfrentamos a instituciones de justicia patriarcal, que nos revictimizan y nos responsabilizan de la violencia que vivimos; sin embargo, es necesario que estas acciones las integremos a un estrategia que le haga frente a la violencia machista con una apuesta de respuesta estructural que planteé y exija un cambio de paradigma cultural, de roles de género, así como una educación no sexista, en todas las escuelas desde preescolar hasta la universidad.

Lo mismo debe de aplicar para la familia, principal institución del Estado patriarcal que reproduce la ideología hegemónica patriarcal. Es fundamental poner de frente la despatriarcalización de los hombres y de las mujeres, basta de seguir tolerando actitudes machistas y misóginas; así como es fundamental exigir una separación efectiva de la iglesia del Estado, lo anterior debe estar acompañado de una constante movilización de las mujeres en las calles que ponga contra la pared a las instituciones  que durante años han sostenido la violencia hacia las mujeres.

Alto a la trata y prostitución en nuestro país y en el mundo

En este tema discutimos la estrecha relación que existe entre la trata, la prostitución y el feminicidio. Ya que la mayoría de las mujeres víctimas de trata, son explotadas sexualmente en contra de su voluntad y una vez que estas ya terminaron su periodo de “productividad” para el proxeneta, generalmente son asesinadas con extrema  violencia o incluso son asesinadas por los mismos consumidores. Ya que una vez que se cierra la puerta de un cuarto de hotel, las mujeres en situación de prostitución están sometidas a los deseos y perversiones de quien las consume.

En nuestro país existen personas como Martha Lamas con una posición reglamentarista que insisten en la diferenciación entre la prostitución y la trata con fines de explotación sexual. La primera de acuerdo con Lamas cuenta con el consentimiento de la mujer prostituida y lo hace por una libre elección a diferencia de la segunda.

Durante el campamento discutimos que muchas veces detrás de la “elección libre”, generalmente hay factores como la pobreza, falta de oportunidades y coerción detrás de esa elección.

Aunque no negamos que existan mujeres que estén de acuerdo en  ejercer la prostitución; son muchas más las mujeres que están en contra de su voluntad y viviendo una explotación y serie de violencia por parte de un padrote y los mismos consumidores.

Llegamos a la conclusión de que es necesario garantizar atención médica de calidad así como generar oportunidades de trabajo para las mujeres en situación de prostitución con la perspectiva de sacarlas de esa condición. Desde nuestra posición eso se puede realizar sin la necesidad de reglamentar la prostitución.

También es necesario desmitificar la prostitución en nuestro país, ya que muchas veces se cree que las mujeres la ejercen porque les gusta el dinero fácil o porque son unas ninfómanas o que son mujeres que valen menos.  

Por otro lado consideramos que es importante luchar contra la penalización de las mujeres que están en esta condición y centrar la penalización en los consumidores y en los tratantes que viven o satisfacen sus deseos sexuales a través del cuerpo de las mujeres.

Por último consideramos que uno de los problemas es considerar la prostitución y todas sus formas en un mismo saco, es muy diferente considerar que existen mujeres acompañantes cuyo medio de desenvolvimiento es diferente a las mujeres sometidas por padrotes que tienen que pagar cuotas y son víctimas de explotación sexual. En este sentido, puede existir quien menciona que ejerce la prostitución por “libre elección” e incluso confirme el discurso del empoderamiento que genera esta práctica que levantan algunas organizaciones feministas, sin embargo, se debe contemplar que el más alto porcentaje de mujeres en situación de prostitución no se encuentra en este contexto y que la reglamentación que se realice a favor de una minoría puede afectar la explotación sexual y violencia que viven miles de mujeres y niñas en el mundo.

Por el aborto legal, seguro, gratuito en todo México, América Latina y el Mundo

En nuestro país la interrupción legal del embarazo es posible desde hace 11 años en la Ciudad de México, sin importar la causal hasta la semana 12, en el resto del país es posible dependiendo del código penal de cada estado, en el que se permiten ciertas causales, entre las principales la violación, malformación o que el producto ponga en riesgo la vida de las madres.

Sin embargo a pesar de que se haya conquistado el aborto legal en la CDMX, aún hay muchos retos por delante ya que las clínicas de atención gratuitas no logran satisfacer la demanda de atención de las mujeres, sumado a que no sólo tienen que atender a la población que vive en la ciudad, si no también a las mujeres que provienen del resto del país, en donde aún existen muchas restricciones para realizarse un aborto de manera segura.

