A 49 AÑOS DE LA MASACRE EN TLATELOLCO ¡LA LUCHA ESTUDIANTIL SIGUE VIGENTE!

Daniel Vázquez

1968 un puñado de jóvenes sueña con democracia, con libertad, con justicia. Todo inicia una mañana un grupo de ellos se reúne para celebrar un partido de americano, una antigua rivalidad UNAM vs IPN, de repente una anotación la euforia que sólo los jóvenes sienten por un partido los domina, comienza la pelea pronto hay más de 50 jóvenes, estudiantes que sólo querían derrochar su pasión, de repente un grupo de policías irrumpe, las cosas de pronto se salen de control los uniformados golpean a algunos y arrestan a otros, una violencia desmesurada para lo que ocurría una pelea por un deporte sólo eso.

De pronto los jóvenes que vivieron esa escena se reúnen en sus escuelas y llaman a marchar contra la violencia, de pronto pasadas unas semanas esa riña se convierte en algo más, miles de jóvenes ven en esa desmesurada violencia la catarsis, una válvula de escape ante el desempleo, la reciente decadencia de un país que un día se veía imponente en el horizonte, pero en los recientes años se había convertido en represor de cualquier manifestación, la crisis se asomaba ya por aquellos años, el crecimiento se desaceleró y el descontento comenzó a crecer. Mientras el gobierno reprimía todas las manifestaciones, los jóvenes, con un ímpetu que sólo la juventud experimenta y los viejos desconocen, tomaron la batuta. De pronto los golpes, las tanquetas, los bloqueos y las detenciones ya no apagaban el fuego, lo propagaban. Los jóvenes comenzaban a entender su papel en el país ese 1968, el año de las olimpiadas.

Mientras las manifestaciones crecían y más sectores se sumaban, el gobierno ya no presumía su país ante el mundo, de pronto no querían hablar de las olimpiadas, de pronto México era un búnker de la información. El 2 de octubre una marcha convocada por el CNH culmina en Tlatelolco, la plaza de las tres culturas un lugar concebido para resaltar la interculturalidad y la mescolanza entre el mundo prehispánico, la colonia y el mundo moderno es testigo del mitin donde se reúnen los simpatizantes del CNH, todo parece normal hasta la desviación desde la calle Madero que desde hace meses no permite pasar al zócalo de la ciudad.

Una luz verde ilumina el cielo, luego una roja y con ese color quedaría recordado el 2 de octubre.

100 muertos es la cifra oficial, un periódico inglés publica que fueron más de 300 y más de 1000 heridos (hombres, mujeres y un niño de 12 años). 49 años han pasado desde aquel 2 de octubre ¿Qué ha cambiado? Las mismas tácticas de represión se observan hoy día en calles de diferentes estados del país y son los jóvenes quienes aún se enfrentan a la autoridad y siguen siendo ellos quienes pagan. Son jóvenes quienes siguen abarrotando las calles, son jóvenes los que llenan la lista de desaparecidos, los jóvenes llenan los albergues y centros de acopio y son ellos quienes encabezan los decesos de los últimos 11 años en la guerra contra el narcotráfico.

Hoy día las nuevas generaciones sienten como suya esa fecha, dicen “nos masacraron a pesar de tener sólo 20 años”, los jóvenes tienen en sus manos el futuro de la nación y son ellos quienes deben asumir su deber histórico en México y tal vez un día una nueva generación se vea motivada por aquellos jóvenes que un día se atrevieron a decir “no nos moveremos, no nos moverán, no nos intimidan, queremos un cambio”; un día tal vez nazca una generación de jóvenes con el mismo sueño hambrientos de un cambio, hambrientos por hacer historia y tal vez se atrevan a lograrlo.

A 49 años del 2 de octubre decimos
¡Venceremos!

Anuncios

EL AGUA DERECHO HUMANO BÁSICO

Eduardo Hernández

El acceso a agua potable es un derecho humano básico, sin embargo, las transnacionales se han ido apropiando del agua que, de bien público común, ha pasado a ser una mercancía susceptible de ser comercializada.

México es un país pobre en agua dulce, puesto que la disponibilidad per cápita de este recurso representa menos dela mitad de la media mundial. El problema se ha visto exacerbado por la contaminación de ríos y la constante baja del nivel freático del suelo, consecuencia de la invasión inmobiliaria y urbanizadora, en las grandes ciudades y concentrándose la mayor acumulación de edificios y grandes centros comerciales en la Ciudad de México.

De acuerdo a datos oficiales, dados a conocer por la SEMARNAT en el documento “El medio ambiente en México 2013-2014” y con cifras de la Conagua “los valores nacionales per cápita pueden enmascarar situaciones de estrés hídrico a nivel regional. Mientras que la región Aguas del Valle de México tenía en 2012 una disponibilidad de apenas 153 m3 por habitante al año, la región Frontera Sur registraba 22 185 m3, es decir, una disponibilidad 145 veces mayor (Mapa 6.1.1.2). Considerando a las regiones hidrológico-administrativas con disponibilidades clasificadas como muy bajas, resulta que más de 66.39 millones de habitantes (cerca del 56.71% de la población nacional) se encontraban en 2012 en situación de estrés hídrico”.

CRISIS DEL AGUA EN LA CIUDAD DE MÉXICO
Los gobernantes actuales de la Ciudad de México prolongan la crisis de agua hacia el siglo XXI, tal como si no se hubiera aprendido nada de los errores del pasado, los servidores públicos como Miguel Ángel Mancera y Ramón Aguirre director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) continúan empecinados en privatizar el agua, siguen aplicando el modelo económico del neoliberalismo.

