Archivo de la etiqueta: Mujer

EXITOSA CONFERENCIA SOBRE VIENTRES DE ALQUILER

34584551_1861476737246910_7445504963586818048_n

La alianza de Feministas Mexicanas contra Vientres de Alquiler (FEMMVA), Lesbianas Feministas Socialistas, la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC) y Rosas Rojas hizo posible llevar a cabo la conferencia “Vientres de alquiler, una mirada desde el movimientos feminista español” el día martes 05 de junio de 2018 en las instalaciones del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Metropolitana.

En la mesa se contó con la participación de Beatriz Gimeno, quien es política y activista española, actualmente es diputada del partido Podemos de la X Legislatura de la Asamblea de Madrid y Teresa Ulloa directora de la CATWLAC, las cuales se posicionaron en contra de los vientres de alquiler.

Gimeno habló del debate sobre los vientres de alquiler en su país, durante su participación destacó que en España se está buscando regular esta práctica, no para realizarla ahí, sino para que sea aplicada en los países pobres; mencionó que no es válido el biocapitalismo, aquel que se basa en la comercialización del cuerpo de las mujeres. Mientras dijo que en España hay una compra-venta de óvulos que cada día crece con los recortes al gasto público, permitir esto es convertir los cuerpos de mujeres en vasijas que se venden, lo cual significa un despojo de los derechos conquistados por las feministas. Además mencionó que los países del sur deben negarse a la regulación de los vientres de alquiler, pues las mujeres de los países pobres son quienes son víctimas de este mercado.

Por otro lado, Teresa Ulloa destacó que los vientres de alquiler al igual con la trata de mujeres son explotación, en específico los vientres de alquiler significan explotación reproductiva de la mujer para satisfacer las necesidades de burgueses que quieren tener un hijo a costa de la explotación del cuerpo de las mujeres, además señaló que este es un mercado que se sostiene por la complicidad de proxenetas con el Estado e intereses de los grandes capitales.

Entre el debate generado por las feministas asistentes se discutió sobre el privilegio de los países de primer mundo para poder regular los vientres de alquiler porque no son las mujeres de esos países quienes rentan su cuerpo, mientras que son las mujeres de los países pobres las orilladas a esa práctica; en el mismo sentido se destacó la necesaria batalla de las feministas radicales contra aquellas mujeres que no representan los intereses de la mayoría.

Finalmente durante el evento se señaló que el tema de vientres de alquiler es un necesario debate que deben tener las feministas radicales porque ha sido silenciado y hoy se intenta regular para beneficios del capital nacional e internacional.

Entérete de más eventos organizados por Rosas Rojas en este sitio y en Facebook

Anuncios

Exitoso conversatorio DEBATES Y ESTRATEGIAS DEL MOVIMIENTO DE MUJERES

El sábado 19 de mayo del 2018 se realizó con éxito el conversatorio organizado por Rosas Rojas “Debates y Estrategias del movimiento de mujeres”, en el que intercambiamos, junto a compañeras de Argentina, Bolivia y México, las caracterizaciones del actual del movimiento de mujeres en nuestros países y las perspectivas a seguir ante el ascenso internacional de este.

Desde Argentina la compañera Vanina Biasi, dirigente nacional del Plenario de Trabajadoras  y el Partido Obrero, nos compartió el panorama general del movimiento de mujeres, el cual se masificó a raíz de la movilización del 3 de junio del 2015, que sacó a millones de mujeres a las calles bajo la consigna  “#NiUnaMenos contra los feminicidios y la violencia que viven las mujeres; desde ese entonces las compañeras han tenido un importante avance en su programa reivindicativo y en estos momentos están llevando una lucha importante a nivel nacional por el aborto legal, seguro y gratuito.  

Por su parte Adriana Guzmán, a nombre del Feminismo Comunitario Antipatriarcal de Bolivia, compartió que la lucha de las mujeres atraviesa por un fuerte racismo que sigue relegando las demandas de las mujeres indígenas; ante ello es importante descolonizar el feminismo e impulsar un feminismo que se acerque y exponga la realidad de vida de las mujeres indígenas y no indígenas de América latina. Enfatizó la necesidad de politizar al feminismo, de realizar alianzas políticas con otras mujeres pero no alianzas en el marco de la que llamó “unidad de género”.

