Archivo de la etiqueta: Mujer

Segundo Encuentro Nacional de Rosas Rojas

Este 17 y 18 de noviembre realizamos con éxito nuestro Segundo Encuentro Nacional de Rosas Rojas, en el que durante dos días de trabajos representantes de nuestra organización en los estados y de la Ciudad de México construimos una agenda política que impulsaremos de manera coordinada a nivel nacional este 2019, con el objetivo de continuar luchando de manera organizada en las calles, escuelas y lugares de trabajo para conquistar nuestros derechos.

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el primer día de labores, se llevó a cabo la Plenaria Nacional de Rosas Rojas en la que realizamos un balance de las últimas jornadas de lucha del movimiento de mujeres a nivel internacional y nacional, protagonizadas por la lucha del aborto legal, seguro y gratuito.

El pasado 8 de agosto se realizó a nivel internacional una gran jornada global por el aborto legal seguro y gratuito en solidaridad con las compañeras Argentinas, esta acción fue la antesala para la gran jornada de lucha que se realizó el 28 de septiembre por el día internacional por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe en latinoamérica; México no se quedó atrás y el 28 de septiembre se realizaron acciones en más de 27 estados de la república con el reclamo unitario: – ¡Por el aborto legal, seguro y gratuito en todo México!

En este marco, las Rosas Rojas tuvimos una participación destacada y colaboramos en la construcción de las convocatorias de acciones del 28S en la Ciudad de México, Toluca y estados ultra conservadores, como Guanajuato, Nuevo León y Chihuahua, derivado de estas acciones se creó Rosas Rojas Nuevo León y Rosas Rojas Chihuahua tuvo su primera acción pública, por otro lado nuestras compañeras de Rojas Rojas Juárez estuvieron llevando una fuerte pelea contra la iglesia y contra el fuerte conservadurismo y machismo que se vive en la frontera norte al igual que las compañeras de Guanajuato en el centro del país.

La recientes movilizaciones por el aborto legal, seguro y gratuito en nuestro país, abrieron una nueva fase del movimiento de mujeres y trajeron a las calles una nueva generación de compañeras dispuestas a luchar para conquistar nuestros derechos y visibilizar la brutal violencia que se vive en México;  lo anterior se vive en un proceso de cambio de gobierno en el que el Estado pasará a ser administrado por un gobierno de “centro” y de conciliación (Morena), en el que el pueblo tiene muchas esperanzas depositadas y altas expectativas, luego de 30 años de gobiernos neoliberales; sin embargo a pesar de que este gobierno en algunas cuestiones será distinto a los gobiernos del PRI y del PAN, este gobierno de conciliación tiene un límite ya que no se le puede dar gusto a los pobres y a los ricos, a la iglesia y los partidos anti-derechos o al movimiento de mujeres que mediante la marea verde mexicana colocó en la agenda pública y legislativa la legalización del aborto.   En este tema Morena tendrá que tomar una definición y decidir en favor del movimiento de mujeres para resolver un grave problema de salud pública o en favor de la iglesia y los intereses de la derecha ultra-conservadora.

Es por eso que desde el segundo encuentro nacional de Rosas Rojas sostenemos que la movilización independiente  de las mujeres y del conjunto del pueblo explotado será necesaria para marcar la agenda de ese próximo gobierno y presionar por la izquierda y desde abajo para que Obrador y Morena gobierne en favor de las mujeres explotadas y oprimidas y del conjunto de los trabajadores y estudiantes explotados.

Con esa perspectiva el segundo punto de la plenaria fue la construcción de una agenda política para este 2019 que nos permitirá seguir construyendonos nivel nacional con una perspectiva de acción desde la independencia política que tenga como ejes fundamentales de su programa, la lucha contra el feminicidio y las múltiples violencias hacia las mujeres, la precarización laboral de las mujeres y la lucha por la conquista del aborto legal seguro y gratuito en todo México.

Agenda política de Rosas Rojas 2019

Esta agenda implica impulsar marchas, foros o artículos que visibilicen la problemática y que nos permitan organizarnos para hacerle frente a la violencia que vivimos a diario en nuestro país.

