Archivo de la etiqueta: Reforma Energética

SHELL, UNA DE LAS GRANDES GANADORAS DE LA LICITACIÓN 4 DE LA RONDA 2

La transnacional de capital de origen anglo-holandés, Shell, participó en la subasta petrolera organizada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, adjudicándose 9 de 29 contratos de la licitación. La Licitación 4 de la Ronda 2, forma parte de la política de extracción acelerada de hidrocarburos contenida en el Plan Quinquenal de Licitaciones publicado por la Secretaría de Energía.

La razón por lo que la transnacional Shell decidió asumir un papel protagónico en esta ronda de licitaciones, se debe a la necesidad de consolidar los registros geológicos y los activos de exploración que tiene en la misma región pero del lado de los Estados Unidos.

Es importante recordar que México tiene pocos desarrollos en aguas profundas, región que se abordó en esta reciente licitación, debido a que el potencial de hidrocarburos de México se encuentra en aguas someras, donde Pemex es campeón internacional.

Sin embargo es rentable la exploración para la Shell debido a que las compañías petroleras han encontrado la forma para que el Estado les retribuya directamente sus costos de exploración. A través de un ínfimo pago del  valor contractual de los hidrocarburos y la transmisión onerosa de los mismos, las petroleras se adjudican la propiedad y la producción de los hidrocarburos en la zona, sin supervisión de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, quien sólo puede ser observadora.

Lo anterior lo hacen a través de contratos de Licencia (concesiones) y amparados en el artículo 6 de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, que se refiere a la disposición total de la producción del área.

El ínfimo pago al Estado por parte del contratista ha llegando a porcentajes tan ridículos como el 5% del Valor contractual de los hidrocarburos, como en el contrato de aguas profundas que se firmó con la petrolera Exxon. De esta forma es altamente rentable para las petroleras, incluso si sus registros geológicos no se consolidan del lado de México.

shell
Mapa interactivo de la Shell donde se puede observar algunos activos del lado de Estados Unidos

¿Qué hay en las aguas profundas del Golfo de México?

Hasta el año 2014 Pemex informó de manera integral los estados de resultados y las prospectivas de exploración de hidrocarburos en el Golfo de México. De acuerdo a su propia información, las reservas 1p (Probadas) en Aguas Profundas son poco significativas 0.1 MMMbpce (Miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente). Las reservas probadas de México están valoradas en apenas 7 MMMbpce.

pemex2
Enfoque de reservas de México publicado en 2014 en pemex.com

Sin embargo, la Shell no va sola en la exploración de aguas profundas “compartirá el riesgo” con otras empresas. Al final, si se consolidan sus registros y activos, tendrá el derecho de propiedad de lo que “encuentre”.

De esta forma es como se pretenderá consolidar y evitar la reversibilidad de la Reforma Energética en México. Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía, afirmó que hasta el último día se seguirá trabajando para sacar adelante la Reforma Energética; es decir, se seguirá trabajando para ceder propiedad a privados y extranjeros, en la zona más prolífica de hidrocarburos y zonas potenciales, para que la reforma sea irreversible.

Los 19 áreas adjudicadas están firmadas bajo contratos de licencia, por un periodo de 35 años, con prórrogas de 5 y 10 años, por lo que los contratos pueden llegar a tener una duración de hasta 50 años.

La Licitación 4 de la Ronda 2 entregó 44,179 kilómetros cuadrados de superficie total, un área superior en 10 mil kilómetro cuadrados a la superficie de Quintana Roo.

Mientras la Reforma Energética avanza, los resultados sobre las condiciones de vida del pueblo trabajador de México y el conjunto de sectores explotados y oprimidos, se ven claramente a flor de piel.

Con esta reciente ronda de licitaciones se sigue caminando en la extracción acelerada de petróleo crudo y su venta, principalmente a Estados Unidos, con una comercialización ahora realizada por una empresa privada extranjera. Se fortalece la dependencia energética del exterior y se profundiza en la pérdida de soberanía energética y territorial. Sin embargo, aún no es lo peor.