Las integrantes de Rosas Rojas, Magali Terraza, Yan María y Lluvia Rocha sostuvieron que la principal problemática en México es el feminicidio que diariamente nos arrebata 7 mujeres; por lo tanto es un imperativo ético y político levantar un movimiento de mujeres en las calles que luche contra el feminicidio como uno de sus ejes principales.

Por su parte Yan María destacó que el lesbianismo es una posición política de amor entre mujeres, no una posición sexo-genital, desmarcando a éste de la diversidad sexual que invisibiliza la situación de las mujeres lesbianas.

México y Bolivia tienen un común denominador, no existe un movimiento de mujeres masivo en las calles como en Argentina, en ambos países existen organizaciones de mujeres que desde distintas perspectivas luchan de manera aislada contra la violencia y explotación hacia las mujeres.

En Bolivia el movimiento de mujeres está desfragmentado, al igual que todo el movimiento social. Ante la incorporación de éste a las instituciones del Estado del gobierno progresista de Evo Morales, se ha debilitado el movimiento social en las calles, con independencia política y bajo la aspiración de alimentar un sistema de gobierno más democrático. México se encuentra en la antesala de una situación similar frente a las próximas elecciones presidenciales; un gran porcentaje de la población incluyendo a sectores feministas, depositan sus esperanzas de cambio y de acción en el candidato centroderechista López Obrador, aunque éste no se posicione decidida y claramente frente al movimiento de mujeres, como lo demuestra en sus propuestas, una de ellas la de someter a consulta el aborto.

Argentina se erige como el país exponente del movimiento de mujeres en América Latina, sin duda las compañeras argentinas nos muestran cuál es el camino que las mujeres en el resto del continente debemos seguir, movilización en las calles de todos los sindicatos y organizaciones de mujeres.

Desde Rosas Rojas sostenemos que México tiene que aspirar a levantar un gran movimiento de mujeres en las calles, con independencia política que ponga freno al feminicidio, que luche por el aborto legal, seguro y gratuito en todo el país; así como derechos laborales para todas las mujeres.

En América Latina tenemos el gran reto de impulsar un movimiento de mujeres en las calles en los países que hasta el momento no está presente: en segunda instancia generar la articulación de los movimientos de mujeres en todo el continente; que luche de manera unificada contra el colonialismo e imperialismo que sigue sometiendo a todas la clase trabajadora a la miseria.

Desde las Rosas Rojas decimos que debemos poner de pie alianzas y confraternarnos con nuestras hermanas explotadas y oprimidas de todo el mundo, para lograr un movimiento de mujeres articulado a nivel internacional contra la violencia y explotación de las mujeres, así como del conjunto de la clase trabajadora y explotada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ESTE 1° DE MAYO VAMOS A LAS CALLES POR DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES Y EL CONJUNTO DE LA CLASE TRABAJADORA

¡8 HORAS DE TRABAJO, 8 HORAS DE RECREACIÓN Y 8 HORAS DE DESCANSO!

La consigna principal de movilizaciones y mítines en varios países del mundo en 1886 por mejores condiciones laborales, tiene vigencia actualmente. Producto de la crisis mundial y la disminución de la tasa de ganancias de los capitalistas; los derechos fundamentales de los trabajadores arrancados a los patrones producto de la organización y movilizaciones de los trabajadores, han sido pulverizados.
Y es que es tanto el aumento de la precarización de millones de trabajadores que muchos de nosotros realmente no tenemos 8 horas de trabajo, pues llegamos a trabajar hasta 10 y 12 horas diarias por falta de personal ó debido al bajo salario recibido nos  vemos obligados a trabajar horas extras mal pagadas.
Tampoco contamos con 8 horas de recreación y mucho menos con 8 horas de descanso ya que derivado de la larga jornada de trabajo, las horas de descanso y recreación son mermadas;  incluso hay trabajadores que tienen que tener 2 trabajos para poder sobrevivir, frente al aumento del costo de la vida y los bajos salarios.
Por otro lado, las mujeres trabajadoras nunca contamos con 8 horas de descanso y recreación pues siempre ha estado a nuestro cargo mayoritariamente el cuidado de los hijos, el marido y el trabajo doméstico, es decir el trabajo de reproducción.