  • Enero: Lunes 28 de enero Esmeraldatón, Apoyo en la acción convocada por los familiares de Esmeralda Castillo que este 2019 cumple 10 años de desaparecida.  
  • Febrero: Jueves 14 febrero Aceptamos la invitación de nuestras compañeras de CATWLAC y nos sumamos a la Acción internacional Mil Millones nos levantamos contra la explotación y por la revolución feminista, un 14 de febrero de 2001 desapareció Lilia Alejandra García Andrade en Ciudad Juárez por lo retomaremos ese caso con fuerza en el marco de esta acción.
  • Marzo: Viernes 8 de marzo- Marcha por el día internacional de la mujer trabajadora.
  • Mayo: Viernes 10 de mayor – Apoyo y difusión de la marcha de madres de hijas desaparecidas.
  • Julio: Martes 2 de Julio – Acción por el día internacional del trabajo doméstico.

Jueves 25 de julio – Acción por el día internacional de la mujer caribeña y negra- artículo.

  • Agosto Tercer Encuentro Nacional de Rosas Rojas
  • Septiembre: Sábado 28 de Septiembre –  Participación en la Marcha por el Día internacional por la legalización del aborto en América Latina y el Caribe
    • 23 septiembre día en contra de la explotación sexual de las mujeres.
  • Lunes 25 de Noviembre 25 –  Participación en la Marcha por el día internacional por la erradicación de la violencia hacia la mujer.

Como parte del cierre de actividades del primer día de labores, realizamos una fogata y realizamos un círculo sagrado a cargo de nuestra compañera Yan María en el que compartimos nuestras expectativas de este segundo encuentro y del trabajo que viene, así como experiencias personales con el objetivo de conocernos y brindarnos apoyo en el terreno personal, ya que la revolución que buscamos en Rosas Rojas en interna y externa.

Por último durante el segundo día de actividades realizamos un taller de formación del feminismo que levanta Rosas Rojas con el objetivo de dar claridad teórica, política y organizativa del feminismo socialista, asimismo analizamos nuestras coincidencias y diferencia de las distintas corrientes políticas del feminismo que existen en nuestro país.

Durante el taller también caracterizamos y analizamos distintas situaciones que están pasando en la actualidad con la perspectiva de tener una claridad política, organizativa y de acción de cómo enfrentarlos, uno de ellos fueron las violencias machistas, y la grave problemática de violencia hacia las mujeres que se vive en la UNAM y en todas las universidades, el feminicidio y el aumento de este a pesar de la alerta de género y de protocolos de atención que se han realizado en los últimos años, la violencia hacia las mujeres y particularmente hacia las mujeres que nos organizamos en las redes sociales, entre otros.

Luego de dos días de arduos trabajos de discusión, reflexión y de compartir experiencias personales, es decir de llevar a cabo un trabajo colectivo de formación y de construcción de nuestra agenda política, concluimos nuestro segundo encuentro nacional de Rosas Rojas con el compromiso de seguir construyendonos como una alternativa para las mujeres en nuestro país y de socializar con nuestros comités de base en la Ciudad de México y en los estados los acuerdos políticos, organizativos y de formación que se aprobaron durante el segundo encuentro de Rosas Rojas.

Combativamente Rosas Rojas

¡Las mujeres luchando y el mundo transformando!

Anuncios

Las mujeres ante el gobierno de Obrador

La voluntad popular se impuso y AMLO será el próximo presidente de nuestro país, con amplio margen de diferencia que lo respalda; también Morena se llevó las gubernaturas de Chiapas, Veracruz, Tabasco y una mayoría en el congreso.

Obrador y Morena lograron capitalizar el descontento y hartazgo producto de la precarización de la vida derivada de 32 años de gobiernos neoliberales en nuestro país, así como por la implementación de 11 reformas estructurales y el aumento de la violencia, impunidad y asesinatos en el gobierno de EPN.

El partido Morena y su principal dirigente AMLO gobernarán al país por lo próximos 6 años; ellos se presentan y son caracterizados por muchos, como un gobierno de “izquierda”, sin embargo desde el GAR caracterizamos a Morena como un partido de acceso al poder por la vía electoral, de centro; que buscará la “reconciliación” de los ricos y los pobres, de empresarios y trabajadores.

Desde nuestra perspectiva, lo anterior tiene sus limitantes, ya que para poder otorgar mejores condiciones de vida al pueblo pobre, necesariamente hay que trastocar los intereses de los empresarios y de las familias que concentran el 99% de la riqueza de nuestro país.

El 20 de noviembre del 2017, Morena presentó su Programa de Nación y unos de sus ejes más débiles desde nuestra perspectiva, fue su propuesta para las mujeres.   