 

Anuncios

LA REFORMA ENERGÉTICA DERRUMBA LO QUE NOS IMPIDE CRECER: PEÑA NIETO

Peña Nieto afirmó al inaugurar un parque eólico en Coahuila que “llegamos a derribar lo que impedía crecer y alcanzar más desarrollo y eso gradualmente está ocurriendo”.[1]

El compromiso de la casta gobernante para terminar por entregar las grandes industrias energéticas nacionales, armar mercados artificiales y ceder los recursos, no tiene límite. ¿A quiénes se dirige Enrique Peña Nieto?

Por su parte Pedro Joaquín Coldwell, en un foro organizado por la empresa privada alemana Siemens, la semana pasada, destacó los grandes beneficios que otorga la Reforma Energética… a los organismos privados, a los inversionistas extranjeros y a sus socios financieros[2].

Entonces la respuesta sobre a quién se dirige Peña Nieto cuando dice que la Reforma Energética “derrumbó lo que nos impedía crecer”, la da Pedro Joaquín: el crecimiento, desarrollo y oportunidades, son para las empresas privadas y extranjeras y sus socios financieros.

En el discurso inaugural del “Oil & Gas Innovation Forum”, Pedro Joaquín Coldwell se refirió en sólo una ocasión al usuario final, a quien dijo que también “beneficiaría”; así, sin más; mientras llenaba de alabanzas a la iniciativa privada.

Al ratificar la intención de destruir a los organismos del Estado como CFE y Pemex, Peña acaba con lo único que en suma sostenía la economía al 40%, para transferir estas industrias y recursos al capital privado y extranjero; prometiéndoles jugosos recursos y oportunidades financiadas de origen desde el Estado, con recursos públicos, para que estos empresarios transnacionales no tengan que arriesgar capital y pasar malos ratos compitiendo con organismos que lo hacen más económico y eficiente que ellos.

Esto es la Reforma Energética, un mecanismo de destrucción de la industria nacional energética, la única que hasta el 2015 mantenía compensando la balanza comercial, sostén de la economía nacional, para entregarla al capital transnacional y recargar las consecuencias de estas acciones en los hombros de los trabajadores.


[1] La Jornada. “La reforma energética derrumba lo que nos impide crecer: Peña”. Visto en: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/04/07/la-reforma-energetica-derrumba-lo-que-nos-impide-crecer-pena

[2] El Financiero. “CONFERENCIA MAGISTRAL DE CLAUSURA por Pedro Joaquín Coldwell”. Visto en: https://www.youtube.com/watch?v=6K1WsZBHQKw

AGUAS PROFUNDAS PARA EXTRANJEROS

Daniel Vela

Introducción
El pasado 5 de diciembre de 2016, el consorcio conformado por Exxon Mobil y Total E&P, ganó la adjudicación del área contractual 2, ubicada en la provincia geológica denominada Cinturón Plegado Perdido con una propuesta económica de 5.00 % de valor de la regalía adicional (VRA) y un factor de inversión adicional de (FIA) de 1.5 (equivalente a dos pozos); esta propuesta fue la única presentada y por tanto la ganadora, ya que los valores ofertados por el consorcio fueron mayores a los ínfimos valores determinados por la Secretaría de Hacienda para dicha área.

El 10 de marzo del presente año, se firmaron 7 de los 8 contratos adjudicados en la cuarta licitación de aguas profundas.

La importancia de este suceso radica en que fueron los campos en aguas profundas como los del Cinturón Plegado Perdido los que desde finales del sexenio de Vicente Fox y sobre todo del de Felipe Calderón sirvieron como excusa y pretexto para justificar la Contra Reforma Energética de 2013 ya con Peña Nieto en la presidencia.

Es de llamar la atención que aun cuando en la propia Constitución se especifica en el artículo transitorio cuarto de la propia Contra Reforma que “el Estado definirá el modelo contractual que mejor convenga para maximizar los ingresos de la Nación.”, lo cual termina sin ser verdad cuando los criterios usados desde la propia SHCP para licitar estos campos donde la parte correspondiente de la Renta para el Estado es ínfima: 5% del valor de la regalía adicional (mayor al 3.1% solicitado por Hacienda), fue el monto ofrecido por el consorcio franco estadounidense que ganó el área 2. Cabe señalar que de las 8 áreas licitadas en la Ronda 1.4, la asignada a Exxon Mobil y Total es la que ofrece un menor valor de regalía adicional al Estado mexicano.