LAS MUJERES DOBLEMENTE EXPLOTADAS
En ese escenario internacional de detrimento de los derechos laborales de los trabajadores; las mujeres vivimos una realidad más dura, pues en pleno 2018 las mujeres trabajadoras seguimos recibiendo un menor salario por el mismo trabajo que realizan los hombres; sumado al trabajo doméstico y cuidado de los niños que sigue recayendo mayoritariamente en las mujeres; con lo que se nos somete a una doble jornada de trabajo, primero en nuestros centros de trabajo y después en la casa, es importante destacar que las mujeres no reciben ni un sólo peso por su trabajo de reproducción.  
Por si fuera poco, muchas mujeres no cuentan con guarderías gratuitas cerca de sus centros de trabajo, ni mucho menos, cuentan con un servicio de salud de calidad y  gratuito.
Las mujeres seguimos siendo discriminadas, ya que no somos contratadas si estamos embarazadas,  o si nos embarazamos mientras estamos trabajando; somos despedidas para no garantizarnos los derechos que nos corresponden.  
Se suma a esta larga lista el acoso y hostigamiento sexual que las mujeres sufren por sus compañeros de trabajo o patrones.
Estas son algunas de las injusticias que viven las mujeres trabajadoras a diario junto a la explotación y pauperización que comparten con toda la clase trabajadora.
Y es que la realidad de las Mujeres trabajadoras, los jóvenes y el conjunto de la clase trabajadora mexicana tiene un panorama desolador, puesto que con la aprobación y la implementación de las 11 reformas estructurales de EPN, el aumento de la precarización de la vida, la inflación y la violencia e inseguridad,  ha sido nuestro pan de cada día; los bajos salarios que obtenemos después de una jornada extenuante de trabajo cada vez alcanzan menos para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestras familias.
Particularmente con la privatización y entrega de los recursos energéticos estratégicos del país se cancela el futuro de miles de jóvenes estudiantes y futuros trabajadores, con la aplicación de la reforma energética se ve más lejos la utilización de este sector como palanca de desarrollo, que impulse la creación de empleos y que reactive la economía de nuestro país.
Este primero de mayo del 2018 se vivirá en medio de la contienda electoral por la presidencia de México.
Desde nuestras perspectiva sostenemos que ninguno de los candidatos y candidata a la presidencia representa los intereses de  las y los trabajadores y del pueblo pobre.
Es por eso que  la clase trabajadora tiene que confiar en sus propias fuerzas y desarrollar un programa de lucha,  que nos permita hacerle frente a la pauperización de la vida y generar condiciones que nos permitan recuperar los derechos que nos fueron arrebatados.
Este primero de mayo  las mujeres trabajadoras saldremos a la calle a exigir que la crisis la paguen  los capitalistas, no el pueblo trabajador , saldremos para exigir un salario acorde a la canasta básica familiar y su ajuste conforme al costo de la vida.  
Saldremos a las calles para denunciar que las mujeres seguimos siendo sometidas a una doble jornada laboral y obteniendo un menor salario al de nuestros compañeros de trabajo y por nuestro derecho a un contrato colectivo del trabajo.
Salimos por nuestro derecho a sindicalizarnos y a tener una vida política activa, así como una secretaria de la mujer al interior de nuestros sindicatos.
Luchamos por sindicatos combativos y democráticos que realmente representen las demandas de las y los trabajadores.
Este primero de mayo las trabajadoras saldremos a repudiar la violencia contra las mujeres en nuestro país, contra el acoso,  los feminicidios y la desaparición forzada y asesinatos contra la juventud.
Combativamente Rosas Rojas.

¡QUÉ LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS!

¡POR UN SALARIO ACORDE A LA CANASTA BÁSICA!

¡ TRABAJO IGUAL,SALARIO IGUAL!

¡POR LA SOCIALIZACIÓN DEL TRABAJO DOMÉSTICO!

¡DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES!

¡ALTO A LOS FEMINICIDIOS Y A LA VIOLENCIA CONTRAS LAS MUJERES!

¡NI UNA MENOS!