El programa cuenta con un apartado llamado “Equidad de género”, que se resume en la siguiente frase “Se ha buscado que este Proyecto de Nación considere en todas sus partes el principio de la equidad de género”, de aquí en adelante la mayoría de las propuestas tienen explícito la búsqueda por la equidad entre hombres y mujeres, es decir busca la paridad de género, lo que hasta el momento ha cumplido, por ejemplo en su propuesta de gabinete así como en la conformación de sus equipos de senadores y diputados, a continuación discutiremos las limitantes de esta iniciativa.

El programa de Nación de Morena, aborda de manera superficial la problemática de las mujeres, toca solamente lo políticamente correcto y lo que está en boga, “la paridad de género”, desde nuestra perspectiva el aumento del cupo femenino es un encubrimiento de la vulneración de derechos que sufren las mujeres.

Si la intención fuera promover un mayor protagonismo social y político de las mujeres, deberían atenderse entonces las causas sociales y materiales que nos colocan en un lugar subordinado dentro de esta sociedad, lo que promueve Morena y lo demás partidos es un encubrimiento de la vulneración de derechos que sufrimos a diario.

En el programa de Nación de Morena no se habla de temas fundamentales para garantizar la autonomía y libertad de la mujeres, como el derecho al aborto, a una maternidad libre y voluntaria, así como una educación sexual; no habla de la grave problemática de los feminicidios, que diariamente nos arranca a 7 mujeres en nuestro país; de la brecha salarial entre hombres y mujeres, del trabajo doméstico y  la doble jornada laboral que realizan a diario miles de mujeres; y así se omiten una serie de problemas que son fundamentales a tratar para cualquier partido u organización que se quiera plantear como un referente y alternativa de transformación para las mujeres.

Lo anterior se suma a las declaraciones que AMLO dió en su campaña, de que pondrá a “consulta” el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y por si fuera poco – ¡para cerrar con broche de oro! -, la alianza con el partido ultraconservador  PES, quiénes gracias a la alianza “juntos haremos historia” tendrán 5 senadores y 58 diputados en la siguiente legislatura, todo estas cuestiones constituyen limitantes, que hacen cuestionarnos el avance de los derechos de las mujeres que se podrán tener en el próximo gobierno.

Paridad de género en el Senado y Cámara de diputados

Uno de los triunfos que se ha celebrado por varias feministas en los últimos días, es la “paridad de género”,  que se ha logrado en estas elecciones en la cámara de senadores y diputados; si bien es de celebrarse que exista una inclusión de las mujeres en los espacios políticos y públicos que han sido históricamente ocupados por hombres, es falso que sólo por haber la mitad de mujeres en ambas cámaras nuestros intereses estarán representados en el gobierno entrante.  

Hay que recordar, que no sólo con el hecho de ser mujer, se adquiere de manera automática una posición feminista o una posición que represente los intereses del 99% de las mujeres.

La posición política de una mujer se construye socialmente, por decisión propia y colectiva, una no nace con ella, ya que no está codificada en nuestro genes.  Si bien todas las mujeres al vivir en este sistema patriarcal, hemos vivido la opresión y sumisión que este sistema pregona a través de sus diferentes instituciones y por lo tanto se cree somos “conscientes” o “sensibles” de esa problemática; es importante resaltar que las mujeres vivimos esta opresión de manera diferenciada y también atravesada por la explotación de clase y raza.

No es la misma opresión y explotación que vive una mujer indígena pobre, a la que vive una mujer rica, esta última podrá vivir violencia por parte de su pareja o tener un menor reconocimiento que el de un hombre en un puesto de poder, sólo por ser mujer, pero no vive una explotación económica, ni una discriminación y falta de oportunidades por una cuestión racial. Un ejemplo concreto de lo anterior es el caso de Marichuy y el de Margarita Zavala, ambas mujeres que contendieron a ser aspirantes a la presidencia de la República en estas elecciones y que dieron propuestas diametralmente opuestas, que representaban a mujeres de distintos sectores de nuestro país.

De ahí la conclusión de la feminista Cecilia Toledo “El género nos une pero la clase nos divide”, en la que sintetiza que la opresión que viven las mujeres se ve atravesada diametralmente por la cuestión de clase y raza que nos hace plantear a las mujeres pobres una salida política a nuestra opresión y explotación opuesta a la de mujeres poseedoras y muchas veces también explotadoras.

Derivado de lo anterior las mujeres tenemos que ser muy cuidadosas y críticas para no apoyar los proyectos y programas políticos para “las mujeres”, que levanten las senadoras y diputadas de la próxima legislatura, “sólo por el hecho de ser mujeres”.

