Archivo de la etiqueta: Recursos Naturales

AGUAS PROFUNDAS PARA EXTRANJEROS

Daniel Vela

Introducción
El pasado 5 de diciembre de 2016, el consorcio conformado por Exxon Mobil y Total E&P, ganó la adjudicación del área contractual 2, ubicada en la provincia geológica denominada Cinturón Plegado Perdido con una propuesta económica de 5.00 % de valor de la regalía adicional (VRA) y un factor de inversión adicional de (FIA) de 1.5 (equivalente a dos pozos); esta propuesta fue la única presentada y por tanto la ganadora, ya que los valores ofertados por el consorcio fueron mayores a los ínfimos valores determinados por la Secretaría de Hacienda para dicha área.

El 10 de marzo del presente año, se firmaron 7 de los 8 contratos adjudicados en la cuarta licitación de aguas profundas.

La importancia de este suceso radica en que fueron los campos en aguas profundas como los del Cinturón Plegado Perdido los que desde finales del sexenio de Vicente Fox y sobre todo del de Felipe Calderón sirvieron como excusa y pretexto para justificar la Contra Reforma Energética de 2013 ya con Peña Nieto en la presidencia.

Es de llamar la atención que aun cuando en la propia Constitución se especifica en el artículo transitorio cuarto de la propia Contra Reforma que “el Estado definirá el modelo contractual que mejor convenga para maximizar los ingresos de la Nación.”, lo cual termina sin ser verdad cuando los criterios usados desde la propia SHCP para licitar estos campos donde la parte correspondiente de la Renta para el Estado es ínfima: 5% del valor de la regalía adicional (mayor al 3.1% solicitado por Hacienda), fue el monto ofrecido por el consorcio franco estadounidense que ganó el área 2. Cabe señalar que de las 8 áreas licitadas en la Ronda 1.4, la asignada a Exxon Mobil y Total es la que ofrece un menor valor de regalía adicional al Estado mexicano.

Implicaciones geopolíticas
Desde un punto de vista más allá de lo fiscal y económico, la entrada de Exxon Mobil a la parte mexicana del Golfo de México en la Licitación 4 de la Ronda Uno mediante la adjudicación de esta área contractual tiene implicaciones muy importantes, pues dentro de la política internacional de la actual administración estadounidense, la “revolución energética”, constituye el factor de impulso para el mantenimiento del poder y la aspiración estadounidense a mantener su hegemonía y seguir siendo competitiva frente a potencias rivales.

Esto no es asunto menor pues en este contexto, destacan los reacomodos geopolíticos de EU que constituyen un giro de 180 grados respecto a su política exterior y no sólo frente a la administración de Obama, sino desde la guerra fría. Es una ruptura del paradigma anterior como lo muestra el acercamiento de Trump y muchos de sus colaboradores a Rusia, enemigo histórico de EU y sus aliados, con el que ahora se vislumbra la posibilidad de cooperación económica. Es por ello que encuentra a cada paso numerosos obstáculos resultantes de las propias inercias y creencias enquistadas en el establishment de los Estados Unidos, lo cual le ha provocado a Trump fuertes tensiones con sus opositores y el tener que prescindir de algunos de esos colaboradores acusados de mantener nexos con el gobierno ruso desde antes de ganar la elección, sin mencionar de la versión de los demócratas que aspira a justificar su derrota electoral mediante un supuesto ataque cibernético de los rusos en favor de Trump y contra su candidata.

Otro cambio paradigmático en la geoestrategia internacional de Trump tiene que ver con México. Hasta el gobierno de Obama, México era considerado como socio en la integración económica, proveedor fiable de energía: petroleo y electricidad y un fiel consumidor e importador de productos estadounidenses, desde alimentos básicos hasta tecnología. En la actualidad, para el gobierno de Trump México posee un carácter ambivalente. Por un lado, se le ve como el causante de todos los males que aquejan a EU (migración ilegal, fuga de empleos, déficit comercial), visión derivada de un análisis superficial, dogmático, oportunista y racista pero a la vez diseñado para avanzar en los intereses de EU, aprovechando su posición de poder en la asimétrica relación bilateral. Por el otro, México sigue siendo parte importante en el proyecto de integración de América del Norte, particularmente en materia energética, ya que le permite acceder a los recursos mexicanos, a sus mercados, terrenos y a su territorio usado como trampolín para que sus corporaciones se extiendan también a Centroamérica primero y hasta Sudamérica después.