Así como la falta de regulación y control que existe hacia las clínicas privadas que ofrecen el servicio de interrupción legal del embarazo en nuestro país.

Por todo lo anterior es necesario tomar el ejemplo de nuestras compañeras Argentinas en nuestro país, y desarrollar acciones que nos permitan acumular una fuerza masiva, que conquiste en las calles el aborto seguro, legal y gratuito en todo México y en todo América Latina.

Durante el segundo día de trabajo discutimos la propuesta de las compañeras de Estados Unidos de levantar un feminismo para el 99% de las mujeres así como las tareas y desafíos políticos y organizativos que tiene el movimiento de mujeres.

Levantemos un feminismo para el 99%

Es necesario levantar un feminismo que represente un proyecto político de transformación de la mayoría de las mujeres pobres y que integre por igual las demandas de las mujeres negras, indígenas y lesbianas.

También es necesario luchar contra las estructuras económicas, políticas e ideológicas que sostienen, la subordinación de la mujer respecto al hombre, pero que también son causantes y sustentan la desigualdad de clase, de raza del 99% de la población.

Construyamos un movimiento internacional de mujeres

El movimiento de mujeres tiene el imperativo político de no dar marcha atrás en lo que ha avanzado en los últimos años. Tenemos que seguir organizando año con año paros internacionales de mujeres, marchas, conversatorios, foros y charlas informativas de intercambio de experiencias, que nos permitan construir un movimiento internacional de mujeres que se movilice y organice contra el binomio capitalismo-patriarcado.

Conclusiones

Consideramos que es necesario realizar círculos y charlas de formación semanales para seguir discutiendo temas fundamentales de las problemáticas que vivimos las mujeres como el feminicidio, la violencia hacia las mujeres en la universidad y todos los espacios en los que nos desarrollamos, así como el aborto, seguro, legal y gratuito.

Es necesario organizar más campamentos en los que existan actividades expositivas y mesas de discusión que nos ayuden a comprender profundamente temas coyunturales y estratégicos dentro del movimiento de mujeres.

Así como seguir construyendo a Rosas Rojas como alternativa de transformación de la realidad social que viven las mujeres en nuestro país, tender puentes con otras organizaciones y mujeres en general para levantar un movimiento de mujeres en las calles en nuestro país, con independencia política, que tenga como ejes de lucha principales el feminicidio, el acceso a un aborto, seguro, legal y gratuito, así como la lucha contra las violencias machistas.

Las asistentes de este segundo campamento de formación política reafirmamos nuestro compromiso de retomar los acuerdos y reflexiones de cada tema de discusión, difundirlos y generar estrategias que de manera organizada nos lleven a planear y luchar por la emancipación de todas las mujeres.

Te invitamos a que marches con Rosas Rojas en la marcha de las históricas e históricos este próximo sábado 30 de junio a las 11 am en el Ángel de la independencia, a 40 años de la primera movilización pública de los grupos de lesbianas y homosexuales en nuestro país en 1978.  

Combativamente Rosas Rojas

¡Las mujeres luchando y el mundo transformando!

Anuncios

40 ANIVERSARIO DE LA SALIDA A LA LUZ PÚBLICA DEL MOVIMIENTO DE LESBIANAS Y DEL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL EN MÉXICO EN 1978 Y SU RELACIÓN CON EL SOCIALISMO

MARCHA DE LAS Y LOS HISTÓRICOS 30 DE JUNIO

Yan María Yaoyólotl C.

El presente año 2018, se celebran los 40 años de la salida a la luz pública del movimiento de lesbianas y del movimiento homosexual en México en el año 1978.

40 años del inicio de una lucha contra la brutal y salvaje represión que existía en esos tiempos, de valentía y heroísmo de muchas lesbianas y homosexuales que se atrevieron a salir de la clandestinidad para enfrentar a todas las instituciones sociales desde la familia, la parentela, el vecindario, la escuela y el lugar de trabajo, hasta la religión, la medicina, la psiquiatría, el gobierno, la policía, la cárcel y otras más.

Tres fueron las organizaciones que constituyeron este gran movimiento: el FHAR, primer grupo homosexual que salió a la luz pública en México en julio de ese año; LAMBDA de mujeres y hombres homosexuales y OIKABETH exclusivamente de lesbianas que se fundaron también ese año. Las tres organizaciones formaron la primera coalición de grupos de lesbianas y de homosexuales en México llamada Coordinadora de Grupos Homosexuales (CGH) -donde Lambda se opuso a incluir la palabra “lesbianas”-, la cual marchó por primera vez en México el 2 de octubre de 1978.