Desde nuestra perspectiva el apoyo, no debe reducirse “sólo a son mujeres”, si no al posicionamiento y programa político que levanten. La alianza entre mujeres debe ser una alianza política que ponga por delante un programa y compromisos, y no sólo la alianza de “género o de sexo”.     

Martha Tagle y Patricia Mercado, esta última apoyada por Martha Lama, pertenecientes al partido Movimiento Ciudadano, ya han declarado que avanzarán con agenda feminista y Martha Tagle por el otro declaró que buscará realizar una bancada de mujeres, con lo que buscarán capitalizar al movimiento de mujeres de nuestro país y ser la “voz que nos represente en el congreso”.

Si bien el hecho de que haya mujeres que se reivindican con una posición “feminista” en el congreso y que pueda ser que levanten posiciones o problemáticas que no han sido tocadas desde Rosas Rojas sostenemos que las Mujeres no debemos depositar nuestras fuerzas y aspiraciones de cambio en el gobierno entrante, ni dejarnos engañar por la ilusoria representación de nuestros intereses en la cámara de diputados y senadores ante la paridad de género que se logró en esta elección. No hay que perder de vista la utilización histórica que ha existido del movimiento de mujeres por parte de mujeres en puestos políticos para obtener beneficios personales y más puestos de poder.

A pesar que reconocemos que el gobierno entrante, con sus múltiples limitantes, sí constituye un cambio positivo en la administración del Estado mexicano, respecto al PRI, PAN y demás partidos, sobre todo representa un respiro en términos de libertad de expresión y actividad política.

Sostenemos que frente a la desmovilización que se producirá producto de la “conclusión política” por una parte de la población de que “nuestros derechos”, estarán representados por las senadoras, diputadas, el presidente y el gobierno en general; es importante mantener una independencia política sobre todo de los que nos hemos desarrollado en la izquierda independiente, que nos permita tener una postura crítica y mayor libertad de acción, frente a las decisiones que emprenda el gobierno de Morena; lo que no impide tener un diálogo abierto y fraterno con las bases de Morena para que juntos y de manera diferenciada le marquemos el paso al gobierno de Obrador, para que le rinda cuentas al pueblo que lo puso como presidente de nuestro país.

Movimiento de mujeres con independencia política

Ante este nuevo escenario político en nuestro país, las mujeres tenemos el desafío político de levantar un movimiento de mujeres en las calles con independencia política, que luche de cara contra los feminicidios, que peleé por la legalización del aborto en todo México y por una educación no sexista en todos los niveles educativos, que abone a cambiar el paradigma de cosificación y subordinación que este sistema pregona de las mujeres a través de sus instituciones.

Un movimiento que ponga por delante un programa político que represente los intereses de las mujeres pobres, indígenas y mestizas, lesbianas y heterosexuales, que se genere derivado de un debate amplio y democrático, con una alianza política por mejores condiciones de vida para nosotras, porque nos queremos vivas, porque nos queremos libres, felices y sin miedo.  

Por último resaltamos que las mujeres en este gobierno no contamos con una figura política que defienda nuestras demandas, por limitaciones políticas que impiden presentarnos a las organizaciones independientes en las “elecciones”, y muestra de ello fue el impedimento a Marichuy de postularse como candidata independiente; por lo que es necesario organizarnos y movilizarnos para tener a verdaderas representantes feministas en el congreso.

Sin duda tenemos el desafío de buscar una reforma política que permita a la izquierda independiente y a las mujeres de la clase trabajadora presentarnos en las elecciones, dejando claro que nuestra intervención en el congreso consiste en reforzar la lucha contra el régimen social opresor y su Estado, no en avalarlo como aparato de dominación.

SEGUNDO CAMPAMENTO FEMINISTA DE ROSAS ROJAS

Este 23 y 24 de junio se realizó con éxito el segundo campamento feminista de Rosas Rojas en Oaxtepec, Morelos. Durante dos días estuvimos discutiendo, reflexionando y tomando postura acerca de distintos temas y problemáticas que afectan a las mujeres hoy en día, con el objetivo de tener claridad teórica, política y organizativa para incidir y transformar la fuerte realidad que vivimos las mujeres en el país; asimismo tuvimos espacios para estrechar lazos y conocernos más a nivel personal.