El proyecto energético constituye un pilar para mantenerse como una potencia (Power-house) a través de la integración que en los hechos no es más que la subordinación al control estadounidense de nuestros recursos y hasta del territorio para su propio beneficio, seguridad energética y hasta seguridad nacional, generando de este modo una dependencia artificial e innecesaria en muchos sentidos, que vulnera la soberanía mexicana y nos coloca en franca desventaja ante el poder estadounidense.

En esa misma lógica depredadora que busca garantizar la seguridad energética y por consecuencia la seguridad nacional estadounidense, el petróleo es un arma más de su arsenal y que no durarán en usar. Es por ello que antes de posibles alianzas con Rusia en materia energética para realizar proyectos de exploración y producción de hidrocarburos en Siberia, o en el Ártico, en colaboración con alguna empresa como Rostneft. Es el Golfo de México el que está en la mira de Washington; por ello no es casual que Rex Tillerson, el CEO de Exxon Mobil hasta 2016 sea el Secretario de Estado de Trump.

La política exterior estadounidense históricamente ha sido una y la misma sin importar qué partido gobierna, es esta agenda bipartidista la que a pesar de la retórica oficial antimexicana de la administración de Trump es apoyada por los mismos grupos económicos que trabajan en torno a la propuesta de integración de América del Norte como si nada pasara.

Por ello es importante tener en cuenta la hostilidad de la administración de Trump hacia México como un factor que incrementa peligrosamente los riesgos de la seguridad energética mexicana ante la posibilidad de embargos o represalias haciendo uso de nuestra dependencia energética.

Anuncios

Convocatoria: DEMANDA DE LOS CONTRATOS DE LA RONDA 1

¡Hasta aquí el saqueo de las transnacionales y el gobierno de EPN, luchemos por la renacionalización!

Trabajadores petroleros agrupados en la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) presentarán este viernes una demanda de nulidad contra los contratos firmados en la Ronda 1.La cita es el viernes 17 de marzo de 2017 a las 13 horas en el “Palacio de Justicia Federal de San Lázaro”, ubicado en Eduardo Molina N° 2, casi esquina con Sidar y Rovirosa, Col. El Parque (frente al Palacio Legislativo de San Lázaro), CDMX.

Y el sábado 18 de Marzo, en el marco del 79 aniversario de la expropiación petrolera, te invitamos a marchar en conjunto al Grupo de Acción Revolucionaria del Ángel al Zócalo a las 16:00 Hrs.

18M

SERÁN DEMANDADOS LOS CONTRATOS FIRMADOS EN LA RONDA 1

¡Hasta aquí el saqueo de las transnacionales y el gobierno de EPN, luchemos por la renacionalización!

Trabajadores petroleros agrupados en la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) presentarán este viernes una demanda de nulidad contra los contratos firmados en la Ronda 1.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, tendido y sin freno, se encuentra en plena entrega de la industria energética estratégica de México y los recursos naturales, al capital privado y extranjero y a sus socios financieros, a partir de las facultades que les permitió la Reforma Energética aprobada en 2013.

La velocidad con la que se realiza la entrega es algo nunca antes visto en el país; el capital privado y extranjero trata de asegurarse de tener la propiedad sobre los activos de las hoy empresas productivas del Estado y de esta forma tratar de tener certeza jurídica.

Para asegurar que de la Reforma Energética se entregue de forma acelerada la industria desarrollada por Pemex y los yacimientos petroleros, el gobierno de Enrique Peña Nieto instrumentó las llamadas “Rondas de Licitaciones” en el marco del Plan Quinquenal de Licitaciones para la exploración y extracción de hidrocarburos 2015-2019.