Esta crisis se ha agudizado por la mala planeación del desarrollo urbano, mayor número de habitantes, construcción indiscriminada de torres departamentales, grandes edificios, mega-centros y plazas comerciales, que sobreexplotan el acuífero de la ciudad por el alto consumo de agua potable que realizan, aunado a este acuciante problema la privatización del agua en la Ciudad de México, se ha impuesto por la vía de los hechos, concesionando los servicios de:

a).- Organización y control del padrón de usuarios
b).-Toma de lectura del medidor (medición)
c).- Impresión de facturas o boletas
d).- Cobro del consumo de agua
e).- Saneamiento y tratamiento de aguas residuales
f).- Sectorización de la red de agua potable, en 330 cuadrantes o sectores

Antes del pasado sismo del 19/09/2017, 1,300,000 personas repartidas por toda la ciudad no tenían agua potable en sus viviendas y poco más de 1,500,000 no la recibían de manera regular, hoy esa cifra ha aumentado. Y cerca de un millón y medio de habitantes concentrados tan sólo en la delegación Iztapalapa aumentan las cifras (La jornada; “Crisis de agua afecta a casi 75% de Iztapalapa”: domingo, 24 sept 2017).

Tal vez la verdadera tragedia de esta crisis, sea el efecto sobre la vida cotidiana de las poblaciones pobres que sufren el peso de las enfermedades relacionadas con el agua, viviendo en lugares contaminados y a menudo peligrosos, luchando por conseguir una educación para sus hijos, por ganarse la vida y por solventar sus necesidades básicas como la alimentación.

EL ABORTO UN NEGOCIO RENTABLE

Sarahí Gutiérrez Ramírez

Históricamente el aborto ha constituido un problema de salud pública y justicia social, ya que se desarrolla en un contexto de violencia, restricción y persecución. Actualmente el aborto se continúa practicando en condiciones de riesgo y clandestinidad, al respecto la OMS reporta que se realizan cerca de 22 millones de abortos peligrosos en el mundo, mientras que Conapo señala que el aborto es la tercera causa de muerte entre las mujeres embarazadas.

Pese a que desde hace 10 años en la CDMX se aprobó una reforma en la asamblea legislativa para la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de manera voluntaria, es una realidad que no todas las mujeres tienen acceso a este servicio porque el aborto está regulado según el código penal de cada estado, basándose en las siguientes 8 causales:

  1. El embarazo es producto de una violación.
  2. El aborto es provocado por accidente.
  3. La valoración médica indica que el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer.
  4. El feto tiene malformaciones genéticas.
  5. La continuación del embarazo provocaría un grave daño a la salud de la mujer.
  6. El embarazo es producto de una inseminación artificial sin consentimiento.
  7. Por razones económicas y ser madre de tres hijos.
  8. Por libre decisión de la mujer hasta las 12 semanas de gestación.

Las tres primeras causales son aceptadas en la mayoría de los estados, mientras que el resto varía según la entidad, por ejemplo: en Querétaro y Guanajuato el aborto sólo se permite bajo la causal 1, a diferencia de la Ciudad de México en donde es posible realizar la interrupción de forma voluntaria. Por lo tanto, la restricción y negación de este servicio, empuja a todas las mujeres del interior de la república a trasladarse a la Ciudad de México para poder interrumpir su embarazo, o bien recurrir a procedimientos clandestinos e inseguros debido a la falta de recursos económicos, esto a consecuencia de la vulnerabilidad social, marginación y pobreza en la que se encuentran.

Tan sólo en la CDMX existen únicamente 13 centros de salud que realizan la Interrupción Legal del Embarazo de manera gratuita, por ende, la insuficiencia de cobertura de este servicio conlleva al surgimiento de un servicio privado. Actualmente existen alrededor de 40 clínicas privadas operando en este servicio, lo cual ha implicado un interés económico que es necesario revisar, en vez de utilizar  la interrupción legal del embarazo como un derecho de salud pública y una herramienta que ayude al empoderamiento y apropiación de los cuerpos de las mujeres, para la industria privada se ha vuelto una prioridad aumentar las ganancias y  los números de procedimientos atendidos por día, con la apariencia de un servicio que promueve el bienestar y la libre elección  de las mujeres.

El ámbito privado, incluso la sociedad civil se mueven bajo una lógica capitalista, que busca obtener ganancias lucrando con la salud y el cuerpo de las mujeres, lo cierto es que en la actualidad el aborto representa un negocio rentable para la burguesía, el estigma y el restringido acceso a este servicio de forma libre y gratuita en toda el país tiene como consecuencia el elevado número de clínicas con precios que oscilan desde los 1500 hasta los 6000 pesos, incluso más, según la clínica o el número de semanas de gestación, lo cual resulta inaccesible para muchas mujeres trabajadoras con salarios mínimos.

Un ejemplo de ello es la clínica Mexfam, la cual se maneja bajo la premisa de construir bienestar social, sin embargo su mayor interés no son los derechos ni el bienestar de las mujeres, se ha centrado únicamente en incrementar los números de usuarias que acuden a tomar este servicio y a dejado de lado la calidad y calidez de su servicio.

La realidad es que el estado tiene la obligación de poner a disposición de todas las mujeres sin importar  la posición económica, raza o religión, el  servicio de salud sexual y reproductiva en cada una de las entidades federativas y garantizar una educación sexual que apueste a la prevención de embarazos no deseados, facilitar el uso de métodos de planificación familiar y promover el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, es su deber poner al alcance de todas las mujeres el aborto de forma gratuita, libre y segura.

CintilloRosas

 

Luchar, Vencer!