Durante el primer día discutimos la división sexual del trabajo y la opresión de la mujer, tema fundamental para entender el origen de la subordinación social y familiar de la mujer y por qué existe una violencia sistemática hacia las mujeres; este tema se complementó con la revisión y discusión de términos como matriarcado, patriarcado, sexo, género y también conceptos de incorporación reciente en el feminismo como micromachismo e interseccionalidad.

Los trabajos durante este día continuaron con el tema de violencia hacia las mujeres y feminicidio, en el que se expuso que en este sistema existe un continuum de la violencia hacia las mujeres que va desde los celos y control, hasta violación, golpes y el Feminicidio como la forma de violencia extrema que diariamente nos arranca de manera atroz a 7 mujeres en el país.

El continuum de violencia, enseñado, promovido y solapado por las distintas instituciones del Estado, son el caldo de cultivo para que en el mundo y en nuestro país existan cifras alarmantes de desigualdad social, violencia, asesinatos hacia las mujeres y una total impunidad.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si la violencia es estructural, la respuesta también debe serlo

Las violencias machistas son la problemática que en la actualidad ha llevado a las mujeres a las calles para exigir su cese a nivel nacional e internacional, por lo que se han realizado distintas protestas, como marchas, toma de colegios, asambleas de mujeres y paros internacionales para visibilizar esta problemática.

Las acciones en este sentido se han centrado fundamentalmente en la visibilización y denuncia de la problemática de manera general y de casos de violencia en específico, así como el acompañamiento jurídico, social y psicológico de los mismos; lo cual sin duda es necesario e importante,  sobre todo cuando nos enfrentamos a instituciones de justicia patriarcal, que nos revictimizan y nos responsabilizan de la violencia que vivimos; sin embargo, es necesario que estas acciones las integremos a un estrategia que le haga frente a la violencia machista con una apuesta de respuesta estructural que planteé y exija un cambio de paradigma cultural, de roles de género, así como una educación no sexista, en todas las escuelas desde preescolar hasta la universidad.

Lo mismo debe de aplicar para la familia, principal institución del Estado patriarcal que reproduce la ideología hegemónica patriarcal. Es fundamental poner de frente la despatriarcalización de los hombres y de las mujeres, basta de seguir tolerando actitudes machistas y misóginas; así como es fundamental exigir una separación efectiva de la iglesia del Estado, lo anterior debe estar acompañado de una constante movilización de las mujeres en las calles que ponga contra la pared a las instituciones  que durante años han sostenido la violencia hacia las mujeres.

Alto a la trata y prostitución en nuestro país y en el mundo

En este tema discutimos la estrecha relación que existe entre la trata, la prostitución y el feminicidio. Ya que la mayoría de las mujeres víctimas de trata, son explotadas sexualmente en contra de su voluntad y una vez que estas ya terminaron su periodo de “productividad” para el proxeneta, generalmente son asesinadas con extrema  violencia o incluso son asesinadas por los mismos consumidores. Ya que una vez que se cierra la puerta de un cuarto de hotel, las mujeres en situación de prostitución están sometidas a los deseos y perversiones de quien las consume.

En nuestro país existen personas como Martha Lamas con una posición reglamentarista que insisten en la diferenciación entre la prostitución y la trata con fines de explotación sexual. La primera de acuerdo con Lamas cuenta con el consentimiento de la mujer prostituida y lo hace por una libre elección a diferencia de la segunda.

Durante el campamento discutimos que muchas veces detrás de la “elección libre”, generalmente hay factores como la pobreza, falta de oportunidades y coerción detrás de esa elección.

Aunque no negamos que existan mujeres que estén de acuerdo en  ejercer la prostitución; son muchas más las mujeres que están en contra de su voluntad y viviendo una explotación y serie de violencia por parte de un padrote y los mismos consumidores.

Llegamos a la conclusión de que es necesario garantizar atención médica de calidad así como generar oportunidades de trabajo para las mujeres en situación de prostitución con la perspectiva de sacarlas de esa condición. Desde nuestra posición eso se puede realizar sin la necesidad de reglamentar la prostitución.

También es necesario desmitificar la prostitución en nuestro país, ya que muchas veces se cree que las mujeres la ejercen porque les gusta el dinero fácil o porque son unas ninfómanas o que son mujeres que valen menos.  

Por otro lado consideramos que es importante luchar contra la penalización de las mujeres que están en esta condición y centrar la penalización en los consumidores y en los tratantes que viven o satisfacen sus deseos sexuales a través del cuerpo de las mujeres.