1978 representó entonces, el surgimiento y la irrupción política del movimiento de lesbianas y del movimiento homosexual en la historia de México. Pero lo más importante es que salieron a la luz como organizaciones socialistas vinculadas con la izquierda mexicana y con propuestas para la construcción de una nueva sociedad el “socialismo sin sexismo”.

OIKABETH y FHAR iniciaron pláticas con el Partido Comunista (PCM) y Lambda con el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) trotskista; apoyaron la lucha del sindicalismo independiente; tuvieron una activa participación en luchas sociales anti-imperialistas y anti capitalistas nacionales e internacionales y desplegaron una gran presencia en espacios públicos como fábricas, huelgas, marchas, protestas sociales, todo lo cual culminó con la Gran Marcha de 1980 donde salieron del closet por primera vez en la historia del país cerca de cinco mil lesbianas y homosexuales. La actividad de estas tres grandes organizaciones duró del 78 al 81 cuando desaparece el FHAR y el 82 cuando OIKABETH sufre un golpe de estado por parte de un grupo de mujeres homosexuales caotistas de derecha que se infiltraron en el movimiento lésbico (donde llegó Patria Jiménez, quien sería la primer diputada gay en Latinoamérica).

Del 82 al 84 se libraron fuertes enfrentamientos entre la RED LHOCA (ex integrantes del FHAR, ya de orientación anarquista) y Lambda. Finalmente, el 84 se considera la fecha emblemática de la disolución del movimiento homosexual en México expresada certeramente en la publicación Eutanasia al Movimiento Lilo publicada por COLECTIVO SOL (ex-farino). Lambda continúo hasta el 86 perdiendo su carácter político socialista y teniendo que ceder ante el surgimiento de grupúsculos gays derechizados, totalmente despolitizados y centrados en la búsqueda de derechos civiles dentro del patriarcado capitalista.

Pero lo importante a entender es que murió el movimiento homosexual y que paulatinamente se fue surgiendo el mercado gay en la década de los 80, el cual consolidó su derechización total con la gelebetización (GLBT) en los 90. Transformándose a partir de los 2000 en el mercado de la diversidad Sexual (MDS) una propuesta totalmente capitalista y patriarcal -salvo algunos aspectos- y su aparato conceptual: el queerismo (Teoría Queer) absolutamente reaccionario y contrarrevolucionario, liquidador de movimientos sociales y consolidador del pensamiento neoliberal posmoderno.

Por su lado, el movimiento lésbico feminista (MLF) continuó un camino ascendente y de fortalecimiento. En 1982 Lesbianas Socialistas se convirtió de tendencia en grupo; se fundó el primer grupo de lesbianas en un estado de la república mexicana, Lesbianas Morelenses (LM) y se formó OIKABETH II con participantes de tres partidos políticos de izquierda: el PCM, el PMT y el PRT. Y en 1984 se formó el Seminario Marxista Leninista de Lesbianas Feministas, continuando todos con la tradición de izquierda del movimiento sexo-político.

Y en 1987 el Seminario y un nuevo grupo MULA organizaron, junto con PATLATONALLI y lesbianas independientes, el Primer Encuentro Nacional de Lesbianas en Guadalajara y la realización del Primer Encuentro de Lesbianas Feministas en Latinoamérica y del Caribe en 1987 primero en la historia del continente. Y asimismo, se conformó la Coordinadora Nacional de Lesbianas (CNL) integrada por doce grupos, dejando fuera a MULA y a OIKABETH III (de Patria). Desafortunadamente, a partir de la década de los 90 la mayoría de los grupos fueron cooptados por los financiamientos y por tanto derechizados; permaneciendo en la marginalidad y la sobrevivencia la resistencia lésbico-feminista (RLF) expresada en el feminismo radical de orientación anarquista y el feminismo socialista.

amor

Pronunciamiento de Rosas Rojas en el Homenaje al Grupo Ácratas

Un saludo combativo desde todas las Rosas Rojas a todas las compañeras y compañeros que están el día de hoy aquí en este evento de homenaje al primer grupo de mujeres lesbianas Feministas en México; gracias a Yan María por la invitación.

Mi nombre es shahin corona y estaré dando mi participación a continuación desde Rosas Rojas. Nosotras debido a nuestra edad no conocimos al grupo Ácratas activo, ni tampoco a Marcela Olavarrieta su fundadora.