Para estas “Rondas Petroleras” las bases de licitación y los contratos han sido modificados en repetidas ocasiones por los “participantes” de las mismas: empresas privadas y extranjeras de la energía; la demostración pública (una más) de que el interés del gobierno de EPN es el de asegurar el gran negocio al capital transnacional, facilitando que puedan establecer contratos “a modo” sin posibilidad alguna de que el Estado tenga injerencia en sus actividades y mucho menos control en la producción real de los campos, monitoreo o establecer sanciones por daños ambientales, entre otras irregularidades.

La voracidad del capital transnacional de la energía con la complicidad del gobierno de Enrique Peña Nieto, llevó a que los contratos que está firmando el Estado y las “empresas ganadoras” de la Ronda 1, sean violatorios de la Constitución que modificó la alianza PRI, PAN y PRD a partir del Pacto por México; es decir, los contratos de la Ronda 1 violan la propia Reforma Energética. En este sentido, los contratos son inconstitucionales porque:

1.Son concesiones debido a que el Estado otorga a un particular el derecho para explotar un bien público a cambio de una contraprestación. Las concesiones aún están prohibidas Constitucionalmente. (Artículo 27)
2.Transfieren la propiedad de los hidrocarburos de la Nación a particulares y extranjeros. La Constitución establece que la propiedad de los hidrocarburos sigue siendo de la Nación. (Artículo 27)
3.Minimizan los ingresos para el Estado y los maximizan a favor de los contratistas, a través del cálculo de las contraprestaciones. La Constitución establece que los contratos firmados entre el Estado y los Contratistas deben maximizar los ingresos para el primero; favoreciendo a que los contratos firmados realmente sean instrumentos en beneficio de todos los mexicanos. (Cuarto Transitorio)
4.No establecen los mecanismos para el pago del justo valor económico de la inversiones realizadas por Pemex en las áreas contractuales adjudicadas en las licitaciones de la Ronda 1. La Constitución establece que en caso de que se vean afectadas las inversiones desarrolladas por Pemex, a partir de los Contratos que firme el Estado con los Contratistas, están serán reconocidas en su justo valor; sin embargo, se están entregando los campos con las inversiones ya desarrolladas por Pemex de forma gratuita a los contratistas. Lo anterior no sólo es inconstitucional sino también ilegal. (Sexto Transitorio)

Por esto, la UNTyPP interpondrá una demanda de nulidad de los Contratos firmados por el Estado y los Contratistas privados y extranjeros en la Ronda 1, con lo que se pretende poner un freno a la voracidad capitalista y a la entrega acelerada de los recursos y la industria estratégica.

Sabemos de ante mano que las instituciones están controladas por el gobierno federal y que el Poder Judicial puede desechar la demanda de la misma forma como el Poder Legislativo (PRI, PAN, PRD y pequeñas agencias familiares) desecharon los reclamos contra la Reforma Energética ; sin embargo, desechar el recurso interpuesto por la UNTyPP significa el desconocimiento de la Constitución y del Derecho mismo por parte del Poder Judicial por lo sólido de la argumentación planteada y la contundente fundamentación que expone la inconstitucionalidad e ilegalidad de los Contratos.

En todo caso, que el Poder Judicial le diga clara y abiertamente a los trabajadores y al conjunto de explotados y oprimidos, que está dispuesto a pasar por alto la Constitución con tal de garantizar que privados y extranjeros tengan amplias ganancias a partir de los recursos de esta Nación. El recurso promovido por la UNTyPP es sólido e indiscutible, apoyado por la mejor asesoría legal y técnica en la materia.

Como Grupo de Acción Revolucionaria consideramos que el que los trabajadores de la Energía transiten por esta experiencia y llamen al pueblo explotado en su conjunto a apoyarla, es clave y trascendental, pues prepara parte del camino para el fortalecimiento de la lucha por la renacionalización de la industria energética en su conjunto desde nuevas bases. Este proceso puede desarrollar un polo de reagrupamiento encabezado por la clase trabajadora de la industria energética para la lucha sostenida por la recuperación de la soberanía energética nacional, profundamente clave para la economía y seguridad nacional.