Implicaciones geopolíticas
Desde un punto de vista más allá de lo fiscal y económico, la entrada de Exxon Mobil a la parte mexicana del Golfo de México en la Licitación 4 de la Ronda Uno mediante la adjudicación de esta área contractual tiene implicaciones muy importantes, pues dentro de la política internacional de la actual administración estadounidense, la “revolución energética”, constituye el factor de impulso para el mantenimiento del poder y la aspiración estadounidense a mantener su hegemonía y seguir siendo competitiva frente a potencias rivales.

Esto no es asunto menor pues en este contexto, destacan los reacomodos geopolíticos de EU que constituyen un giro de 180 grados respecto a su política exterior y no sólo frente a la administración de Obama, sino desde la guerra fría. Es una ruptura del paradigma anterior como lo muestra el acercamiento de Trump y muchos de sus colaboradores a Rusia, enemigo histórico de EU y sus aliados, con el que ahora se vislumbra la posibilidad de cooperación económica. Es por ello que encuentra a cada paso numerosos obstáculos resultantes de las propias inercias y creencias enquistadas en el establishment de los Estados Unidos, lo cual le ha provocado a Trump fuertes tensiones con sus opositores y el tener que prescindir de algunos de esos colaboradores acusados de mantener nexos con el gobierno ruso desde antes de ganar la elección, sin mencionar de la versión de los demócratas que aspira a justificar su derrota electoral mediante un supuesto ataque cibernético de los rusos en favor de Trump y contra su candidata.

Otro cambio paradigmático en la geoestrategia internacional de Trump tiene que ver con México. Hasta el gobierno de Obama, México era considerado como socio en la integración económica, proveedor fiable de energía: petroleo y electricidad y un fiel consumidor e importador de productos estadounidenses, desde alimentos básicos hasta tecnología. En la actualidad, para el gobierno de Trump México posee un carácter ambivalente. Por un lado, se le ve como el causante de todos los males que aquejan a EU (migración ilegal, fuga de empleos, déficit comercial), visión derivada de un análisis superficial, dogmático, oportunista y racista pero a la vez diseñado para avanzar en los intereses de EU, aprovechando su posición de poder en la asimétrica relación bilateral. Por el otro, México sigue siendo parte importante en el proyecto de integración de América del Norte, particularmente en materia energética, ya que le permite acceder a los recursos mexicanos, a sus mercados, terrenos y a su territorio usado como trampolín para que sus corporaciones se extiendan también a Centroamérica primero y hasta Sudamérica después.

El proyecto energético constituye un pilar para mantenerse como una potencia (Power-house) a través de la integración que en los hechos no es más que la subordinación al control estadounidense de nuestros recursos y hasta del territorio para su propio beneficio, seguridad energética y hasta seguridad nacional, generando de este modo una dependencia artificial e innecesaria en muchos sentidos, que vulnera la soberanía mexicana y nos coloca en franca desventaja ante el poder estadounidense.

En esa misma lógica depredadora que busca garantizar la seguridad energética y por consecuencia la seguridad nacional estadounidense, el petróleo es un arma más de su arsenal y que no durarán en usar. Es por ello que antes de posibles alianzas con Rusia en materia energética para realizar proyectos de exploración y producción de hidrocarburos en Siberia, o en el Ártico, en colaboración con alguna empresa como Rostneft. Es el Golfo de México el que está en la mira de Washington; por ello no es casual que Rex Tillerson, el CEO de Exxon Mobil hasta 2016 sea el Secretario de Estado de Trump.

La política exterior estadounidense históricamente ha sido una y la misma sin importar qué partido gobierna, es esta agenda bipartidista la que a pesar de la retórica oficial antimexicana de la administración de Trump es apoyada por los mismos grupos económicos que trabajan en torno a la propuesta de integración de América del Norte como si nada pasara.

Por ello es importante tener en cuenta la hostilidad de la administración de Trump hacia México como un factor que incrementa peligrosamente los riesgos de la seguridad energética mexicana ante la posibilidad de embargos o represalias haciendo uso de nuestra dependencia energética.