Por último consideramos que uno de los problemas es considerar la prostitución y todas sus formas en un mismo saco, es muy diferente considerar que existen mujeres acompañantes cuyo medio de desenvolvimiento es diferente a las mujeres sometidas por padrotes que tienen que pagar cuotas y son víctimas de explotación sexual. En este sentido, puede existir quien menciona que ejerce la prostitución por “libre elección” e incluso confirme el discurso del empoderamiento que genera esta práctica que levantan algunas organizaciones feministas, sin embargo, se debe contemplar que el más alto porcentaje de mujeres en situación de prostitución no se encuentra en este contexto y que la reglamentación que se realice a favor de una minoría puede afectar la explotación sexual y violencia que viven miles de mujeres y niñas en el mundo.

Por el aborto legal, seguro, gratuito en todo México, América Latina y el Mundo

En nuestro país la interrupción legal del embarazo es posible desde hace 11 años en la Ciudad de México, sin importar la causal hasta la semana 12, en el resto del país es posible dependiendo del código penal de cada estado, en el que se permiten ciertas causales, entre las principales la violación, malformación o que el producto ponga en riesgo la vida de las madres.

Sin embargo a pesar de que se haya conquistado el aborto legal en la CDMX, aún hay muchos retos por delante ya que las clínicas de atención gratuitas no logran satisfacer la demanda de atención de las mujeres, sumado a que no sólo tienen que atender a la población que vive en la ciudad, si no también a las mujeres que provienen del resto del país, en donde aún existen muchas restricciones para realizarse un aborto de manera segura.

Así como la falta de regulación y control que existe hacia las clínicas privadas que ofrecen el servicio de interrupción legal del embarazo en nuestro país.

Por todo lo anterior es necesario tomar el ejemplo de nuestras compañeras Argentinas en nuestro país, y desarrollar acciones que nos permitan acumular una fuerza masiva, que conquiste en las calles el aborto seguro, legal y gratuito en todo México y en todo América Latina.

Durante el segundo día de trabajo discutimos la propuesta de las compañeras de Estados Unidos de levantar un feminismo para el 99% de las mujeres así como las tareas y desafíos políticos y organizativos que tiene el movimiento de mujeres.

Levantemos un feminismo para el 99%

Es necesario levantar un feminismo que represente un proyecto político de transformación de la mayoría de las mujeres pobres y que integre por igual las demandas de las mujeres negras, indígenas y lesbianas.

También es necesario luchar contra las estructuras económicas, políticas e ideológicas que sostienen, la subordinación de la mujer respecto al hombre, pero que también son causantes y sustentan la desigualdad de clase, de raza del 99% de la población.

Construyamos un movimiento internacional de mujeres

El movimiento de mujeres tiene el imperativo político de no dar marcha atrás en lo que ha avanzado en los últimos años. Tenemos que seguir organizando año con año paros internacionales de mujeres, marchas, conversatorios, foros y charlas informativas de intercambio de experiencias, que nos permitan construir un movimiento internacional de mujeres que se movilice y organice contra el binomio capitalismo-patriarcado.

Conclusiones

Consideramos que es necesario realizar círculos y charlas de formación semanales para seguir discutiendo temas fundamentales de las problemáticas que vivimos las mujeres como el feminicidio, la violencia hacia las mujeres en la universidad y todos los espacios en los que nos desarrollamos, así como el aborto, seguro, legal y gratuito.

Es necesario organizar más campamentos en los que existan actividades expositivas y mesas de discusión que nos ayuden a comprender profundamente temas coyunturales y estratégicos dentro del movimiento de mujeres.

Así como seguir construyendo a Rosas Rojas como alternativa de transformación de la realidad social que viven las mujeres en nuestro país, tender puentes con otras organizaciones y mujeres en general para levantar un movimiento de mujeres en las calles en nuestro país, con independencia política, que tenga como ejes de lucha principales el feminicidio, el acceso a un aborto, seguro, legal y gratuito, así como la lucha contra las violencias machistas.

Las asistentes de este segundo campamento de formación política reafirmamos nuestro compromiso de retomar los acuerdos y reflexiones de cada tema de discusión, difundirlos y generar estrategias que de manera organizada nos lleven a planear y luchar por la emancipación de todas las mujeres.

Te invitamos a que marches con Rosas Rojas en la marcha de las históricas e históricos este próximo sábado 30 de junio a las 11 am en el Ángel de la independencia, a 40 años de la primera movilización pública de los grupos de lesbianas y homosexuales en nuestro país en 1978.  

Combativamente Rosas Rojas

¡Las mujeres luchando y el mundo transformando!