Sin embargo conocemos parte de su historia y principios políticos y métodos de lucha, gracias a la compañera Yan María, quien ha realizado la labor histórica de mantener vivos los principios lesbofeministas a través de la transmisión oral, escrita y práctica; lo cual es muy importante, y agradecemos mucho, más hoy en día, ante la embestida neoliberal posmoderna que retoma los principios políticos y los tergiversa.

Al grado que muchas de nosotras cuando escuchamos la palabra lesbiana, lo primero que nos viene a la mente,es una relación sexo- genital, afectiva entre mujeres, y no un amor político entre mujeres, una construcción amorosa por un proyecto político que logré la emancipación de las mujeres y que logré romper la dependencia histórica que nos ha impuesto hacia los hombres a través de la instauración del patriarcado.

Las Rosas Rojas hemos conocido parte de esa historia y retomando principios y métodos del lebosfeminismo; estamos convencidas de que es importante reconocer el valor, honestidad y principios éticos de las compañeras de Ácratas así como su militancia, ya que eran mujeres que realmente realizaban sus acciones con la firme convicción de transformar las condiciones de vida de las mujeres, dieron la vida en eso y estaban convencidas de que el cambio era posible; ahora nos encontramos en un momento en que hay una lucha ideológica fuerte, hacia la militancia, los ideales y al compromiso político. 

Estamos en una fase del avance del movimiento de mujeres, que ha logrado conquistas en los últimos días, pero por otro lado también ha habido una cooptación del movimiento feminista, a través de las instituciones gubernamentales y asociaciones civiles, partidos políticos y fondos internacionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora nos encontramos con diferentes corrientes políticas feministas; feminismo de derecha, pro capiltalista, burgués, feminismo hetero-patriarcal, anarquista, posmoderno y socialista.

Ante ello nosotras estamos convencidas de que tener principios políticos, éticos y una responsabilidad y compromiso a través de al militancia es necesario; por lo tanto se vuelve un imperativo ético y político recuperarlos, así como la indepencia política del movimiento de mujeres. Adecuando todos ellos a las nuevas situaciones que han surgido en el movimiento de mujeres, por su puesto.

Rosas Rojas reinvindica un feminismo socialista, con perspectiva de clase y con una tradición y métodos de lucha de la izquierda revolucionaria, que en primera instancia pudiera parecer que no tenemos nada de confluencia con el movimiento anarquista, corriente política a la que pertenecían las compañeras de Acratas, sin embargo como lo he comentado anterirormente reconocermos principios, métodos, perspectivas de lucha y su importancia histórica, la cual es digna de no olvidarse y estar viva a traves de la memoria, y a través de la puesta a la práctica por cada una de nostras.

Nosotras reinvindicamos los espacios de trabajos propios de las mujeres, pero también debido a nuestra perpectiva socialista reinvindicamos espacios mixtos y de confluencia con los compañeros de la clase explotada, ya que este sistema capitalista se sostiene de la explotación y opresión, de la clase trabajadora tanto mujeres como hombres, sin embargo también reconocemos que existe una opresión explotación que los hombres de la clase trabajadora no viven y por tanto los espacios sólo de mujeres son necesarios.

Sin embargo a pesar de que reinvindicamos espacios mixtos, respetamos a las compañeras que por decisión y perspectiva sólo trabajan con mujeres, respetamos y podemos trabajar también con ellas, no tenemos una lucha ferrea con espacios separatistas, somos conscientes de que esos espacios son necesarios y las Rosas Rojas también tenemos nuestros propio espacio.

Nosotras reconocemos en el movimiento lesbofeminista a compañeras comprometidas, las reconocemos como aliadas en esta fuerta lucha contra el patriarcado, y el capitalismo, reconocemos una claridad política en cuanto a que la lucha feminista que reinvindicamos y construimos es por las mujeres explotadas y oprimidas; No por las mujeres explotadas; por eso nos pronunciamos firmemente por la integración del lebofeminismo como parte integral de la lucha feminista, decimos ni una lucha lesbofeminista aislada más y rechazamos la incorporación del lesbofeminismo como parte de la llamada “diversidad sexual”, en la que una parte de esta, se ha caracterizado por invisibilizar a las mujeres y a la lucha lesbofeminista.

¡Por la recuperación del movimiento lesbofeminista como parte integral del feminismo!
¡El lesbofeminismo no ha muerto!