No hay que perder de vista que el capital es cobarde. Los inversionistas de Wall Street han buscado la certeza jurídica y por eso las petroleras apoyaron a Peña Nieto para su arribo al poder, con la promesa de la privatización que está en curso. En la búsqueda de certeza jurídica han hecho hasta lo imposible porque saben que cualquier indicio que cuestione la efímera certeza jurídica, provocará que las inversiones de capital que están detrás del despojo del que estamos siendo objeto, dejen de fluir.

El conjunto de trabajadores y el pueblo pobre en lucha debe saber que este efecto ya ocurrió antes cuando la misma organización, la UNTyPP, demandó los Contratos de Servicios Múltiples de Felipe Calderón, logrando que las licitaciones siguientes se declararan desiertas, pues los capitalistas no quisieron invertir y correr el riesgo en algo en lo que no tenían la certeza jurídica suficiente; incluso a pesar de que la UNTyPP perdió el juicio contra las transnacionales y el Estado, hicieron fracasar los planes de la Reforma Energética de 2008 impulsada por Calderón.

Por otro lado, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) que dirige Carlos Romero Deschamps ni siquiera ha levantado la cara para defender las fuentes de trabajo que se están perdiendo con la firmas de los contratos y la posterior cesión de los campos en producción (como en la Licitación 3), a contratistas privados y extranjeros. Esta es una oportunidad para los trabajadores de la industria petrolera para desplazar a la mafia que controla el STPRM quienes cada vez más se ven acorralados por las acciones del gobierno, en clara complicidad, para no movilizar a las bases trabajadoras en la defensa de la industria energética nacional.

El horizonte estratégico de la lucha deberá ser la renacionalización de la industria energética en su conjunto y su control por parte de los trabajadores; poniendo énfasis en la necesidad de echar abajo este régimen de miseria que condena el desarrollo nacional a los negocio a particulares, principalmente los provenientes de Estados Unidos, bajo un mecanismo de dependencia sostenida al gran capital profundizando la súper explotación de la fuerza laboral y la incertidumbre sobre nuestro futuro.

La Reforma Energética de Peña Nieto es y seguirá siendo un mecanismo de entrega acelerada de recursos e industria energética al capital privado y extranjero; instrumentos escritos desde Washington que llevan a México a una condición de dependencia y supresión de poderes públicos nacionales que remontan nuestra condición nacional a la etapa colonial del siglo XVIII.

Desde el GAR llamamos arropar esta acción de la UNTyPP y acompañar a este grupo de compañeros y compañeras trabajadores de la energía a la presentación de la demanda de nulidad de los contratos; desde ya hemos colocado a nuestras compañeras y compañeros del sector, también trabajadores de la energía, a seguir este proceso y desde mucho tiempo atrás, como fuertes aliados en la lucha por la renacionalización de la industria energética en su conjunto.

Llamamos a las organizaciones del movimiento social, a los trabajadores, campesinos, indígenas, estudiantes y sectores populares, a acompañar la presentación de la demanda de nulidad de los contratos de la Ronda 1 firmados por el Estado y Contratistas privados y extranjeros, la cita es el viernes 17 de marzo de 2017 a las 13 horas en el “Palacio de Justicia Federal de San Lázaro”, ubicado en Eduardo Molina N° 2, casi esquina con Sidar y Rovirosa, Col. El Parque (frente al Palacio Legislativo de San Lázaro), CDMX.

¡Demandamos la nulidad de los contratos firmados en la Ronda 1 por ser inconstitucionales!
¡Renacionalización de la industria energética en su conjunto!
¡Abajo al reforma energética y el conjunto de Reformas Estructurales!
¡Abajo el gobierno de Enrique Peña Nieto!
¡Luchar, Vencer!

Grupo de Acción Revolucionaria